Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 18 de Julio 2018


Frase Cabecera 245px

Cab 001

hammelin

Escribe: Percy Hartley.- Sigamos con los cuentos alemanes. A orillas del río Weser en Baja Sajonia , el que también baña las riveras de Bremen y muy cerquita de dos bellas ciudades que tengo siempre en el corazón, Bad Oeynhausen y Rinteln, donde pasé al lado de mi amada Nane gratísimos momentos con entrañables amistades ahora y en cada estadía desde hace casi ya venticinco años, encontramos otra ciudad-cuento de la pluma de los consagrados Hermanos Grimm, totalmente viva y llena de nostalgia, absolutamente comprometida con su pasado y famosa por su encantador flautista. Nada más y nada menos que Hameln ( para nosotros Hamelín ). Sí señores. La ciudad también existe. El cuento y la ciudad son reales.

Y por cierto, el verdadero nombre del cuento sería para nosotros algo tosco y por eso creo que lo romantizaron al traducirlo: “ Der Rattenfänger von Hameln “ se traduciría como “ El cazador de ratas de Hamelín “ que cuenta la historia de una misteriosa desgracia sucedida verdaderamente en Alemania a consecuencia de una peste de ratas.

Mitad leyenda, mitad realidad, la ciudad de Hamelín en 1284 estaba infestada de ratas. A cambio de una recompensa, un enigmático y desconocido flautista empezó a tocar su flauta y se las llevó con su música. El flautista se dirigió con toda la plaga hacia el río Weser donde fueron ahogadas. Y cual triste realidad, el hombre volvió al pueblo a reclamar su recompensa, pero los pueblerinos se negaron a pagarle. El día de San Juan Bautista, volvió para vengarse, tocando su mágica flauta, llevándose a todos los niños del pueblo hasta una cueva donde desaparecieron. Nunca más se les volvió a ver. Solo un niño cojo que no los pudo seguir por no poder caminar bien, uno sordo, que solo los siguió por curiosidad, y otro ciego, que no podía ver hacia donde los llevaban sobrevivieron y contaron el fatídico hecho.

Leer más...

bremen

Escribe: Percy Hartley.- Alemania tiene entre sus muchas virtudes, la de ser la cuna de muchos famosos escritores de cuentos infantiles notables, como los Hermanos Grimm. Sin duda alguna la inocencia y admiración por lo maravilloso está impregnada en el alma de todo alemán, lo que a la vez los hace fuertes, amantes del orden, de la perfección y de la verdad. Sumada al valor de la verdadera Fe y a su espíritu guerrero, esta bendita tierra es aún sinónimo de las cosas bien hechas.

Y es precisamente de los Hermanos Grimm, autores también de La Cenicienta o El Gato con Botas, una simpática historia que nos remonta a la pintoresca ciudad libre hanseática de Bremen, donde por un momento parece haberse detenido el tiempo en la Edad Media y se enaltece el espíritu en la contemplación de su arquitectura y grandeza.

Los peruanos somos recibidos con especial amabilidad en este cuento medieval hecho ciudad. No cabe duda que la gente es muy futbolera y los fans del Werder Bremen tienen una admiración innegable por su histórico jugador y goleador peruano. Las semblanzas andan en todos sus corazones y bien por él y por nuestro alicaído balompié. Tengo que reconocerle el mérito, decir peruano aquí es sinónimo de ya somos amigos.

Majestuosa como pocas, la plaza del mercado, que a diferencia del concepto español es la más importante en una ciudad, es la que a mi entender mejor resume el alma alemana y la lleva a un éxtasis de gloria. La imponente estatua de Roland y su espada justiciera Durandal, reposada en el carolingio escudo del Sacro Imperio Romano Germánico, el de las águilas bicéfalas, nos lleva al amado medioevo y nos habla de su grandeza. Su Catedral con torres puntiagudas, típicas de la arquitectura religiosa germánica está dedicada al Apóstol San Pedro y por eso la ciudad adquirió como escudo las llaves en fondo rojo.

Leer más...

shangai

Escribe: Percy Hartley.- Tenía el grato pendiente de retomar mis impresiones sobre la deslumbrante ciudad de Shanghái, el puerto más importante de Zhong Guó o los Países Centrales, verdadero nombre traducido de China, pues el que conocemos no sería otra cosa que un vocablo occidental que literalmente evoca al “ País de Q´in o Q´ina “ como empezó a llamarse desde Marco Polo. Y en esta segunda entrega lo hago no para hablar de sus enormes rascacielos con restaurantes de vista panorámica, su puerto interminable o su agitado y emblemático Centro Financiero. Es verdad que todo ello impresiona, pero no tanto como lo que me pareció un concepto arquitectónico de ensueño: el Jardín Yuyuan, también conocido como Yu Gardens, ubicado en la zona norte de la ciudad , cerca de la antigua muralla.


Cuenta una antigua y muy bonita historia que fue diseñado y construido durante la dinastía Ming, entre los años 1559 y 1577. Un funcionario de nombre Pan Yunduan, impresionado con la Ciudad Prohibida y la monumental Beijing, quiso que sus padres, los que por su avanzada edad no iban a poder conocer los Jardines Imperiales, pudieran tener el privilegio de disfrutar de una suerte de réplica de esa maravillosa experiencia visual y contemplación armoniosa de arquitectura y naturaleza además de ofrecerlo como residencia al Emperador al visitar esas tierras.


Lamentablemente tuvo un período de olvido y descuido al caer la familia en bancarrota pero su esplendor fue recuperado en el Siglo XVIII al ser adquirido por un grupo de comerciantes. Ya en el Siglo XX, una parte del jardín fue convertido en bazares por las autoridades de la ciudad, además de convenientemente restaurado.

 

Camino a Yu Gardens se atraviesa una calle muy pintoresca donde abundan detalles de cabezas de dragones dorados, lo que le da un toque marcial y pomposo, totalmente contrastante con el mercado adyacente, cuyo pórtico me hizo inmediatamente recordar a nuestro querido Capón y Mercado

 

Central. En realidad, el concepto muy similar. Ya pasando esas dos primeras calles, parece que uno llegara a las puertas del paraíso, en versión china. El decorado de los dinteles y pérgolas, los detalles de grandeza artística y recurrencia de enchapes en madera y tonos dorados, esa mezcla de lo geométrico y marcial que concluye en techos de varios niveles con ese inconfundible estilo oriental que es complementado con un alero grande cuyo borde, especialmente en las puntas, se encorva hacia arriba y sus inigualables baldosines de porcelana, matizando piedra tallada con seres mitológicos, delicia indescriptible a la vista y al alma, me dejó varios minutos anonadado.


Ir ingresando a la callecita donde las tiendas llenan la vista con sus abanicos, muñequitas con vestidos de seda, telas coloridas , pagodas y guerreros Xi´an de terracota en miniatura y toda clase de recuerdos y baratijas, es para recorrerlas despacio y contemplar la grandeza en los detalles, tanto de los escaparates tan surtidos, como los espacios urbanísticos tan acorde con los tiempos modernos pero adelantados a su tiempo, pues Yu Gardens es hoy lo que los arquitectos y economistas denominarían un B.I.D. es decir un Building Development Center, al mejor estilo de Times Square u otras capitales cosmopolitas del mundo. Ya pasando la zona de comercios, cuidadosamente enchapados sobre colores rojizos y trazos en relieve de historias míticas chinas, como la del Dragón y el Faisán (por fin entendí lo que significaba Lung Fung , nombre de un elegante chifa limeño ) te van conduciendo a la gloria: La placita, donde destacan la casa de té con el puente de las nueve esquinas en zigzag, para ponérsela difícil ( dicen ellos ) a los malos espíritus.

Leer más...

chinaaa1

Escribe: Percy Hartley.- Era en pleno julio y la temperatura ya estaba a treinta y cinco grados al rayar el alba. Esa fue mi primera impresión al despertar en Shanghai, donde había arribado algunas horas antes, con el jetlag propio del día al revés. Interminable viaje de trece más nueve horas, vía Los Angeles, sueño pendiente desde niño leyendo a Julio Verne y presente siempre unbedingt en mi check list de la ruta de Phileas Fogg, que ansiaba algún día conocer. Y la oportunidad llegó hace algo más de dos años cuando fui invitado a visitar unas fábricas y realizar exposiciones sobre oportunidades de negocios en el Perú para unos clientes asiáticos. En una oficina de representación y negocios para Latinoamérica en Los Angeles, en la previa escala, me hicieron tres recomendaciones: Uno, nunca preguntes qué estás comiendo. Dos: Nunca te sirvas azúcar en el té y Tres: Nunca dejes de sonreir. Ah y si no sabes usar palitos chinos para comer, empecemos a entrenar, hasta poder coger un maní.

 

Al llegar me esperaba mi chofer y guía chinese-english-speaker ya que no había de otra, un tipo super vivo y gentil, al que empecé a seguir pero perdí de vista por un momento, lo que me produjo una inmediata sensación de inseguridad y casi pánico porque por donde volteaba eran todos igualitos y según yo habían más de veinte Gu Xin, nombre de mi ahora buen amigo chino. Y nadie hablaba inglés, mucho menos español y todos los letreros en chino, hasta lo de los baños. Felizmente regresó y me encontró. Claro no era tan difícil para él.

 

Shanghai y sus treinticinco millones de chinitos, todos igualitos, es moderna, limpia y algo ordenada pese al tráfico, por momentos tremendo y con gran similitud al limeño. Tiene un aire a Sao Paulo y Nueva York, pero lo moderno de su arquitectura y sobretodo, la forma de sus edificaciones de estilo oriental la hacen única e incomparable. El centro financiero es verdaderamente de lujo, haciendo olvidar que en realidad se trata de un país gobernado por una cúpula comunista y el Estado omnipresente en todas las actividades privadas, con cambios y ajustes a lo largo de los años y crecimiento exponencial en su comercio.

 

Y el primer impacto vino cuando abrí mi laptop tratando de ver mis correos en Gmail o Google. Por supuesto, no pude acceder. No lograba entender cómo un hotel de lujo no tenía acceso a internet así que baje a la Recepción donde una amable chinita me explicó que no había problemas de señal en el hotel… a menos que Usted pretenda entrar a Gmail o Google, lo que será imposible. Y claro, tendría que obtener un permiso especial y una serie de barreras burocráticas incomprensibles en nuestra realidad liberal occidental.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *