Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 20 de Setiembre 2018


Frase Cabecera 245px

Vistrea
Escribe: José Luis Orella.- La elección del Papa Francisco pareció invitar a un cambio de ciclo en la Iglesia Católica. Pero todo nuevo inicio, sin embargo, provoca un miedo irracional a lo que pueda traer el futuro. Algo que nos recuerda cuando San Agustín, obispo de Hipona, vio acercarse a las vanguardias vándalas que presagiaban el fin del mundo romano, y llenaron de temor a la naciente comunidad cristiana de entonces.

Pero, en la actualidad, nuestra visión eurocéntrica puede distorsionar la visión global de la Iglesia en el mundo, como las anuncian algunos medios. La Iglesia necesita una renovación a través de este Papa que afronte la caída de las vocaciones y el atraso de su discurso. Sin embargo, esto no es así. Veamos.

En Europa, el peso del catolicismo ha ido menguando, disolviéndose ante un relativismo que potencia el YO individualista ante cualquier tipo de compromiso. La carencia de valores morales no solo afecta a las relaciones humanas, si no también a las económicas y políticas, profundizando la actual crisis económica en otra social. El aborto y la eutanasia se vislumbran como jueces implacables sobre los elementos más débiles de nuestra sociedad, una comunidad que afecta a la rentabilidad de sus componentes, y que mira como eliminar a sus elementos “inútiles” ante la desaparición del Estado de bienestar. Estos hechos han causado que en el naufragio del protestantismo, intentando adaptarse a las nuevas realidades sociales, busquen la firmeza que el liderazgo católico ha levantado desde 1978 con Juan Pablo II. Al mismo nivel, en la Europa oriental, dominada en la antigüedad por las iglesias ortodoxas, intentan reevangelizar sus antiguas áreas, pero también quieren establecer una especie de Santa Alianza con un catolicismo, con el cual tienen en común toda la tradición apostólica y eclesial, ante un enemigo común. Entretanto, algunos luchan por “modernizar” la Iglesia, adoptando las medidas que a los protestantes europeos les ha llevado a su casi extinción.

Con respecto a África, se ha convertido en el continente del futuro por crecimiento demográfico y esfuerzo evangelizador. En el libro “Dios o nada”, publicado por Palabra, sobre la vida del cardenal Robert Sarah. Uno descubre como el catolicismo africano tiene la vitalidad de los tiempos de los Padres de la Iglesia. Una Iglesia joven, dinámica y fiel a la doctrina emanada desde hace dos milenios. En cuanto a Asia y Oceanía, el crecimiento se dispara, aunque sean todavía minorías embrionarias en mares de miles de personas sin conocimiento de lo que es el cristianismo, como India o China. No solo eso, si no con leyes cada vez más restrictivas contra la libertad religiosa de los católicos. La única salvedad es el próximo oriente, donde la presencia cristiana mengua tras los fuertes ataques que reciben sus componentes en los diferentes conflictos originarios por occidente, como la invasión de Irak y la actual guerra civil en Siria. Sin embargo, América presenta diferentes claroscuros, en su hemisferio septentrional, el catolicismo ha vuelto a una ortodoxia necesaria, pero después de navegar sin rumbo durante mucho tiempo, arraigando en ella escándalos como la pederastia, ante la ausencia de controles en los seminarios. Con respecto al hemisferio sur, culturalmente español, la deficiente presencia de personal religioso, la injusticia social que fomentó la aparición de la teología de la liberación, fomentaron en conjunto, políticas activas de los gobiernos y de los EEUU a favor de sectas protestantes muy agresivas que se han mostrado dueñas de amplios contingentes en Brasil y las repúblicas de Centroamérica. En un continente donde reza en español el 42 % de la catolicidad mundial, el devenir de la cultura española no es cosa exclusiva de la vieja España.

Tras este vistazo rápido al panorama católico del mundo, el twiter, permítame la expresión actual, es que el Papa debe atender a una Iglesia joven, dinámica y en pleno proceso de cambio. España que a nivel de potencia religiosa, parece no contar, es sin embargo, una baza de esperanza. Nuestra sociedad es todavía nominalmente un 75 % católica, el cuarto que falta se distribuye entre agnósticos, protestantes, musulmanes y ortodoxos, en su mayor parte hijos de la reciente inmigración a nuestro país. Del resto, dos tercios pertenecen al colectivo de católicos no practicantes, donde se incluyen quienes lo consideran su referente cultural y de hábitos sociales que cumplir. El tercio restante es el que se reconoce practicante, y se muestra activo en las diferentes campañas a favor de la familia, de la vida, de las recientes visitas papales, o en el voluntariado en Caritas. Su formación se realiza en un gran número, a través de las diferentes sensibilidades de la Iglesia, especialmente de los jóvenes. En Roma hay cinco grandes números UNO españoles. El general de los jesuitas, el de los franciscanos, el cofundador del Camino Neocatecumenal, el de Comunión y Liberación y el Prelado del Opus Dei.

Nuestro país sigue teniendo como “caja de resonancia” Hispanoamérica, con el efecto futuro de que la mitad del catolicismo estadounidense es de ascendencia mexicana. El futuro de España se convierte en causa de lo que suceda en el nuevo continente. Los ataques agresivos contra la familia en España, tenían su importancia por su repercusión en América. “La batalla de España” es la batalla de la Iglesia a nivel mundial, muy percibida por los dos últimos papas que han visitado nuestro país con asiduidad.

La importancia de un Papa argentino, ayuda a vislumbrar la geopolítica católica de una manera distinta, desde el sur. La ortodoxia de nuestras instituciones educativas, y el mantenimiento de un contexto social mayoritariamente católico, a través del aumento de las devociones populares locales, son motores de cambio necesarios. El ligero repunte del número de seminaristas mayores, corresponde al fruto evangelizador de una sociedad que cuida con mayor detalle la orientación religiosa de sus colegios, el regreso de los seminarios menores, el desarrollo de la pastoral universitaria, la incentivación de la vida parroquial y la formación permanente del laico a través de los movimientos y las ramas terceras de las órdenes religiosas tradicionales.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *