Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 20 de Noviembre 2017


Frase Cabecera 245px

cunnnna

Escribe: Alberto González Cáceres*.- Aparentemente resulta obvio y evidente, para propios y extraños, alegar la superioridad del derecho fundamental a la vida de la persona humana sobre cualquier otro derecho. Es más, pareciera que el derecho a la vida es un asunto zanjado, y que cualquier discusión al respecto resulta más que caprichosa, pero no lo es. La próxima reciente Sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Artavia Murillo y Otros contra Costa Rica (28 de noviembre de 2012), con el voto concurrente del Sr. Diego García Sayán y el voto disidente del jurista chileno Eduardo Vio Grossi, estableció que se debe interpretar el artículo 4.1. de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, de tal modo que la protección jurídica del embrión humano surge a partir de la implantación del embrión humano en el endometrio materno y de otro lado, la inmediata reciente despenalización del aborto en tres causales aprobado por el Tribunal Constitucional de Chile; nos recuerdan todos los días respecto de la preocupación que ha tenido y aún tiene el derecho constitucional en pronunciarse sobre este derecho aún controvertido.

Ahora bien, en el marco de lo antes mencionado, se tiene que frente a la rígida posición de quienes defienden la evolución de los derechos fundamentales y se manifiestan a favor de ir acortando el derecho a la vida, para privilegiar “nuevos derechos” denominados, entre otros, “derechos sexuales y reproductivos”, entendido esto en los días de hoy como la aplicación práctica del “neoconstitucionalismo”, que tiene como presupuesto teórico al relativismo moral que da lugar a una deontología flexible —tal y como resulta de la teoría de los principios—, capaz de acoger y armonizar las diversas concepciones del bien y de la justicia que están llamadas a convivir en las sociedades contemporáneas ; aparecen propuestas jurídicas clásicas, no menos rígidas; que no nos presentan alternativas o soluciones al conflicto relativo al inicio de la vida, que sean más atrayentes, no sólo por su novedad, sino también por sus efectos.

 

Es pues en este contexto, que se ha propuesto el Proyecto de Ley 211-2016-CR que actualmente se encuentra en debate en el seno del Congreso de la República, y que plantea la regulación del nacimiento confidencial, así como la instalación de cunas salvadoras dentro de establecimientos sanitarios, con la finalidad de ofrecer; en el primer caso, una alternativa de solución a las mujeres, que por cualquier motivo no quisiera tener al hijo que viene gestando y evita; en el segundo caso, la muerte de aquellos recién nacidos que son abandonados a su precaria voluntad.

En términos generales, podemos comentar que el Proyecto de Ley permite que la mujer que se encuentra embarazada pueda optar por entregarlo al Estado, anónimamente, para su expeditiva adopción, en caso de que por cualquier motivo no desee tenerlo consigo y para el caso de las cunas salvadoras, se permite la entrega del expósito en cubículos, debidamente acondicionados en establecimientos sanitarios, de tal manera que se proteja su corta vida, frente a los peligros del abandono en la intemperie.

Si bien es cierto, que ambas propuestas no son novedosas para la legislación comparada, por cuanto se encuentra legislado actualmente en Alemania, Austria, Polonia, República Checa, Rumania, Corea del Sur, India, y otros países; si resulta innovadora para Latinoamérica y pone en vanguardia legislativa a nuestro país, en la defensa de los derechos fundamentales de los más desprotegidos y más vulnerables: estos son los no nacidos, los recién nacidos y las mujeres en gestación.

Por otra parte, retomando el discurso jurídico, y particularmente el constitucional, podemos afirmar que el Proyecto de Ley cumple con las más rigurosas pruebas de ponderación o proporcionalidad que pueda esgrimir el juez constitucional, pues para todos los casos, queda claro que se privilegia el derecho más fundamental, primario y anterior al propio Estado, que es el de la vida, y seguidamente el derecho fundamental de dignidad como persona humana, tanto de la mujer, como del niño por nacer y del recién nacido; sobre otros derechos de menor protección jurídica, como pueden ser el derecho a la identidad, a la integridad, al de elegir, etc.

Que lo anterior es confirmado por la senda premonitoria señalada por el maestro suizo-italiano Francesco D. Busnelli quien en su Tratado sobre Bioética y Derecho Privado nos refería que en “el tema de las relaciones entre bioética y derechos humanos ve en la latinidad un terreno particularmente fértil de desarrollo del principio de la <>, que la Declaración de Niza pone como super-principio, contraponiéndolo implícitamente al super-principio de la <<autonomía>> que sobresale en la bioética norteamericana. Señala además Busnelli que la dignidad latina es aquel “principio fundador que sin olvidar el pasado se proyecta hacia el futuro. Es la dignidad reafirmada por las más jóvenes Constituciones de la Europa Latina: de la Constitución portuguesa de 1976 que define a Portugal como <> a la Constitución de Rumania democrática (1991) que declara <> como <>. Es la dignidad que se opone a cualquier instrumentalización de los seres humanos. Así se expresa siempre en Europa, la Convención relativa a los derechos humanos y la biomedicina (denominada Convención de Oviedo o Convención Europea de bioética) de 1997. De ésta se hace intérprete auténtico, en uno de sus considerandos, el Protocolo adicional de París de 1998, que vincula, precisamente; a aquél super-principio la prohibición de clonar humanos. Y tiene una significativa confirmación allí donde la <<convención de="" oviedo="">> prohíbe categóricamente <> (artículo 18°, segundo párrafo)” .

Finalmente, en ruta contraria al relativismo neoconstitucionalista, propia de la tradición jurídica norteamericana, que se yergue sobre el valor – principio de la autonomía de los individuos, cuyo motivo fundamental sustenta “el pluralismo de valores de la sociedad moderna”; se contrapone la Convención europea de bioética, que a tenor de Busnelli “no desconoce el pluralismo de los valores -más bien, ésta misma presenta un acentuado carácter compromisorio, y a veces se detiene en un límite elemental de tutela- pero al mismo tiempo no renuncia a la necesidad de establecer entre éstos una jerarquía de carácter objetivo: en el preámbulo y sus considerandos, así como solemnemente en la norma de apertura (art. 1), elige el respeto de la dignidad de la persona como valor último y canon de interpretación de todas las otras disposiciones. De este modo hace perpetuo un principio común a las tradiciones constitucionales europeas, ya sea que éste se encuentre expreso o bien solamente implícito en las respectivas cartas constitucionales.”

De todo lo anterior, podemos concluir sin lugar a duda, que el Proyecto de Ley de Nacimiento Confidencial y Cunas Salvadoras, refleja la disputa existente de modelos constitucionales contrapuestos, pero que, en cualquier caso, han de evidenciar que la apuesta por una sociedad cada vez más justa y solidaria, solo puede ir por aquella que opte por decisiones objetivas y que para el presente caso se refleja en la defensa de los más vulnerables.

 

[1] José Julián Suárez – Rodríguez, ¿Una nueva cultura jurídica? Díkaion, año 27 - Vol. 22 N° 1 – Chía, Colombia, Junio 2013 / pp.7-12

[1] Francesco D. Busnelli, Bioética y Derecho Privado. Fragmentos de un diccionario, Editorial Grijley, Lima 2003

[1] Op. Cit. p. XXVIII.

[1] Op. Cit. p. 5.

 

*Presidente de la Asociación Cunas Salvadoras

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *