Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 23 de Noviembre 2017


Frase Cabecera 245px

Correccion Agustin Laje Grande

deagoberta

Escribe: Agustín Laje.- La historia no podía terminar de otra manera. Se trata, en efecto, de lo que ocurre año tras año con el Encuentro Nacional de Mujeres: ciudades destruidas, propiedad pública y privada estropeada, y hombres y mujeres agredidos por estas militantes feministas que, cubiertas por la hegemonía de un discurso ideológico que las coloca en el inamovible lugar de “víctimas”, se autolegitiman para hacer de la violencia el núcleo de su praxis política por donde pasan.


Pareciera, pues, que debemos pedir permiso para efectuar una crítica severa, como la que realmente hace falta, contra estos sectores políticos radicalizados. ¿Los dictámenes de la corrección política nos habilitan a hacer un juicio crítico para con ellos? Difícilmente; pero en el contexto actual, es necesario subvertir los límites del correctivismo político, siempre bien dispuestos a señalar a quién se debe criticar y a quién no.

 

La postal de la ciudad de Rosario tras las marchas del Encuentro Nacional de Mujeres es francamente patética. Los destrozos más importantes se dieron en el centro. Paredes de edificios públicos y privados completamente arruinadas por las violentas pintadas de estos grupos: “Abortá al macho”, “Machete al machote”, “Muerte al macho”, “Muerte a la yuta”, “Somos malas podemos ser peores”, “Soy feminazi”, “Abortá la heterosexualidad”, “La Virgen María quería abortar”, “Jesús no existe, María abortó”, son algunos ejemplos. A eso hay que agregar vidrios reventados por doquier, varias Iglesias atacadas, incendios con bombas molotov y, a esta altura ya un clásico: excremento humano utilizado a los efectos de ensuciar la ciudad.


Pero no sólo fue un ataque contra edificios; numerosas personas fueron violentamente agredidas por grupos feministas. Una familia que salía de rezar de una Iglesia de Pellegrini, por citar un caso, recibió duros golpes, por no hablar de los que recibieron aquellos que se animaron a orar en las escalinatas de la Catedral: a algunos incluso se les aplicó pintura en aerosol directo en sus ojos.


Las chicas “Autoconvocadas” (católicas que concurren a los talleres del Encuentro para fijar su posición) fueron también duramente agredidas. ¿La razón? No defender el aborto. Un caso —entre tantos— es el de Meme Moscoso, quien ha comentado que en uno de los talleres las militantes feministas le dijeron “vos no sos mujer, vos sos enemiga de la mujer, hasta que nosotras no podamos abortas vos no vas a poder hablar”. Es decir, para el feminismo ser o no mujer depende de la posición político-ideológica que se tenga; una lógica claramente totalitaria que no sólo deslegitima, sino que incluso desnaturaliza a las mujeres que opinan distinto.

Leer más...

medico Villar C

Escribe: Agustín Laje.- Un médico encuentra a un delincuente invadiendo su propiedad, queriendo llevarse su automóvil. El médico es amenazado. Le golpean la cabeza con un culatazo de una pistola calibre 16. No es la primera vez que lo asaltan: es la enésima vez. Jamás el Estado le proveyó Justicia. El delincuente no sabe bien cómo manejar el vehículo. El médico busca una pistola y acaba con la vida de su atacante. La sociedad queda moralmente desconcertada frente al hecho: el ladrón pasa a ser la víctima, el médico pasa a ser el victimario. Al menos eso es lo que los medios de comunicación, en su mayoría, enseñan.
El caso evidencia la metástasis ideológica que ha hecho en nuestra sociedad el marxismo cultural. Sí; marxismo cultural. Es decir, un marxismo que abandona la definición economicista de sus sujetos revolucionarios y las traslada sobre superficies culturales. Un marxismo que ya no define los sujetos por su relación con los medios de producción; se definen, para el neomarxismo, por su relación cultural desviante respecto del orden vigente.
Veamos muy sencillamente cómo opera esta lógica respecto de los delincuentes. La clave está en un análisis colectivista de la situación. Se dirá, pues, que un delincuente, en rigor de verdad, no es victimario toda vez que antes fue “víctima”. ¿Víctima de quién? Pues de la “sociedad”, esa entidad metafísica, esa abstracción que, arrebatándole toda posibilidad de llevar una vida decente, lo empujó a la delincuencia. Evidente ficción colectivista que anula cualquier margen de volición individual.

Leer más...

ssbaffi
Escribe: Agustín Laje.- El maniqueísmo y la política han guardado siempre un estrecho vínculo. Y es que tal vez no exista mayor muestra de la magnitud de un poder hegemónico que su capacidad para determinar, de modo tajante, certero e inexorable para todos, aquello que se encuentra dentro de la dimensión del “bien” respecto de aquello otro que ocupa el lugar del “mal”.

Valga este comentario inicial para advertir que el maniqueísmo, llevado al terreno de las personalidades políticas, se traduce en ángeles y demonios. Los unos, incuestionables, insospechables, incorruptibles; los otros, chivos expiatorios todo-terreno, depositarios de todo aquello que es maldito y perverso.

Hebe de Bonafini ha ocupado en esta lógica, relato de por medio, el lugar angelical de la historia. Hace algunas horas, tras el pedido de detención de Hebe después de que ésta faltara por segunda vez a su llamado a declarar en la causa Sueños Compartidos, los medios de comunicación, los políticos y los periodistas, se mostraron incapaces de pronunciar cualquier análisis sin antes cubrirse con una extensa introducción al estilo de “…no quiero desmerecer el trabajo por los Derechos Humanos de Hebe, pero…”, o “…entiendo el dolor de una madre que ha perdido a sus hijos, pero….”, o “…se trata de la más importante dirigente humanitaria del país, pero…”

Leer más...

14625560444672

Escribe: Agustín Laje.- La corrupción kirchnerista ha adquirido una dimensión de espectacularidad, en el sentido más literal posible. Como suele ocurrir con los exitosos culebrones a menudo importados, los argentinos “la miramos por TV”, esperando siempre ansiosos, casi como una expresión del más curioso masoquismo social, el próximo capítulo que promete ser, valga la redundancia, todavía más “espectacular”.
Bolsos tan cargados de dinero que hay que pesarlos para saber cuántas divisas contienen. “Valijeros” que dicen y se desdicen, que pasan por programas de política y del espectáculo, como si se tratara de lo mismo. Lavadores de dinero que preguntan desafiantes “¿querías show?”, para luego pedir perdón desde la prisión. Filmaciones de gente contando más de cinco millones de dólares en “La Rosadita”. En el video aparecen, entre otros, Martín Báez, Pérez Gadín y el esposo de una vedette. Lázaro Báez termina preso y procesado por quedarse con algunos (varios) millones de dólares de la obra pública. Los hijos del preso, dubitativos, sugieren por ahora tímidamente que la “jefa” de la banda era la propia Cristina. Y algo no menos importante: que el Juez que tiene la causa se paseaba por Olivos.

Leer más...

1584adrid

Escribe: Agustín Laje.- Hay dictaduras que no se institucionalizan; que no necesitan del recurso de la fuerza en altas magnitudes para mantener a la sociedad sumida en sus dictados. El filósofo marxista Antonio Gramsci ya decía que el Estado era hegemonía acorazada con coerción, y cuanto más consolidada la hegemonía, menos necesidad de coerción. De ahí que podamos llamar “micro-dictaduras” a estos regímenes que han logrado altísimos niveles de hegemonía y que, por lo tanto, no permiten a los ciudadanos sacar los pies deles, sino también represivas-estatales (el caso de INADI, brillantemente desenmascarado por Cristian Iturralde, es ejemplo arquetípico de la policía del pensamiento hegemónico).
Valgan estos comentarios iniciales para situar el presente artículo en un contexto de dominación hegemónica de un progresismo hipócrita, dispuesto a tolerar sólo lo que comulga ideológicamente con sus postulados, y encarnizado con demonizar, deformar y censurar aquello que puede resquebrajar su dominación política. En efecto, es ese progresismo el que ha entronizado a la ideología feminista como algo automáticamente deseable y aprobable por el grueso de una sociedad que desconoce, en la mayoría absoluta de los casos, qué cuernos es el feminismo y su propuesta político-ideológica. Sucede que en contextos de alta dominación hegemónica la gente gusta de hablar sobre lo que no conoce y, peor todavía, defenderlo como si lo conociera.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *