Buscar en LA ABEJA:

Martes, 24 de Abril 2018


Frase Cabecera 245px

Col Dario Enriquez

LA ABEJA 023 Dario Enriquez El marxismo cultural y su Papa negro Antonio Gramsci

Escribe: Darío Enríquez.- Estamos siendo testigos y partícipes, a estas alturas del siglo XXI, de tiempos convulsionados donde la confusión reina y las ideas totalitarias vuelven con fuerza sobre las bases definidas por un fenómeno denominado “marxismo cultural”. El marxismo clásico fue la doctrina fundamental en la emergencia, construcción y desarrollo del Comunismo desde el triunfo de la revolución de octubre en 1917 hasta la caída del muro de Berlín en 1989 y la desintegración por implosión de la Unión Soviética en 1991, ícono del Socialismo Real en el siglo XX.

El intelectual y político italiano Antonio Gramsci, fundador del partido comunista italiano en 1921, es considerado el máximo exponente y pionero de esta otra tendencia marxista que ha permitido que las ideas de barbado amigo de Engels se reciclen en una posmodernidad que dejó atrás el fallido fin de la historia de Fukuyama. De hecho -ante las evidencias tiránicas de la Rusia comunista- el euro-comunismo asumió rápidamente las ideas de Gramsci, cumpliéndose lo dicho por Ludwig Von Mises, que no se atreverían y tampoco se le permitiría en Europa occidental instalar un modelo despreciable como el del Stalinismo. Aunque alcanzaron cierta figuración, estos euro-comunistas nunca llegaron al poder en el siglo XX y apenas compartieron como socios menores algunos gobiernos social-demócratas. Sin embargo, lo que si lograron tal vez sin quererlo ni planearlo, es alimentar una suerte de síntesis entre sus enemigos, el llamado “Consenso Social-demócrata” en virtud del cual, hasta las derechas europeas se convirtieron en estatistas

Este neo-marxismo desde 1990 reaparece con nuevas fuerzas y nuevos vientos en la disputa por la hegemonía cultural que -según las nuevas ideas gramscianas- es fundamental para poder aspirar a una verdadera y sólida revolución. Muchos marxistas clásicos logran reciclarse a través del marxismo cultural, incluso sin ser advertidos y hasta sin advertirlo ellos mismos ni su entorno. Según Gramsci, antes de la revolución política y armada, debe realizarse una revolución cultural que haga sostenible el proceso de control político, social y militar. Así, identifica tres elementos fundamentales para lograr la hegemonía cultural: Educación, Religión y Medios de comunicación. Crea el concepto de Sociedad Civil como el agrupamiento de las fuerzas que deben introducirse en esos tres espacios para ponerlos al servicio de la revolución cultural.

No es difícil mostrar cómo así el marxismo cultural ha penetrado profundamente en las instituciones educativas de occidente, especialmente en la Academia. También es bastante fácil verificar cómo así ha echado raíces en gran parte de los medios de comunicación. El marxismo cultural se inició con una atractiva envoltura contra-cultural, pero hoy se ha convertido en parte de ese establishment que decía aborrecer. Hoy en día, ser contra-cultural es identificar los peligros del neo-marxismo, su pretensión de deconstruir, construir y reconstruir la sociedad a la medida de sus iluminados “ingenieros sociales”. La Sociedad Civil superó al creador del concepto y ahora se yergue por encima de su manipulación y se le enfrenta. Al taburete gramsciano le faltó una pata, la de la Religión. La han infiltrado y la han golpeado, pero no han podido avanzar dentro de ella como hubiesen querido. Odian al libre mercado y al capitalismo porque pone en evidencia que la construcción de una sociedad libre y próspera es un proceso fundamentalmente espontáneo y dependiente de la acción humana de individuos. Las sociedades prósperas y libres no fueron construidas por sus angelicales prosélitos y menos aún “determinadas” por la historia. Ese determinismo a favor de un imbarajable “destino socialista” no es otra cosa que una creencia mágico-religiosa propia del peor chamanismo.

Leer más...

corrrupppto

Escribe: Darío Enríquez.- En las últimas semanas, se ha puesto en evidencia la esencia corrupta del proyecto político socialista del Foro de Sao Paulo y del Brasil social-imperialista del siglo XXI. Se está causando estragos en el establishment peruano, adormilado y tolerante con la corrupción que lo sostiene y alimenta. Las revelaciones llegaron desde EEUU: Odebrecht, una de las empresas del conglomerado que oficiaba como brazo financiero del corrupto proyecto socialista internacional, confesaba haber sobornado a altos funcionarios de una docena de países latinoamericanos y africanos, obteniendo pingües ganancias en diversos proyectos de infraestructura. Uno de esos países es el Perú.

Secretos a voces que corrían en la academia, en los espacios políticos, en las redacciones y en las calles, eran silenciados o relativizados por una prensa cuyos propietarios y altos directivos ahora son blanco de sospecha directa. Una prensa que ha actuado de manera grosera protegiendo y ensalzando a quienes ahora, con todas las pruebas a la mano, eran corruptos entre los corruptos.

Un comunicador de oficio y economista de profesión, Don Augusto Álvarez Rodrich, ha visto caer en el absoluto descrédito una carrera que inició luego de ser un funcionario de alto nivel en diversas instancias del gobierno de los noventas. Como sabemos, este gobierno cayó al final de la década en un abismo de corrupción que llevó a prisión al mismísimo presidente Alberto Fujimori. Pese a la cercana que el mencionado comunicador tuvo con el poder corrupto -entonces ejerciendo como economista- no participó en los procesos judiciales ni como testigo. En una llamativa metamorfosis, se convirtió en un furibundo crítico de aquel régimen en el que ocupara altos cargos de confianza. Así fue que inició su carrera de comunicador, encumbrado casi en forma inmediata como director de uno de los diarios del mayor conglomerado de prensa, el Grupo El Comercio. Dicho sea de paso, este grupo tiene relación directa y familiar con la constructora Graña y Montero, socio local de la corrupta Odebrecht. Este socio dice no haberse percatado de nada ilegal, que nunca les llamó la atención las fabulosas addendas a su favor que se obtenían -ahora lo sabemos- con jugosas coimas a altos funcionarios. En fin.

En lo últimos años, Don Augusto Álvarez Rodrich llegó a la posición de director de noticias de uno de los canales más importantes de señal abierta. Como presidente del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), fue el receptor de una donación efectuada por la empresa Odebrecht, ya conocida por corrupta aunque el escándalo mediático estaba debidamente dosificado por una prensa “cercana” (casi toda). Sin embargo uno de los miembros del directorio de IPYS recomendó no recibir la donación por razones de decencia, lo que habría sido ignorado. Su apoyo al gobierno de Ollanta Humala y Nadine Heredia, también implicados en la corrupción de Odebrecht, fue más que manifiesta. Recordamos también su incondicional apoyo a Susana Villarán, alcaldesa en cuyo período se entregó los peajes de Lima a las empresas OAS y Odebrecht (ambas integrantes del cártel corrupto paulista), otro caso de mega-corrupción inocultable. El nombre de Augusto Álvarez Rodrich aparece también en las agendas de Nadine Heredia, como uno de los operadores mediáticos que la cuestionada primera dama registra de puño y letra tener a mano para enfrentar asuntos controvertidos. Además, Ollanta Humala tuvo en Álvarez Rodrich un “atento” comunicador casi exclusivo para dar entrevistas en las que el presidente podía tratar los temas que él deseaba, sin el temor de atender preguntas incómodas. En momentos complicados de su gobierno, una “entrevista” de Álvarez Rodrich colocaba siempre al presidente Humala en una posición relajada, complaciente y “ganadora”.

Leer más...

costocorrup

Escribe: Darío Enríquez.- Vivimos tiempos difíciles. Somos testigos atónitos e indignados del proceso a una red criminal internacional que resulta sin duda el escándalo de corrupción más grande de la historia humana. Hace unas horas, uno de los jueces que estaba dirigiendo las investigaciones en Brasil sobre la lumpenesca red político-empresarial, ha fallecido en un sospechoso accidente de aviación y de manera increíble, la caja negra de la avioneta en que viajaba no estaba instalada. La terrible sombra de la mafia contraatacando se cierne sobre las investigaciones. En el Perú, las imputaciones podrían alcanzar incluso a altos funcionarios como viceministros, ministros y hasta presidentes entre 2005 y 2014. También a reputadas empresas nacionales como Graña y Montero S.A., que se asociaron en proyectos que obtenìan fraudulentamente las empresas de la red corrupta. Por su lado, parte de la Prensa luce como deplorable cómplice de la enorme maquinaria corrupta y corruptora del socialista Foro de Sao Paulo y su brazo financiero, la podredumbre cartelizada de Odebrecht, OAS, Camargo-Correa, Petrobras, Andrade-Gutierrez, etc. Ni los medios ni la academia ni la “cultura” (véase las comillas) quedan exentos. Se habla de gente “decente y reconocida” contratada para asesorías, presentaciones, escritos y conferencias, con jugosas cifras que ninguna lógica podría validar. El silencio elocuente, cuando no las maniobras distractivas desviando la atención hacia otros temas menores, nos habla de compra de conciencias monda y lironda.

A todo esto, sobre la base del modus-operandi conocido hasta el momento, vale la pena identificar el impacto económico de esta corrupción. Lo primero consistía primero en ganar a toda costa la licitación de una obra pública de gran cuantía, pagando las coimas que fueran necesarias. Estas obras podían ser solicitadas por los propios estados corrompidos o propuestas por la empresa corrupta. No interesaba si el proyecto procedía o no según reglas de evaluación. El “sobrecosto” ligado a las coimas para ganar la asignación del proyecto era compensado luego interviniendo la ejecución del mismo proyecto con addendas al contrato original para obtener ingresos adicionales. Hay obras que han llegado a costar hasta ocho veces su valor original gracias a esas addendas que eran aseguradas también con coimas repartidas a diestra y siniestra entre los responsables estatales de evaluar las addendas, tanto técnicos como políticos de todo nivel. Se obtenían ratios de utilidad muy por encima de los que en promedio se tienen en proyectos similares. Las corporaciones adscritas a la mafia socialista del Foro de Sao Paulo tenían incluso divisiones organizacionales dedicadas exclusivamente a la distribución de coimas, bajo curiosas denominaciones como “Operaciones estructuradas” o “Relaciones estratégicas” entre otras.

El primer gran impacto es que dentro de una economía de libre mercado, los mejores proyectos deben ejecutarse y los que no califiquen deben esperar mejorar sus guarismos o simplemente desecharse. Ante la irrupción de elementos ajenos a una correcta evaluación económica, social y financiera del proyecto, se sub-optimiza el uso de recursos escasos y pierde el conjunto de la economía. Haciendo lo que no debe hacerse y dejando de hacer lo que se requiere hacer. Nos llenamos de “elefantes blancos”, el lucro cesante es inmenso y los ciudadanos seguimos esperando por reales y eficaces soluciones en infraestructura.

El segundo impacto es que, aunque las obras fueran necesarias y la evaluación pertinente al otorgamiento indique que procede su ejecución, los sobrecostos que se agregan en su desarrollo a través de addendas -para “recuperar” lo desembolsado al ganar el proyecto con coimas- distorsionan el valor inicial y generan pingües ganancias para la empresa corruptora, en perjuicio de la rentabilidad del proyecto y de los beneficios que el proyecto debe generar a favor de los ciudadanos.

Leer más...

fuji2000

Escribe: Darío Enríquez.- El Perú de hoy fue forjado en la década de 1990, con todo lo bueno, malo, feo y horroroso que tiene consigo. Cuando Alberto Fujimori gana las elecciones en 1990 derrotando inobjetablemente al candidato del establishment empresarial y mediático Mario Vargas Llosa, el país necesitaba con urgencia terminar con el régimen iniciado el 3 de octubre de 1968 por el golpe militar socialista de Juan Velasco.

Desde 1980 habíamos intentado tal cambio de régimen, pero lucía prácticamente imposible porque el sistema estatista impuesto por la dictadura militar fue blindado en forma pérfida y vergonzosa por la ilegítima constitución de 1979. En este proceso constituyente no participó Acción Popular, partido de Fernando Belaúnde, presidente constitucional depuesto por la fuerza de las armas en 1968.

En 1980, sólo un año después, el partido que no participó y que había denunciado la ilegitimidad de la asamblea constituyente, ganó abrumadoramente las elecciones presidenciales y legislativas. La derrota inobjetable del Partido Aprista -promotor de la ilegitima C79- marcaba el derrotero a seguir, el cambio de régimen para dejar atrás los delirios socialistas totalitarios del período 1968-1980. Pero Fernando Belaúnde, teniendo mayoría en ambas cámaras legislativas -diputados y senadores- no tuvo la capacidad de tomar las decisiones cruciales que el momento exigía. Su partido, haciéndose del control del aparato estatal, se convirtió en la gran agencia de empleos de la enorme e ineficaz burocracia dejada por los militares.

Sólo en 1983, cuando la crisis amenazaba llegar a niveles inmanejable por el desborde de la deuda externa y con el subestimado fenómeno terrorista que avanzaba controlando una parte de la sierra sur, se intentó corregir rumbo pero ya era muy tarde. La extraviada idea de que “no es que haya muchas empresas estatales, sino que hay muy pocas” (Alan García dixit), fue ganando terreno y en 1985, el triunfo de Alan García impidiò una soluciòn, agudizó los desequilibrios y terminó por llevarnos a la peor crisis de nuestra historia. A modo de explicación, si con los militares y Belaúnde hacia 1985 nuestro símbolo monetario perdió tres ceros, con García hacia 1990 perdió seis ceros más. Es decir, tomando sólo el efecto de la pérdida de ceros, fue como si en 1980 un pan costara S/. 0.35 y en 1990 el precio fuera de S/. 350'000,000 (de 35 centavos a 350 millones).

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *