Buscar en LA ABEJA:

Sábado, 19 de Agosto 2017


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Nadide y Ollan

Escribe: Ricardo Villanueva Meyer Bocanegra.- La resolución judicial que dispuso la prisión preventiva para el ex presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia trajo consigo muy interesantes análisis sobre su contenido y parte resolutiva, académicamente hablando para los formados en Derecho, ha sido ocasión de escuchar y leer tanto a quienes la consideran adecuada como a quienes la encuentran exagerada.

Lo que no se puede decir es que sea ilegal, han actuado un fiscal y un juez en uso de sus facultades y los afectados han acatado el mandato.

El fiscal sustentó su pedido de prisión preventiva con tantos argumentos que bien pudo en la misma audiencia acusar para tener ya un caso judicial donde una prisión para los acusados sea más acorde con esa nueva condición que hoy Humala y Heredia no tienen. Es deseable que la prisión preventiva sea la excepción y no la regla.

Algunos dirán que no hay nada nuevo en el caso para justificar esta resolución del juez luego del anterior rechazo, otros aceptan el nuevo razonamiento que evalúa la conducta procesal no solo en este caso sino en el de Madre Mía y la compra de testigos que es claramente un acto de obstrucción a la justicia, sin embargo, los defensores de la ex pareja presidencial ven inadecuado basarse en simples dichos de testigos que no han sido probados ni aceptados en una sentencia.

Lo que debe ocurrir es que el fiscal acuse formalmente a Humala y a Heredia para que su condición no sea vaga ni indeterminada ni se preste como pretexto para aludir persecución política. Las pruebas sobre los delitos cometidos parecen ser contundentes pero ni el fiscal ni el juez deben poner todas sus cartas sobre la mesa en esta instancia previa al proceso, sino habrán quienes podrán decir que se ha producido adelanto de opinión.

Sea cual fuere el resultado de la apelación a esta prisión preventiva, presentada hoy 18 de julio, es un hecho histórico que dos personas que han ejercido tanto poder político sean juzgados ahora como cualquier ciudadano que nunca ejerció autoridad.

 

¿Es acaso el primer caso parecido que remece nuestra estructura judicial y nuestra conciencia? La respuesta es claramente que no. Con todos los defectos, influencias políticas, corrupción y demás, nuestro sistema judicial ha sido capaz de condenar al ex presidente Alberto Fujimori, a su poderoso asesor Vladimiro Montesinos, a varios generales y miembros de las fuerzas armadas y policiales de la época que ostentaron en su momento, mucho poder e influencias.

¿Por qué no aprender de las experiencias previas y cercanas en el tiempo?, ¿por qué Ollanta y Nadine creyeron que serían impunes por siempre? Hasta la más sólida estructura de poder puede caer como castillo de naipes.

La justicia pues, ha hablado y lo ha hecho de manera contundente y lo seguirá haciendo. La justicia habla, ¿y los garantes?

Los garantes que entre la primera y segunda vuelta del año 2011 le dieron la bendición a Humala pese a haber denostado de él en los peores términos un lustro atrás, trocaron de posición, diciendo que nos hallábamos ante un demócrata a carta cabal, que haría palidecer tal condición en José Luis Bustamante y Rivero o Fernando Belaunde

Lo he escrito en anteriores entregas, de todo lo que se acusaba Keiko Fujimori en segunda persona se podía acusar en primera al propio Ollanta Humala.

Que el papá de la candidata Keiko Fujimori fue golpista, Ollanta también lo fue y dos veces, una con su extraño levantamiento de Locumba con llamadas al velero Karisma donde fugaba Montesinos y la otra desde lejos, apoyando desde Corea del Sur, el levantamiento de su hermano Antauro contra el presidente constitucional Alejandro Toledo.

Que el padre de la candidata fue autor mediato de delitos contra los derechos humanos, pues el propio candidato Humala era acusado de ser autor inmediato de crímenes horrorosos.

El perfil del candidato era de temer, no de apoyar así que todo lo que hizo después en el poder no debería sorprendernos.

Bueno pues, caballeros y damas garantes, los peruanos que veíamos con desagrado pero sin perder la perspectiva de análisis, esa segunda vuelta del 2011 merecemos una explicación, el porqué de su apoyo a alguien que cargaba sobre sí tantas y tan graves acusaciones.

Señores garantes, que en muchos casos son las mismas personas que lavaban la bandera en la plaza mayor de Lima frente a las tropelías del final del gobierno de Alberto Fujimori, nos gustaría verlos haciendo lo mismo frente al fundo Barbadillo, si quieren dedicando tan simbólico acto a sus dos conspicuos ocupantes para que la cosa no parezca íntegramente dedicada a Humala; digo, un poquito de vergüenza deberían de tener pero en todos estos días no hemos visto a la gentita bonita y con conciencia ciudadana decir esta boca es mía ni expresar su indignación, agrado o desagrado frente al pase a prisión del que en algún momento, hace seis años, elevaron a la categoría de patricio.

Señores garantes, merecemos una disculpa.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *