Buscar en LA ABEJA:

Martes, 16 de Octubre 2018


Frase Cabecera 245px

000528305W 1280x640

Escribe: José Romero.- En el Perú nada nos debe sorprender y la calma “chicha” puede ser preámbulo de una tormenta de alcances insospechados. ¿Alguien lo duda?

Hace una semana un periodista muy amigo de los gobiernos de turno hizo una pregunta que al parecer no fue respondida cómo él y alguien más esperaban.

Keiko Fujimori ha dicho que tenía dos alternativas, mentir o decir la verdad, y ella eligió decir la verdad. ¿Acaso esperaban que mintiera para ponerla en evidencia como una “ruin mentirosa”? ¿Quién ha quedado cómo tal?

Minutos después siguieron una serie de declaraciones del Presidente Vizcarra y de su Primer Ministro, contradictorias y hasta risibles (¿se habían olvidado de las citas con la lideresa de Fuerza Popular?).

Pero hay una pregunta que el entrevistador debería contestar, ¿fue una celada porque se quería primeras planas y un posterior alboroto que taparan las conclusiones plasmadas en el Informe de la Comisión Lava Jato que desde el día lunes se vienen discutiendo en el seno de esa comisión congresal?

Aquellos, entre los que me incluyo, que esperábamos a un “presidente” trabajador y dialogante nos equivocamos, lamentablemente. ¿Qué enorme distancia entre el discurso de marzo y los discursos que viene diciendo en su recorrido por el Perú? ¿Para qué? ¿Para anunciar obras o buenas nuevas para las regiones que visita? Una vez más tenemos que decir que lamentablemente no. Preso de no sé qué miedos, el Presidente Vizcarra esparce odio y mentiras mientras cada día su gobierno se parece más a “la cuenta sueldo de un banco local”. Nada, nada, nada. Ningún resultado positivo que mostrar, máxime que el mismo se ha encargado de reconocer que es la continuación del gobierno del cuestionadísimo PPK. Lamentable que sea así cuando el Perú entero hubiera querido que sea un gobierno que deslindara tajantemente con la ineficiencia y corrupción.

Lo que estamos viendo en estas semanas ya lo hemos visto en el pasado. Incluso una importante celebración como el octogésimo noveno aniversario de la Reincorporación de Tacna al seno del Perú fue manchada con gritos destemplados. “Yo no me chupo” gritó para la masa (¿se chupó en diciembre del 2017?). Cuidado con jugar con fuego. La masa que hoy le aplaude señor Presidente, mañana podría darle la espalda. No juegue con las bajas pasiones ni pida sangre de nadie. Pida justicia y responda ante ella por los casos que el diario Expreso ha puesto en evidencia.

Señor Presidente tampoco use la presencia de los altos mandos de las Fuerzas Armadas para mostrar fortaleza donde solo parece haber un flan sin cuajar.

Señor Vizcarra, dice que sus propuestas de reforma del Sistema Judicial y Política son una muestra de su lucha contra la delincuencia y narcotráfico. Ojalá lo fuera; sin embargo ¿por qué mejor no nos muestra resultados en el VRAEM, tierra liberada ocupada por el narcoterrorismo con la complicidad de quienes desde la sociedad y el Estado trabajan para que así sea.

Señor Presidente, está claro que el Perú requiere obras pero para ello usted necesita un verdadero líder en la Presidencia del Consejo de Ministros y un verdadero gabinete de “lujo” y no uno que parece gemelo de los de su antecesor. Basta de premiar a incapaces probados. El amiguismo es mal consejero. Y mucho cuidado con cambiar “mocos por babas”. Un servil odiador no es garantía de nada sino mire cómo terminaron a quiénes se sometió genuflexo pidiendo “luces verdes”.

Presidente Vizcarra, el Perú requiere que su ministra de Salud combata exitosamente la anemia que sufre el 46 % de nuestros niños en vez de estar entregando hormonas a hombres disfrazados de mujeres. Urge que no vuelva a morir un solo peruano por el frío mientras la ejecución presupuestal de inversiones de los diferentes sectores muestra paupérrimos avances.

Señor Vizcarra, libérese de las cadenas de odio que lo atan a ciertos personajes que nunca han ganado una elección popular pero siguen gobernando el Perú desde el Paniaguato. Qué oscuros intereses nos sigan engañando con el cuento de la “libertad de expresión” ahora que no viven de la publicidad estatal. Un millón de soles diarios se dilapidaron en los últimos años mientras cientos de peruanos siguen viviendo entre escombros en el Valle del Colca y decenas de miles en carpas y casas de cartón en el Norte del Perú. Indígnese por ello pero sobre todo ¡TRABAJE!

Cuidado con los consejos de las arpías y de algunos asesores, de oficio o remunerados sabe Dios con qué recursos, que buscan quizás su caída para tomar por asalto la Casa de Pizarro. No se deje llevar de las narices por quienes tiemblan ante una inminente cárcel por sus delitos.

¡Señor Presidente, el Perú está primero!

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *