Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 20 de Noviembre 2017


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Contraeluca

LUCIANO REVOREDO entrevista a JULIO LOREDO DE IZCUE

Don Julio Loredo es autor de un libro fundamental: "TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN: un salvavidas de plomo para los pobres", a su paso por Lima tuvo la gentileza de conceder una entrevista para La Abeja. Aquí un extracto de la misma.

Existe un resurgimiento de la teología de la liberación
Existe, sí. Un poco más en la propaganda que en los hechos reales. Pero muchas veces la percepción es la realidad. Hay un esfuerzo propagandístico por mostrar ese ese crecimiento ese resurgimiento. Pero también se va dando en la realidad, porque muchas veces la propaganda va amoldando las mentalidades. Se quiere impulsar esta doctrina que estaba muerta.

Le pediría que usted la defina. ¿Qué es la Teología de la Liberación?
Me baso en las palabras de ellos. El fundador, el creador de esta tendencia, aunque es un título simplista porque es un fenómeno mucho más amplio. Pero vamos a convenir en esos términos, el fundador es el padre Gustavo Gutiérrez Merino, sacerdote peruano. En su libro de ese título precisamente, “Una teología de la liberación” publicado en 1971 en lima. Habla de un empeño, en el proceso político revolucionario. No es un estudio, es un empeño, un compromiso con un proceso político revolucionario. Ese proceso puede cambiar de fisonomía, época o lugar, pero lo que ellos consideran teología de la liberación es meterse en esos procesos y ser protagonistas de esos procesos.

Y dónde queda esa definición de una teología de los pobres, por los pobres y para los pobres...
El propio padre Gutiérrez, en su libro que ya hemos mencionado, que es su tesis de doctorado en la Facultad Jesuita de Lyon en Francia y por lo tanto es un libro denso, no es un panfleto... pues ahí explica que la Teología de la Liberación hay que verla a la luz del multisecular proceso de liberación que comienza con la crisis del medioevo y el comienzo del proceso de modernidad, se trata de una secuencia de liberaciones, por ejemplo Descartes, que nos plantea una liberación de la realidad, que no tengo certeza que lo que veo es la realidad. Eso es una liberación para Gutiérrez, uno se libera negando esa realidad y construyéndose la propia. Es un proceso histórico que viene desde esa época, por eso no se puede ver la Teología de la Liberación con la visión estrecha de definirla como una corriente que nace en América Latina por los pobres, es reduccionismo que ni ellos aceptan. Ellos mismos ponen su escuela en un panorama muy vasto de una liberación histórica que viene de siglos atrás y camina a nuevas liberaciones...

Es decir que la base de la Teología de la Liberación no sería un pensamiento latinoamericano...
No. Absolutamente no. La base no. La aplicación sí. En mi estudio de la historia de la teología moderna he podido establecer que se puede ver claramente una genealogía de la Teología de la Liberación desde sus raíces. Lineal, directa, perfecta. De las varias herejías y errores modernos del catolicismo liberal del siglo XIX, al modernismo del fin de siglo XIX y comienzos del siglo XX, a la llamada Nouvelle Teologie de los años 30, 40, 50, hasta la Teología de la Liberación. Por lo tanto sus fundamentos doctrinarios, teológicos, eclesiológicos, son claramente europeos.

Curiosamente cada uno de los eslabones de esta cadena genealógica que usted establece son doctrinas condenadas...Lamennnais, Le Sillon...
Absolutamente, todas estas doctrinas, todas, han sido condenadas y no por un Papa, sino por toda la secuencia de Papas de los dos últimos siglos.

... Y en su momento también fue condenada la Teología de la Liberación...
Exactamente, esto fue en 1984, con la Instrucción Pastoral Libertatis Nuntius firmada por el Cardenal Ratzinger cuando era Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que depende personal y directamente del Papa. Todos los documentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe son aprobados directa y personalmente por el Papa.

Y estaba claro que Juan Pablo II coincidía plenamente con esta condena, porque hubo varios gestos suyos, en la práctica, que la ratificaron...
Podemos decir que con su pontificado empiezan a cambiar los vientos, para usar una metáfora. Ya en su intervención en Puebla, México, no obstante que los teólogos de la liberación han intentado manipular sus palabras, es evidente que su intención es ya cortarle las alas a la Teología de la Liberación. Basta leer su discurso inaugural.
Poco después vino la condena del entonces Padre Leonardo Boff, hoy apóstata, ya que dejó los hábitos sin haber recibido dispensa, especialmente su libro Eclesiogénesis, él también fue condenado a un año de silencio.
El propio padre Gutiérrez fue objeto de una investigación por parte de la Congragación para la Doctrina de la Fe, hubo tratativas muy difíciles entre el Vaticano, él y la Conferencia Episcopal. Eran los días del Cardenal Vargas Alzamora, y se llegó con el Padre Gutiérrez a un compromiso. Él tuvo que hacer un prólogo muy largo, que se titula Mirar lejos, en el que medio que se retracta y medio no, en todo caso es muy resbaloso. Pero lo cierto es que fue investigado y obligado a escribir esto

El anterior Prefecto de la Congragación para la Doctrina de la Fe era amigo del Padre Gutiérrez, han trabajado juntos y pareciera que había una reivindicación...

El Cardenal Muller es una persona que viene del ambiente académico alemán, es un gran teólogo, un hombre brillante, se ha distinguido mucho por su defensa de la familia, contra el sector progresista liderado por el Cardenal Kasper, alemán también él. En ese sentido el Cardenal Muller merece todo mi respeto. Su defensa de la familia ha sido tremenda. Ahora, yo concuerdo plenamente con un comentario que hizo nuestro Cardenal Juan Luis Cipriani “yo lo respeto mucho a Muller por su inteligencia y capacidad, sólo le diría que sea un poco menos ingenuo”. Esto porque él venía mucho al Perú, venía todos los años para hacer “experiencias pastorales” en la sierra bajo la influencia del Padre Gutiérrez y también daba cursos. Y tenía la ingenuidad que las soluciones de izquierda eran válidas... Una ingenuidad que lo lleva a decir cosas que pueden ser un poco chocantes para nosotros los peruanos. Por ejemplo en el primer capítulo de su libro “Iglesia pobre para los pobres” él justifica la toma de la embajada japonesa por el MRTA como el grito de los pobres. Su ingenuidad llega a ser peligrosa

Esta ingenuidad que a veces es muy propia de los alemanes pero que Ratzinger nunca la tuvo...
Usted ha dado en el clavo, yo me estaba yendo por las ramas, pero es verdad, es a veces algo típico de los alemanes. La diferencia es que Ratzinger es bávaro, de un pueblo que es frontera con Austria. Por eso no tiene la mentalidad prusiana...

Vamos a un tema un poco más profundo. Usted ha dicho que lo que hacía Ratzinger en la Congregación para la doctrina de la fe iba de la mano con el Papa Juan Pablo II. Debemos suponer que los actos de Muller eran también acogidos y aprobados por el Papa Francisco. ¿Él es también un entusiasta con la Teología de la liberación?
Monseñor Bergoglio, después Cardenal, después Papa Francisco, no pertenece a la corriente de la Teología de la Liberación.
Él pertenece a una variante argentina que se llama Teología del Pueblo, algunos la llaman populista, que tiene un desarrollo paralelo pero no acepta ciertos postulados de la Teología de la Liberación, hablamos por ejemplo del marxismo y la lucha de clases, pero peca de algunos errores que son la esencia de su Teología, que es el igualitarismo. Y en el aspecto populista exaltan la figura de Haya de la Torre, Juan Domingo Perón y Getulio Vargas. Estas eran corrientes revolucionarias que surgieron contra la sociedad tradicional para imponer una cultura popular.
Este populismo tiene sus vertientes de izquierda y de derecha, todo el mundo sabe que Monseñor Bergoglio en su juventud fue militante de las Milicias Peronistas, de la Guardia Juvenil, que era el ala derecha. Así era, pero compartían con la izquierda el populismo.

Por otro lado, permítame ampliar un poco el tema, es evidente que hay una crisis en la iglesia y la gente está cada vez menos cercana a una vida espiritual
Yo lo plantearía al revés, la gente busca una respuesta espiritual, pero las religiones en general y en particular la Iglesia Católica no se la dan. Por eso el auge de las sectas protestantes. Esto no es nuevo, recordemos a los hippies, rechazaban el mundo burgués y se entregaban al rock, las drogas, el orientalismo, pero en el fondo lo que había en esta respuesta equivocada era una auténtica búsqueda de espiritualidad...

¿Esto es un fruto del Concilio Vaticano II?
No. Es anterior. Ya en los años 20 o 30 se veía venir. La gente quería un cristianismo militante, combativo, se cantaba himnos como Tú Reinarás, se estaba por el reinado social de Cristo, pero ya había algunos obispos que decían que eso no se condecía con el catolicismo. Entonces había que estar en la sacristía rezando el rosario. Rezar el rosario es magnífico, lo más hermoso, pero no había que abandonar el otro frente, lo que en su momento planteaba la Acción Católica. Lo que representa el joven Plinio Correa de Oliveira en esos años en Brasil. Pero también entran posiciones sociológicas. Los jóvenes no querían eso.
Analice usted algo muy simple y actual. ¿Qué seminarios están llenos y qué seminarios están vacíos? Están llenos los que conservan la estructura tradicional y están vacíos los que se han adaptado a los tiempos...

Mencionó usted a la Acción Católica de lo que podríamos llamr los “buenos tiempos”. Pero en su libro “Teología de la liberación, un salvavidas de plomo para los pobres”, también la menciona y como en determinado momento se da vuelta y se convierte en un agente importante para la Teología de la Liberación...
Mire, la herejía modernista de fines del siglo XIX y principios del XX, fue condenada por el Papa San Pío X, condenación renovada por su sucesor Benedicto XV, la llamó la síntesis de todas las herejías. Al ser condenados se ocultan en una sociedad secreta, que es conocida por algunos autores como la masonería católica, el propio San Pío X la llama Liga Clandestina. Ellos deciden mantenerse ocultos, haciendo un trabajo secreto, esperando su momento. Esto que le digo está perfectamente documentado.
Cuando Pío XI reorganiza el laicado en 1927 con la moderna Acción Católica, los neo modernistas que trabajaban subterráneamente, ven la oportunidad para lanzarse y la infiltran en muchos sectores.
Comenzaron a trabajar desde dentro de la Acción Católica. De esta infiltración nacen dos corrientes, una más religiosa o más eclesiástica que se llamó el Liturgicismo. Estos son los que ya en esa época comienzan con los cambios litúrgicos, por ejemplo las primeras Misas versus popolo, es decir con el cura no de cara a Dios sino al pueblo, no vienen del Concilio, ya eran celebradas en las células de Acción Católica en los años 30, o misas con todos sentados en el suelo, consagrando pan y vino en un vaso cualquiera, eso que nos parece ahora lo más progresista del mundo ya se usaba en los círculos pequeños, en las células de acción Católica en los años 30.
La otra corriente es la de acción social. Se inicia en la Acción Católica obrera y universitaria y conlleva a un proceso de izquierdización que lleva a varios sectores de la Acción Católica a unirse al comunismo. Esto ya en los años 60 o 70. El caso típico es el Perú. Tenemos la UNEC (Unión Nacional de Estudiantes Católicos) cuyo capellán era Gustavo Gutiérrez, de la UNEC sale la izquierda cristiana, de ella sale el Comité de Acción Revolucionaria, que ya era extrema izquierda y que por ejemplo apoyaron a Velasco. En Brasil había la JUC (Juventud Católica), que se convierte en Acción Popular, que se convierte en Acción Pupolar Marxista Leninista y que termina uniéndose al Partido Comunista de Brasil.

¿Y ha encontrado usted algún vínculo o relación entre estos orígenes de la Teología de la Liberación y los movimientos terroristas en el Perú?
Los propios teólogos de la liberación consideran que su escuela no es tanto un estudio como una práxis, lo que como sabemos es un término marxista. Incluso ellos no dicen “estudiar teología”, dicen “hacer teología”. Desde siempre, desde los 60s hubo gente ya alineada a esta escuela que llegó a la lucha armada. Por ejemplo un grupo de latinoamericanos que estaban en Lovaina en la época que estaba allà el Padre Gutiérrez estudiando. Y de allí salió Camilo Torres, de allí salió el Ejército de Liberación Nacional de Colombia, el ELN, toda la cúpula del ELN eran curas apóstatas. Lo mismo se da con sectores guerrilleros en otros países, por ejemplo el MIR en Chile a fin de los 60s, llegó a temer tanto apoyo eclesiástico que ocultaban las armas en los sagrarios. Vamos a los Tupamaros en Uruguay, tuvieron apoyo de los sectores extremos de la Teología de la Liberación. En argentina había la guerrilla del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) y la guerrilla de los Montoneros, que tenían apoyo católico.
En el Perú, hay una entrevista a Lory Berenson del año 2011 donde dice el MRTA y otros movimientos insurreccionales de masas, no sé si esta es una referencia a Sendero, nacieron a la luz de la Teología de la Liberación.
En Nicaragua, la guerrilla Sandinista, más de la mitad de ellos provenían de las comunidades eclesiales de base inspiradas por la Teología de la Liberación.
Entonces, la participación de católicos en las insurrecciones, en las guerrillas y hasta en el terrorismo, si bien es fragmentaria, si uno ve un panorama general, no es poca.

Y ahora están reciclados y en otras “teologías”, la teología negra, indígena, ecologista...
Exactamente, ellos asumen como criterio fundamental de todos sus análisis la dialéctica. La lucha, que ya es en sí misma anticatólica. La doctrina social-católica se basa en la fraternidad, la unión, la organicidad. Las clases sociales deben tratarse armónicamente, la gente debe convivir en paz. Ellos parten de un principio opuesto que es la dialéctica. Su lenguaje es típicamente marxista y plantean las diferencias sobre todo en la propiedad como origen de la alienación. Por eso su “liberación” es económica, política, rumbo al comunismo.
Lo que plantea el marxismo es que como la igualdad y la libertad absolutas no van a venir por si solas hay que quebrar la mentalidad del hombre tradicional y crear el nuevo hombre socialista.

Pero esto es lo clásico, que no mantiene total vigencia entre los marxistas...
Así es, ya en los años 20 los marxistas más inteligentes, como Antonio Gramsci o los de la escuela de Frankfurt, que pasó a Francia y estados Unidos, ya en esa época decían: queremos hacer la revolución, la libertad y la igualdad completa. Lo que hay que cambiar es la cultura y lanzan la idea de la revolución cultural, que consiste en buscar cualquier foco de contestación revolucionaria, en cualquier campo y apoyarlo, envenenarlo y aumentarlo. Muy usado hoy en día es la revolución sexual, esto viene desde los años 30, con Wilhem Reich, que plantea que para que haya la revolución comunista tenemos que favorecer la revolución sexual. Gramsci decía, por su parte, que era inútil tomar el poder sin tomar la cultura, entonces comencemos por tomar la cultura. Tomemos la escuela, el poder judicial... y hoy en Italia por ejemplo todos los jueces son de izquierda.
Cuando cayó el comunismo soviético, el comunismo político, ellos retomaron la idea de la revolución cultural. Esto es algo que analiza perfectamente el Padre Gutiérrez, apoyando la revolución cultural.
Los mismos teólogos de la liberación en el año 88 hacen un Congreso Internacional en nueva York, en la sede de la orden de Maryknoll, cuyo tema era como dejar de lado el marxismo político, el tema detrás era como asumir la revolución cultural.
Se trata de buscar espacios de contestación, tomarlos y explotarlos. Así surgen teologías indigenistas, negras, ecologistas, feministas, esto último es muy serio, hay grupos de monjas que se rebelan contra el Vaticano y contra la doctrina porque ya están a favor de temas como el aborto...

Y se puede decir que detrás de todas estas máscaras de la teología revolucionaria hay una inteligencia o cada una va por su lado
Cada una va por su lado, pero después hay organizaciones que coordinan y encaminan a ciertos fines estos esfuerzos, es evidente q ue no es posible que tanta gente en tantos lugares haga lo mismo sin ninguna coordinación.

Finalmente, cómo ve usted el futuro de esta Teología de la Liberación tan reciclada y disfrazada
Yo digo que para quienes conocen esta corriente teológica, su resurrección causa aprehensión, doble, por la Iglesia y por la patria. Por la Iglesia, porque si aplicamos todos los postulados de la Teología de la Liberación de la Iglesia no queda piedra sobre piedra. Y si la aplicamos en la sociedad, del país no queda piedra sobre piedra.
Felizmente hay una reacción, es evidente y la Iglesia se defiende. Los obispos africanos son una gran esperanza. En el mundo son miles de sacerdotes que han reaccionado por ejemplo en defensa de la familia ante las propuestas que llegaron al Sínodo de la Familia. La situación política también ha cambiado dramáticamente. La Teología de la Liberación apoyaba el bolivarianismo. Pero todo eso se está cayendo a pedazos. Gracias a Dios el panorama está cambiando. Hay signos de esperanza.

En conclusión, la Iglesia de Cristo es incompatible con la iglesia de la Teología de la Liberación...
Absolutamente...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *