Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 15 de Noviembre 2018


Frase Cabecera 245px

Padre Heral

Escribe: Percy Hartley.-

Algo se muere en el alma, cuando un amigo se va,

Cuando un amigo se va, algo se muere en el alma, cuando un amigo se va
Y va dejando una huella que no se puede borrar.

No te vayas todavía, no te vayas por favor
no te vayas todavía que hasta la guitarra mía
llora cuando dice adiós.

Un pañuelo de silencio a la hora de partir,

A la hora de partir, un pañuelo de silencio, a la hora de partir

Porque hay palabras que hieren y no se deben decir.

No te vayas todavía...

El barco se hace pequeño cuando se aleja en el mar,

Cuando se aleja en el mar, el barco se hace pequeño, cuando se aleja en el mar.

Y cuando se va perdiendo, que grande es la soledad.

No te vayas todavía...

Ese vacío que deja , el amigo que se va

El amigo que se va, ese vacío que deja, el amigo que se va,
es como un pozo sin fondo, que no se vuelve a llenar.

No te vayas todavía, no te vayas por favor
no te vayas todavía que hasta la guitarra mía
llora cuando dice adiós.

( Música popular andaluza, puede escucharse en youtube )

Una de las más bellas piezas de la música española es en particular esta inspirada y nostálgica sevillana que el día de hoy se la dedico con el corazón partido y el alma en parte muerta, como dice el sensible poeta que la compuso y quizá en parecida circunstancia tuvo una inspiración semejante a la que hoy tengo y la dedicó a la ausencia eterna un ser muy querido, como lo hago yo ahora con el venerable Padre Juan Carlos Casté, E.P.

Natural de Buenos Aires, Argentina, el Padre Casté era licenciado en Teología por la Gregoriana, y doctorado por la Pontificia Universidad de Medellín. Miembro de los Heraldos del Evangelio y de la Sociedad de Vida Apostólica Virgo Flos Carmeli, desarrolló su ministerio sacerdotal en España, Perú, Guatemala y Colombia. Ha fallecido en Madrid aproximadamente un mes atrás a los 68 años de edad y enterrado vecino al Eremo de Camarenilla, Toledo.

Esta es solo una reseña para la historia. Juan Carlos era un hombre admirable y virtuoso, valiosamente apostólico, fiel al magisterio y Escrituras, hacedor de homilías precisas para comprender parábolas y pasajes , luchador de fe incesante, amante de la verdad e intolerante ante la injusticia, confesor amable, proclamador del evangelio, comprensivo de la acción de la gracia, sanador de enfermos del alma, fervoroso con los sacramentos, visor del Reino de María , amigo de los amigos y gran conversador, conocedor de la historia como pocos, medievalista, totalmente afrancesado en gustos y sabores, gran catador de pisco, apasionado de nuestra comida y dulces criollos pero sobretodo, muy pero muy argentino. Tu recuerdo como tu alma estará siempre viva.

Miles de anécdotas y recuerdos. En alguna oportunidad conversando con él, afablemente como siempre y con café de por medio, le hice una pregunta que hizo que sus ojos saltaran y movieran hasta las gafas. Le digo, si sería factible, teológica o canónicamente, recibir nuevamente el Sacramento de la Confirmación, pues sería tan maravilloso poder sentir nuevamente toda esa gasolina espiritual que tan bien hace al alma.

Reposado y sereno como siempre era, pero muy culto, me explicó todos los motivos por que no era legítimo y además cuales eran los auxilios paralelos de la gracia para conservar o “volver a abastecerse “de esa gasolina. Recuerdo ese “fatinho “como se dice en portugués, como mucha alegría y el mensaje final era rezar y rezar para que venga esa nueva Pentecostés cada vez que fuera necesario.

Admiraba el Perú y por supuesto, nuestras costumbres, música, sabores y limeñísima vida. Con certeza se sentía como en casa. Los últimos dos años los pasó en Bogotá cumpliendo su labor apostólica. Por motivos laborales pude visitarlo varias veces y siempre me pedía que le llevara algo nuevo, desde turrón de Doña Pepa hasta Pisco, el que cataba con sabiduría al igual que vinos y licores. La última vez que nos vimos, fue en una parrillada en la casa hacienda de un común amigo, Luis Daniel Merizalde, en las afueras de Bogotá. Y fue un día largo y feliz. ¡Qué recuerdos!

Ya con las dolencias propias de cáncer pasó sus últimos días en Madrid con la esperanza de sobrellevar un tratamiento que finalmente no pudo superar y falleció con el auxilio de los Sacramentos y con el alma puesta en Dios. Nosotros, los que lo lloramos a mares, solo nos consuela el saber que brilla para él la luz eterna y que intercederá por nosotros cada vez que lo pidamos.

A manera de despedida, cuento que por esos misterios de Dios ( Acts of God como literalmente dicen los gringos ) pude rezarle y visitar sus restos así como estar en la Misa de Mes personalmente en Toledo. Venía de un largo vuelo Hamburgo-Barcelona-Madrid y en esta ciudad no me pude embarcar de retorno a Lima, inexplicablemente, sino hasta dos días después.

Lo tomé como una señal de la Providencia que había que considerar, una oportunidad única de ir a Toledo con todo dispuesto como si los ángeles estuvieran abriendo el mar rojo para que todo fluya de esa manera.

Y pues, querido Juan Carlos, me partiste el alma pero te pude cantar bajito esa sevillana en tu delante y de rodillas, me hiciste llorar hasta el final pero también comprender como en tus homilías que hay que tener confianza y siempre salir adelante en las dificultades y pruebas porque Dios todo lo puede.

El vacío que dejaste es como un pozo sin fondo que no podrá volverse a llenar. Un pañuelo de silencio despide tu partir porque has dejado una huella que no se puede borrar y ahora que te hemos perdido, qué grande es la soledad.

No te vayas todavía, no te vayas por favor, no te vayas todavía, porque la guitarra mía llora cuando dice adiós...

Requiem aeternam dona ei Domine et lux perpetua luceat ei. Requiescat in pace.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *