Buscar en LA ABEJA:

Martes, 18 de Setiembre 2018


Frase Cabecera 245px

uytghj
Hoy en día, en medio del descrédito generalizado el Congreso tiene pocas figuras respetables, una de ellas es la señora Luz Salgado con quien conversamos sobre su participación en la campaña electoral del año 1990 que llevó al presidente Alberto Fujimori a convertirse en Presidente de la República y sobre algunos aspectos de su vida política

Entrevista de José Romero.- Los primeros años de la vida de Luz Salgado se dieron en el seno de una familia de principios y trabajadora. Los recursos nunca sobraron pero su esfuerzo y dedicación le permitieron salir adelante. Estudió en el colegio en el “Mercedes Cabello de Carbonera” y luego en la Escuela Superior de Turismo donde empezaría su vida laboral. Luego el destino hizo que ingresara a trabajar en la Universidad Nacional Agraria (UNA) en el Departamento de Registro. Es ahí donde conoce al entonces catedrático Alberto Fujimori, un descendiente de japoneses (nikkei) que era respetado y apreciado.

Luz Salgado fue testigo de la carrera de Alberto Fujimori que de catedrático pasó a ser Jefe del Departamento de Matemáticas, Decano de la Facultad de Ciencias, Rector de la UNA (1984-1989) y luego presidió la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) entre los años 1987 y 1989. Quién mejor que ella para contarnos algunos entretelones del camino que recorrió luego Alberto Fujimori para convertirse en un auténtico “outsider” de la política y ganar las elecciones generales (en segunda vuelta) de 1990.

Alberto Fujimori fue conductor de un programa llamado “Concertando” entre los años 1987 y 1989 que era transmitido por el Canal del Estado (canal 7), señal que llegaba a nivel nacional a los más recónditos pueblos. Ello, no solo le permitió conocer la política como observador, sino ser conocido en forma poco visible para muchos.

Luz Salgado nos cuenta que el Presidente Fujimori en sus continuos viajes al interior del país como Presidente de la ANR constató la pobreza en que estaba sumido el Perú, sin la presencia del Estado (médicos, profesores, jueces ni policías) producto del avance del terrorismo. Ello, cuenta Salgado, hizo que Fujimori pensara seriamente en lanzarse como candidato para una senaduría. Sin embargo, luego a instancias de un grupo de académicos y gente vinculada a la Universidad Nacional Agraria (“molineros”) entre los que menciona a Víctor Paredes, entre otros, y con el apoyo de un grupo de miembros de Iglesias Evangélicas como el Pastor Pedro Vílchez y micro empresarios (nucleados en Apemipe) decide fundar el movimiento político “Cambio 90” y lanzar su candidatura para la presidencia en 1989.

La campaña empezó en la pobreza más franciscana, pero con mucha mística y compromiso. Cuenta Luz Salgado que el local de campaña estaba en la avenida Grau y todos hacían de todo. No había para costosas campañas en la televisión ni radio como lo hizo el candidato Vargas Llosa, representante del FREDEMO y ello era suplido con pintas artesanales y volantes tipo “mosquito” que eran dados en la mano a los transeúntes. Pasado un tiempo, el trabajo “boca a boca” empezó a dar sus frutos. En pleno verano de 1990, Fujimori a quien la gente comenzó a llamar “el chinito” empezó a figurar en las encuestas.

Dos anécdotas que pintan el escenario: una se desarrolló a miles de kilómetros del Perú, en la ciudad de Frankfurt, Alemania donde me encontraba haciendo una pasantía en un importante banco alemán. Un día de febrero de 1990 me llamó un alto ejecutivo del banco para preguntarme ¿quién era Fujimori? El “chinito” ya era motivo de interés en Europa, mucho antes que la clase política se percatara de su irrumpir en la vida nacional. La otra anécdota sucedió a pocas cuadras del local de campaña. Dos comerciantes de frutas, microempresarios del Perú emergente, ya habían decidido confiar su voto a Fujimori y se sumaban a los “pequeños grandes apoyos” que se recibiría durante la campaña. Ellos empezaron a llevar todos los días cajas con frutas para los que trabajaban en la campaña del entonces candidato Fujimori.
Ya en la campaña y como cientos de peruanos, Luz Salgado y su familia se convierten en pilares del triunfo (ella fue Jefe de Campaña en Lima). Fujimori recorre el país en un tractor, con pocos recursos logra cientos de miles de adhesiones. Casi sin mayores ofrecimientos y un lema que reseñó lo que podíamos esperar los peruanos (Honradez, Tecnología y Trabajo) se llegó a la segunda vuelta donde el humilde pero inmenso hijo de inmigrantes infringió tremenda derrota a quien se creía seguro vencedor, el novelista Mario Vargas. Salgado, señala con contundencia, que no hubo ninguna alianza con algún partido político. “El triunfo fue del pueblo cansado de las promesas incumplidas”, resalta ella.

Luz Salgado rememora aquellos días con evidente satisfacción. La vida profesional en el ámbito universitario había dado paso al inicio de la vida de una nueva política. Ella se convirtió en Secretaría de Organización del novísimo movimiento político que en su primer intento llegó a ser gobierno.

Fujimori había derrotado a la partidocracia que no le perdonó –ni le perdonará jamás- esa derrota electoral. Los odios de los políticos como Vargas, de los terroristas derrotados en el gobierno del Presidente Fujimori y de la partidocracia que se vio fuera del poder por más de 10 largos años siguen unidos y seguramente los veremos actuar en la presente campaña electoral. Verdades a medias, mentiras y leyendas urbanas se han dicho para tratar que el pueblo se olvide de la obra iniciada en 1990. Sin embargo, los resultados son tangibles e irrebatibles como hemos indicado en un anterior artículo http://laabeja.pe/opini%C3%B3n/buffet-criollo-jos%C3%A9-romero/384-el-gobierno-del-presidente-fujimori-a-cinco-meses-de-su-rehabilitacion-politica.html
Ya en lo personal, Luz Salgado me contó sobre sus estudios de Periodismo en la hoy universidad “Bausate y Meza” y de Ciencias de Comunicación en la “Universidad San Martín de Porres”, así como el Curso Anual en el Centro de Altos Estudios Nacionales y una Maestría en el “Instituto de Gobernabilidad de la Universidad San Martín de Porres”. Sobre su trayectoria política nos comentó sobre su paso por FONCODES como su primera Presidente Ejecutiva y luego como Vice Ministra de Desarrollo Regional y luego su primer encargo que recibió en las urnas en 1992, año que fue elegida para integrar el Congreso Constituyente Democrático (CCD) que elaboró la Constitución de 1993. Luego recuerda su segunda elección en 1995 (aplastante triunfo del Presidente Fujimori y primera elección con la nueva Constitución de 1993).

Así como hablamos de alegrías, Luz Salgado habla con pena sobre los dramáticos momentos que vivió el país en el año 2000 y pese haber recibido un mandato por cinco años, el Congreso tuvo que acortar su mandato. En las siguientes elecciones en el 2001 volvió a salir elegida pero la persecución y odio se ensañaron con ella y con las otras dos congresistas que habían salido elegidas con el voto de miles de fujimoristas, Martha Chávez y Carmen Lozada. Fueron inhabilitadas e impedidas de postular en el 2006. Sin embargo, el pueblo fujimorista la volvió a elegir en el 2011, mandato que durará hasta el 2016.

Fue muy poco tiempo para que los recuerdos de la obra del Presidente Fujimori siguieran fluyendo. Quedamos en programar una próxima conversación donde conversaremos sobre la coyuntura y sus planes futuros.

Sin temor a equivocarme, Luz Salgado es una de las figuras políticas que más se ha potenciado en los últimos 25 años. Serena, con discurso coherente, siempre dispuesta al diálogo, con las mismas ganas de servicio con que inició su vida política y preocupada en su desarrollo personal y académico.

Antes de concluir, le recuerdo el último día de legislatura en julio del 2001 cuando siendo aún ella Congresista le dije en el Hemiciclo que “…tarde o temprano el fujimorismo volvería a ser gobierno..”. Creo que el día está próximo a llegar. La verdad se impondrá a la mentira de estos 15 años y seguramente miles de votantes la volverán a llevar a su curul el 28 de julio del 2016. Muchos exigen renovación pero ello no debe implicar prescindir de gente como ella (y otras personalidades como Martha Chávez, por citar tan solo a una más) sobre todo leales y experimentadas. En los próximos años se requerirá –sin duda alguna- el concurso de Luz Salgado para que el Perú vuelva a enrumbar por el camino de la paz y el desarrollo.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *