Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 22 de Febrero 2018


Frase Cabecera 245px

14407491 948176278624898 1820419734 n

Escribe: Raúl Rivera.- A inicios de la década de 1950, el cine animado peruano comenzaba a dar sus primeros pasos. Gracias al empeño de Rafael Seminario Quiroga, un hábil y experimentado dibujante periodístico limeño, nuestro país había producido ya Sorpresas limeñas (1952), breve cinta que abre el largo período en que primaría la producción de tipo publicitario en el cine de animación local. Las labores de Seminario como animador no se limitarían a cumplir con encargos locales, llegando a producir publicidad animada, para diversas marcas comerciales, destinada a su difusión en otros países de Latinoamérica. Pero tras aquellos primeros años, en que Seminario coparía la oferta de producción animada nacional, las cosas empezarían a cambiar con la llegada en 1955 de un creador argentino, Jorge Caro.


En un momento en que los publicistas locales comenzaban a advertir el potencial del cine animado para la oferta y promoción de bienes y servicios, Caro arriba al Perú, adaptándose rápidamente al nuevo medio. Su país tenía ya una bien asentada tradición como productor de cine animado que se enraizaba en el trabajo del gran Quirino Cristiani, el ítalo-argentino que hiciera en 1917 el primer largometraje animado de la historia, El Apóstol. El propio Caro había ya trabajado en el rubro en Buenos Aires al lado de otro gran realizador activo desde los cuarenta, José Burone Bruché, en la casa Cinepa, dando luego vida, a inicios de los cincuenta, a la vizcacha Plácido en una serie de tres películas cortas, trabajadas en un estilo moderno, muy afín a los desenfadados dibujos de la compañía Warner.

 

Caro sería traído a Lima por otro argentino, José “Pepe” Zalnerovich, quien ya trabajaba en el medio publicitario para la compañía Grant. Juntos emprenderían el proyecto de hacer animaciones para las emergentes agencias de publicidad que, por esos años, comenzaban ya a tener una importante presencia en nuestro medio. Ambos personajes fundarían Estudios Sur, en los que echarían mano de un seleccionado personal local (entre los que se contaban personajes como Manuel Jiménez o Bobby Larrabure) y aprovecharían la infraestructura y equipos de una productora de cine que alguna vez se propusiera, sin lograrlo, desarrollar el eterno sueño de industrializar el cine peruano: Estudios Roselló. Los métodos de trabajo de Caro eran bastante artesanales. En un país sin tradición alguna en la producción animada se hubo de improvisar todo. Las animaciones las hacía en su propio departamento, ubicado en Miraflores: Usaba la mesa de vidrio de su comedor como tablero de dibujo y fijaba con chinches los acetatos que serían luego fotografiados, cuadro por cuadro, en cámara de cine.


De acuerdo a lo que se desprende de las crónicas periodísticas de la época, las animaciones de los argentinos tuvieron una gran acogida de parte de público y de crítica, demostrando la gran eficacia del novedoso medio de la animación en la promoción comercial. Así, alternando con la exitosa actividad de Seminario, Caro empezaría cosechando éxitos, prosiguiendo en la producción de animaciones para cine, el medio al cual, desde un principio, habían estado destinadas. No se tiene un registro del total de producciones hechas por este pionero, pero se sabe de dos de ellas, producidas en 1955: Así da gusto, realizada en febrero y El Rey come como un Rey, de octubre. De la primera, producida por intermedio de Publicidad Grant Advertising Inc., por encargo de la firma Ferreyros y Cía., promocionando la marca de aceite Crisol, se sabe que, aparte de Caro y Zalnerovich, participaron los dibujantes nacionales Luis Castro, Dante Piaggio y José Valencia, haciéndose cargo de la narración Carlos Curonisy. La cinta fue estrenada en marzo en la casa Nizzola y Cía., conservándose aún fotos periodísticas de algunos fotogramas de la misma. De El Rey come como un Rey se cuenta actualmente con mayores datos, procedentes en algunos casos de la prensa, pero, sobre todo, del archivo personal de la familia de Caro. De una duración de dos minutos y medio, el corto fue encargado a Publicidad Lowder por la fábrica nacional de fideos Nicolini. Fue estrenado en octubre de 1955 en un amplio circuito de salas limeñas, que incluía a los cines Tacna, Orrantia, Drive In, Metro, Biarritz, entre otros.


Su argumento relataba la historia de un monarca inapetente que es, finalmente, seducido por el exquisito sabor de unos fideos, gracias a la hábil y decidida intervención de una pequeña niña, Cristina. La narración y producción musical estarían a cargo del creativo Pedrín Chispa y los Hermanos Ponce, mientras que composición del tema de fondo correría por cuenta del popular Mario Cavagnaro. Si bien no se cuenta con el registro sonoro original, sí se conoce la letra y la música gracias a los familiares de Caro. Junto a este importante documento, se conservan también las fotografías de un acetato y de tres tiras de fotogramas procedentes del film original que, de paso, constituyen el registro visual directo más antiguo que se tiene de película animada peruana alguna.


Pasando el tiempo, la probable mayor presión en la demanda de dibujos animados había vuelto insuficiente la disponibilidad de recursos humanos en nuestro medio. Esto, unido al particular individualismo de los dibujantes peruanos, obligarían a Caro a requerir de mano de obra argentina. Éste fue el método de trabajo que adoptaría en adelante. Los pliegos de dibujos, una vez terminados éstos por los animadores profesionales contratados en Buenos Aires, eran enviados regularmente a Lima por correo aéreo. Sin embargo, como era de esperarse, esta modalidad de trabajo se volvería demasiado engorrosa. No se podía coordinar con un grupo humano a la distancia de una manera adecuada y, probablemente, eso sería la causa principal de retrasos y/o complicaciones en los procesos de producción.


Aparentemente, el realizador argentino tampoco llegó a adaptarse a los esquemas o ritmos de trabajo de la entonces incipiente televisión peruana, para la que Rafael Seminario realizaría las primeras producciones animadas en 1959. Lo cierto es que, a comienzos de la década del sesenta, luego de varios años de permanencia en nuestro país, emprendería el camino de regreso a la Argentina, para no volver más. El trabajo de Caro en Lima no se limitó a sus producciones comerciales en dibujos animados.


Como hábil artista que era, también participó con sus caricaturas en una revista humorística “Pedrín Chispa”, hizo dibujo publicitario (Destacando la tira cómica “Plusita y Plusito” para la empresa de lácteos Plusa) y llegó a montar en 1958 lo que se considera la primera exposición sobre cine animado hecha en nuestro país, un evento donde se pudo apreciar materiales y equipos diversos usados en los procesos de realización de dibujos animados y que, entre otras cosas, contribuiría a formar la vocación de un gran animador peruano: Félix Nakamura.
En Argentina se reintegraría al medio cinematográfico local, formando sociedad con otro ex empleado de los estudios Burone Bruché, Ubaldo Galuppo. Así, continuaría durante años sus actividades habituales en la animación y la publicidad, campos en los que tendría siempre un gran reconocimiento y en los que permanecería hasta su sensible fallecimiento, ocurrido en 1990.


(*) El autor expresa su agradecimiento a Leonor Caro, hija de Jorge N. Caro, por las facilidades y el material inédito proporcionados para la elaboración de la presente nota.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *