Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 13 de Diciembre 2018


Frase Cabecera 245px

Correccion Agustin Laje Grande

victimismo 2

Escribe: Agustín Laje.- Los arquetipos definen, para la sociedad, modos deseables de ser, haciendo las veces de puntos de referencia a partir de los cuales demarcamos un modelo de hombre al que imitar.

Los arquetipos son, desde luego, plurales y a menudo chocan entre ellos. No obstante, algunos siempre dominan y, en éstos precisamente, es posible rastrear condiciones materiales e ideales que estructuran a una sociedad dada.

Los arquetipos del héroe y del santo, propios del feudalismo cristiano, hablan por ejemplo a las claras del impacto de las invasiones, del lugar que en aquella sociedad ocupaba la aventura y la religión, y del complejo entramado de relaciones sociales que se tejían con el objeto de encontrar seguridad. Que la épica y la hagiografía hayan sido los modos más importantes de concebir el relato histórico en la Edad Media no es, en este sentido, una casualidad.

Leer más...

hombre golpeado

Escribe: Agustín Laje.- Hoy se vuelve a marchar bajo la consigna #NiUnaMenos, a la cual se ha agregado un nuevo eslogan que resuena cada vez con mayor fuerza: “Nos están matando”. Pero el recorte del fenómeno de la violencia por los bordes del género no puede sino ocultar toda su complejidad, aquella que, de otra manera, podría poner también en evidencia que “a los hombres también nos están matando”.

En el año 2014 —los datos más actualizados de que disponemos— en Argentina se cometieron 3.269 asesinatos, de los cuales el 83,60% corresponde a hombres asesinados (2733 hombres), y el 16,40% a mujeres asesinadas (536 mujeres).

Estos números guardan especial elocuencia. Los hombres, indudablemente, tienen mayor propensión que las mujeres a ser asesinados en nuestras sociedades: en concreto, tienen casi 8 veces más posibilidades de ser víctimas de un homicidio que las mujeres.

Leer más...

amalia granata periodista 696x555

Escribe: Agustín Laje.- Una buena remake es aquella que, al ser vista por quienes ya conocen la película, logra seducirlos como si nunca la hubieran visto antes. Conocen el guion, pero las escenas los sorprenden como si lo ignoraran; una mezcla de tecnología de vanguardia y actores de moda logran hacer de un clásico, una novedad.

Esto que en el mundo del cine ocurre a menudo, no es ajeno al mundo de la política. Viejas ideas se sacuden el polvo, se maquillan un poco, y vuelven a la carga para imponer lógicas ya conocidas por todos pero que, en virtud del disfraz de turno, se vislumbran novedosas.

Tal es la suerte que está corriendo el feminismo de nuestros tiempos. La categoría del género, tan cara a sus enunciaciones teóricas contemporáneas, está funcionando políticamente como la categoría de clase en las izquierdas ya pasadas de moda: sirve a los fines no tanto de explicar el mundo, sino de transformarlo, parafraseando la undécima tesis de Marx sobre Feuerbach.

En efecto, bajo las condiciones materiales del capitalismo industrial, la centralidad del obrero como clase social revolucionaria era la médula de aquella izquierda. Pero Marx, que tanto había escrito sobre la venidera revolución, poco había dicho sobre su concreta realización política. Tal tarea recayó sobre Lenin que, como es sabido, priorizó para ello el rol de la vanguardia: un grupo de iluminados cuyos esfuerzos debían concentrarse en indicarle a la clase obrera cuáles eran sus “intereses de clase”.

Leer más...

abortion

Escribe: Agustín Laje (Argentina).- La razón abortista es, en rigor, muy poco razonable. Y es que lo razonable en una discusión seria sobre el aborto, en el marco de una sociedad que considere a la vida humana como primer derecho humano, estribaría en determinar en qué momento empieza la vida humana como tal. En efecto, si la vida es un bien que hemos de proteger, nuestro conocimiento sobre ella debería ser tan riguroso como fuera posible.

Pero semejante debate, en el marco de una sociedad moderna, merecería ser dado fundamentalmente por las ciencias que se ocupan de estudiar las condiciones naturales del ser humano. Los increíbles avances científicos y tecnológicos las hacen a ellas las candidatas más indicadas a la hora de brindar conocimiento riguroso al respecto.

Leer más...

drdrrrddddr

Escribe: Agustín Laje (Argentina).- En los 60, el malestar era moneda corriente en las izquierdas que procuraban desplegar una política radical en aquellos lugares del mundo que ya habían ingresado en la llamada “fase avanzada del capitalismo”. Y había, al menos, tres motivos para ello.

Primero, la clase obrera había sido integrada al sistema de mercado tras el sustancial aumento de riqueza que trajo la denominada “época de oro del capitalismo”. Segundo, en el proceso de trabajo, la energía mental pasó a ocupar un lugar cada vez más destacado en detrimento de la energía física, lo que afectó a la clase obrera en términos de cantidad, cohesión e identidad. Tercero, la propiedad se separó de la administración, lo que hizo que la estratificación social, lejos de simplificarse, se volviera más compleja.

De tal suerte, las esperanzas del advenimiento socialista se derrumbaban allí donde, conforme al marxismo clásico, debería llegar más rápido: en el mundo capitalista avanzado. Lo que se veía era exactamente lo contrario: socialismo en sociedades que ni siquiera se habían industrializado, como la cubana.

Pero la crisis de la izquierda pasaba, además, por otro lado. Stalin había muerto hacía no mucho, Khrushchev lo había condenado públicamente en 1956, y sus monstruosos crímenes ya eran tan patentes para todos que mirar para el costado no siempre era posible. La Unión Soviética, después de unas cuantas décadas de socialismo real, no se parecía al “reino de la libertad” que preanunciaba Marx; en rigor de verdad, parecía todo lo contrario.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *