Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 15 de Noviembre 2018


Frase Cabecera 245px

0013270682
Escribe: Dardo López-Dolz.- La libertad es elemento definitorio de la humanidad como especie. La libertad supone respeto, no necesariamente a las ideas ajenas, racionalmente no me es posible respetar una idea que incluye un atentado contra mi propia libertad, en cambio, es absolutamente coherente respetar el derecho del otro a pensar distinto.

En el ejercicio de la libertad, el ser humano tiene todo el derecho a no hacer algo porque no le gusta, en tanto no afecte la vida, la salud, la libertad o el goce del otro o su familia del fruto acumulado de su esfuerzo. La ley existe justamente para definir con claridad estos límites y proveer instrumentos para su adecuado resguardo.

Pero no se puede invadir la libertad ajena, declarándose "anti" tal o cual actitud, afecto u afición ajena, simplemente porque no la comparto, no la entiendo o me disgusta, buscando que le prohiban hacerlo. Esa es la semilla de la violencia extremista que sacude al mundo. Te castigo o te mato porque no me gusta lo que haces o porque no haces lo que me gusta. El extremismo islámico mata como expresión de esa creencia errada en el derecho a prohibir o castigar lo que no le gusta o no entiende.

Cuando he enunciado estas ideas en alguna conversación, hubo quienes apelaron a valoraciones morales, sin darse cuenta, que al hacerlo validan la secuencia de pensamiento que, desde su perspectiva moral, lleva al extremismo islámico a actuar de la forma que actúa.

Las cosas no son malas porque mi Dios las prohíba, es el comportamiento en contra del ser humano inocente el que repugna, incluidos claro está los actos en contra del derecho nacido de la libertad humana. Este razonamiento subyace incluso en la mayor parte (no conozco todas) de religiones que no predican una respuesta violenta fuera de sus fronteras confesionales.

La afirmación aquí desarrollada, diáfana para muchos, a la luz de las sangrientas consecuencias de su no observancia por el fanatismo político o religioso, parece perder claridad cuando apelamos a cosas más mundanas, donde las mismas personas ceden a la inclinación irracional a ¨desaprobar¨ conductas, manifestaciones culturales o aficiones, que no están sujetas a su derecho a aprobarlas o no, en tanto no afecta vidas humanas.

Una versión ligeramente más moderada de la actitud descrita en el tercer párrafo de este texto es la tendencia contemporánea (respaldada por una eficaz estrategia e inversión mediática) a calificar peyorativamente a quienes, incluso mayoritariamente, discrepan de gustos y atracciones que les son ajenos. En aras de la intolerancia, los otrora no tolerados, se tornan agresivos intolerantes de la mayoría, buscando erróneamente arrinconarlos frente al qué dirán deliberadamente construido, emulando la Inquisición que dicen aborrecer.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *