Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 19 de Setiembre 2018


Frase Cabecera 245px

LA ABEJA 042 DER TODO

Escribe: Darío Enríquez.- En los hechos relacionados a lo que ha venido en llamarse “la guerra de la canchita”, hay un derroche de ignorancia y arrogancia que pretende controlar todo. No es casualidad. El alma en pena de la miseria recorre sombría los rincones de nuestra Cretino-américa y en especial de nuestro Perú. Así, en ASPEC e INDECOPI han iniciado una “cruzada laica” para castigar a esos monstruos empresariales que se hayan atrevido a desarrollar negocios prósperos: “Ganan demasiado dinero”, gritan desaforados acompañados por el túndete amarillento de congresistas como Yohnny Lescano y similares. “Abusan de la gente”, vuelven a gritar y con ese estribillo desprecian a ciudadanos que han acompañado ese modelo de negocios de los multicines y que consumen complacidos los productos que estas empresas les ofrecen. Deben ser una caterva de idiotas los millones de ciudadanos que no se dan cuenta que “abusan” de ellos, llevándolos de las narices a ver películas y consumir cosas que no desean. Deben obligarlos con algún tipo de hechizo capitalista. No hay otra explicación.

 

Ignorancia y arrogancia pueden ser simplemente anecdóticas y hasta expresión del derecho a ser idiota. Pero cuando a esta gente se les da poder político, es decir se les permite usar la violencia del Estado para “salvar el mundo”, estamos en serios problemas. El tema de los multicines terminaría siendo algo de poca importancia si detrás de él no se encontraran agazapados los peores fantasmas que nos llevaron a niveles infrahumanos de miseria e inviabilidad en el nefasto régimen que asoló a nuestro país entre 1968 y 1990.

El primero de esos fantasmas es la absurda idea de que la economía es un juego de suma cero. Si alguien gana, entonces alguien pierde. Por eso es tan fácil para esas débiles mentes desquiciadas decir que “si esos malditos empresarios ganan demasiado dinero, se lo están quitando a alguien”. No entienden ni quieren entender, que, bajo condiciones de libre comercio, los ciudadanos eligen consumir o no consumir determinados productos, y que, en ese intercambio libre, todos ganan: quien vende el empaque de bienes y servicios, recibe la compensación que merece de acuerdo con la satisfacción del consumidor y su libérrima decisión de continuar consumiendo. Si no hay satisfacción, salvo que el Estado obligue violentamente a continuar consumiendo, el retiro del consumidor termina más temprano que tarde con la quiebra del mal proveedor. Cuando ambas partes ganan, entonces el negocio trasciende en el tiempo y en la medida que la satisfacción mutua se mantenga o crezca, el negocio continuará próspero y con su efecto propagación, pues esta satisfacción, es nada más y nada menos que generación de riqueza sostenible.

El segundo fantasma que acompaña al primero es la idea que en la realidad estamos atravesados de conflictos por doquier. Que detrás de cualquier relación de intercambio en la sociedad, en verdad subyace un antagonismo: el burgués contra el obrero, el empresario contra el consumidor, la cultura dominante contra la cultura subyugada, el hombre contra la mujer, etc. El principio de la lucha de clases llevada a la industria, al comercio, a la cultura, al hogar. Uno gana y oprime al otro que pierde. Hay que “luchar” contra la opresión.

Esas ideas son duras de borrar. Vuelven con nuevas formas y aunque siga siendo una mezcla tóxica, sabe presentarse con otros empaques atractivos para lograr nuevos e ingenuos adeptos. Multitud de causas “nobles y buenas” son el empedrado posmoderno del camino hacia el infierno marxista. Gramsci, Karl o Groucho, cualquiera de los tres o los tres juntos y revueltos.

Debemos prestar atención. INDECOPI ha retrocedido porque medidas como la que pretendía se hacen pedazos bajo la simple constatación de su imposible aplicación práctica y cotidiana. Sin embargo, la persistencia cuenta con la violencia del Estado y su capacidad destructiva irá sin duda mucho más allá de los multicines afectados. Bajo los mismos considerandos (la “imaginativa teoría de definir el “verdadero” producto que se vende), espectáculos musicales o de humor están en serio peligro. Como el producto que venden “de a verdad” son canciones o chistes, podremos ir a la Estación de Barranco a ver a Eva Ayllón o al chistoso Fernando Armas, llevando nuestro six-pack y nuestra fuente de mondonguito a la italiana o de lomito al jugo, similares a los que allí se expenden y por lo tanto sin ser “obligados” a consumir lo que no forma parte del “verdadero” producto. Cualquier otro producto expendido en los supermercados bajo diversos empaques, como el “verdadero” producto es lo que hay dentro y no la caja, la bolsa o cualquier otro elemento que lo contenga, podemos exigir “sólo comprar el producto verdadero” y que se descuente la eliminación del empaque “innecesario”. No se dan cuenta que a lo largo y ancho del amplísimo universo de las transacciones comerciales y los millones de items, las diversas formas de presentar o entregar un producto responden a un larguísimo proceso de prueba, error, adaptación y mejoramiento continuo, para satisfacción de los clientes. Este largo proceso no siempre es exitoso, hay muchas idas y venidas, hasta que se logra la satisfacción del cliente o su rechazo. Sólo en un mercado libre, donde impere la voluntad de las partes y no tengamos personajes mesiánicos como Luis Delgado, Yohnny Lescano, Crisólogo Cáceres u otros que pretendan decidir por nosotros, es que se optimiza la generación de riqueza y su disfrute por parte de todos los concernidos. A leer y a reflexionar.

P.D. Este artículo fue escrito antes de la publicación del Sr. Alfredo Bullard sobre el mismo tema y ha sido modificado luego para que no tenga las semejanzas que pese a todo, sigue teniendo (aunque en menor grado). Se trata de una simple coincidencia.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *