Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 19 de Noviembre 2018


Frase Cabecera 245px

Cabecera Espacio republicano

giroderec

Escribe: Nicolás Márquez.- Lo que ayer supo ser una derecha[1] con defectos y virtudes pero vigorosa, activa y orgullosa, hoy ha quedado reducida principalmente al insípido PRO y colateralmente a intrascendentes ateneos de aplausos propios que se suponen inspirados en principios liberales. Estos últimos se dicen “think tanks” (tanques de pensamiento), pero sus ideas testimoniales y actividades protocolares no le han hecho ni cosquillas a la hegemonía neomarxista, y no precisamente por falta de financiamiento.

En efecto, la nueva tiranía cultural progresista se impuso no sólo por la habilidad y el tesón de sus voceros y referentes, sino fundamentalmente por la pusilanimidad y el entreguismo de sus paródicos detractores, es decir, de aquellos que deberían ocupar el rol de férreos gladiadores pero que no son más que centristas timoratos y vergonzantes, esos “neutrales” de espíritu culposo que se rindieron mansamente a la agenda neo-izquierdista con la ideología de género a la cabeza, la reescritura del pasado, el ecumenismo moral, el relativismo cultural, el buenismo verbal y en ciertos casos hasta de condescendencia ante la falsa solidaridad como mecanismo distributivo de riqueza.

Ocurre que el centrista del Siglo XXI considera que en todas las opiniones siempre hay algo “bueno” y “rescatable”: artimaña discursiva que sirve para disfrazar su cobardía en una “tolerancia” dialoguista y concesiva para con el enemigo izquierdista y sus diversas metástasis.

Por supuesto, expresiones rotundas como las aquí transcriptas molestan y mucho al centrista bienpensante, porque lo obligan a tomar partido. Éste prefiere las opiniones que picotean en todas las canastas, ese sincretismo ambiguo que le permite caerle bien a todo el mundo y con ello conservar intactos sus sponsors, su cátedra universitaria o su nombramiento burocrático: nunca jamás la izquierda se ha sentido tan a gusto con un “enemigo” tan falto de alma, tan carente de convicción y tan fácil de aplastar.

En efecto, mientras la podredumbre progresista arrasa con todo y con todos, el desteñido centrismo local celebra como épico triunfo una mísera sentencia judicial que autoriza a la firma UBER a competir con el taxi. Sin dudas que esta fue una buena noticia: ¿Pero no existen urg1encias mayores ante un contrincante que domina el pasado, controla el presente y nos esclaviza el futuro que brindar una encendida cruzada por una puja urbana entre remises?

El renacer de la derecha

Leer más...

perron

Escribe: Nicolás Márquez.- Una vez más, nos acercamos al 17 de octubre y la delincuencia peronista en sus más diversas metástasis se prepara para celebrar una fecha talismánica con pretensiones fundacionales, en la cual (según reza el mito popular) un postergado Juan Perón salía airoso ante la “oligarquía y los poderosos” ante la espontánea peregrinación de un “pueblo” que salió a la calle a defenderlo y venerarlo.

 

Dejemos el relato difundido por tan innoble partido y vamos a los hechos reales.

 

Corría octubre de 1945, el clima político y social se tornaba efervescente puesto que en los círculos opositores a la dictadura capitaneada por el General Edelmiro Farrel y el Coronel Juan Perón, se vivía una atmósfera de euforia ante la derrota del Eje en la Segunda Guerra Mundial, lo cual animó a los dirigentes de los demás partidos políticos (radicales, conservadores y socialistas por igual) a presionar a las autoridades de facto (enroladas en favor del nazifascismo derrotado) para que otorguen el poder a la Corte Suprema de Justicia a fin de que el Poder Judicial administre la transición hacia elecciones democráticas y limpias. Persiguiendo este objetivo, el 19 de septiembre se llevó a cabo una histórica manifestación callejera titulada “La Marcha de la Constitución y la Libertad” que se inició en la Plaza del Congreso, en la cual se congregó cerca de medio millón de opositores que desde allí circularon hasta Plaza Francia.

 

El lema de los manifestantes consistente en pedir el traspaso del gobierno a la Corte Suprema de Justicia fue considerado por muchos observadores como un craso error político: “si como consigna de lucha lo de ´el gobierno a la Corte´ no era mala, como táctica política era pésima. Tratar de imponer esa solución era utópico. Ni el Ejército podía aceptar esa vergonzosa confesión de su fracaso ni la oposición disponía de poder para implantarla”[1] anotó Félix Luna.

 

Si bien la dictadura de Farrell y Perón intentó minimizar los alcances de la nutrida concurrencia en cuestión, sin dudas el gentío constituyó un llamado de atención para el régimen, que reaccionó declarando el Estado de sitio, encarcelando masivamente opositores y recrudeciendo la censura a la prensa.

 

Días después, se produjeron en las universidades múltiples rebeliones estudiantiles que clamaban libertad y predicaban consignas contra el dúo gobernante, quienes de inmediato ordenaron una represión brutal (en la misma murió un niño de 10 años[2]) acompañada con arrestos generalizados que superaron los 1500 alumnos detenidos[3], episodios que consolidaron el clima de tensión y división existente.

Leer más...

santos macri

Escribe: Nicolás Márquez.- Recuerdo que en marzo del año 2011 estando yo unos días en Bogotá, fui invitado a la Universidad Javeriana a dar una charla a alumnos de derecho de quinto año, cuyo tema a tratar era la guerra antiterrorista que vivió la Argentina en los años 70´ y la posterior guerra jurídica que la guerrilla derrotada le inició a las Fuerzas Armadas victoriosas.


En la clase en cuestión intenté en todo momento explicar que en Argentina los Montoneros y el ERP eran algo similar (mutatis mutandis) a las FARC y al ELN de Colombia y que las Fueras Armadas Argentinas representaban el papel equivalente al que en Colombia representan las Fuerzas Armadas que les son propias.


Recordé aquella clase estos últimos días a partir de las noticias que el domingo pasado informaron acerca del histórico plebiscito en Colombia, en el cual el castrismo, las FARC y el pusilánime presidencial Juan Manuel Santos padecieron una sonora y merecida derrota electoral a expensas de la parte sana de la población, la cual no quiso entregarse gratuitamente al narco-marxismo criminal.


Resulta evidente que las consecuencias de las distintas guerras antiterroristas que vivieron muchos países de la América Española el Siglo pasado se repiten esquemáticamente y la Argentina, pareciera ser el caso más emblemático y exagerado de las secuelas de posguerra conforme el siguiente diseño:


1) la guerrilla mataba a diestra y siniestra.

2) El pueblo y la clase política desesperada clamó por una intervención militar drástica.

3) Al fin ésta se hizo presente.

4) Tras duras operaciones de combate se logró exterminar a la guerrilla.

5) Andando los años la insurgencia supérstite y sus compañeros de ruta regresaron disfrazados de víctimas e impregnados de un discurso martirial y derecho humanista, dando comienzo a una mendaz reescritura de la historia (con el aplauso cómplice de la progrería colateral y la chusma bienpensante) la cual obró de antesala para los teatrales juicios a militares y la consiguiente reivindicación e indemnización de los verdaderos culpables: los subversivos.

Leer más...

dhdhdhw

Escribe: Nicolás Márquez.- No me gusta escribir notículas en modo autorreferencial pero la ocasión viene a comento, dado que hace unos 20 años cuando yo estaba cursando en la facultad de derecho, tuve una novia con la que estudiábamos en un biblioteca pública en la sala de lectura. Cierta vez nos dimos un discreto beso y el guardia del recinto nos vino a llamar la atención bajo amenaza de que si repetíamos el imprudente acto, seríamos obligados a retirarnos ipso facto.

Ambos nos sentimos avergonzados conscientes de la desubicación protagonizada, pedimos las disculpas del caso y jamás repetimos esa inoportuna demostración de afecto dado que, si bien llevábamos a cabo desde hacía tiempo una relación afectiva normal y natural, eso no nos habilitaba en absoluto para exhibir conductas impropias del ámbito público en el que estábamos, ni tampoco a violentar las normativas del establecimiento ni muchísimo menos a ir a victimizarnos a los medios para recolectar bezucones insolentes y así organizar un “escrache” al recinto en cuestión, cuyo custodio no hizo más que hacer cumplir eficazmente las normas disciplinarias que sus autoridades consideraban pertinentes.

Supongamos por un rato que una exhibición afectiva de un vínculo homosexual fuese tan normal y natural como la heterosexual, pues entonces como mínimo este es el criterio rector que debe hoy regir ante el difundido episodio de las lesbianas que estaban “acariciándose” en el tradicional bar porteño La Biela, dado que su dueño tiene toda la potestad de escoger no sólo quienes ingresan a su negocio sino cuál debe ser la vestimenta y comportamiento de sus clientes. Y por supuesto, sus clientes tienen la libertad de elegir acudir a ese bar o en contrario, ir a otro en el que se sientan más a gusto.

No creo estar diciendo absolutamente nada original en estas elementales reflexiones, pero la ideología de género y sus aliados del correctivismo político nos han obligado a cada rato a tener que estar aclarando y explicando lo obvio, aunque Aristóteles, con inconmensurable inteligencia mayor a la que el suscribe ya decía que:

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *