Buscar en LA ABEJA:

Sábado, 19 de Agosto 2017


Frase Cabecera 245px

Cab Varios

rva3nocfddtsh0bkzdqr

Escribe: Tomás González Pondal.-  Ayer por la tarde, leí una noticia que ha estado dando la vuelta al mundo. En el diario The Guardian un titular decía: «Cuantos menos hijos, menos emisiones de carbono». Si hay formulaciones disparatadas, seguramente entre los primeros puestos debe estar la que acabo de referir. Hay relaciones realmente irrisorias. Si uno no come durante dos días, desde luego comenzará a darse una disminución de la masa corporal; y si alguien choca el auto de otro, es casi seguro que habrá un altercado. Pero, créanme que si una persona alguna vez se lanza en paracaídas, su hijo no nacerá con vocación de piloto de guerra. Ni les miento cuando afirmo que si alguien tiene un lavadero de autos, si llega a tener un hijo, no tiene porqué salirle bañero.

Si tenemos cien hombres inteligentes dentro de un galpón, no sólo conservarán el lugar, sino que, es casi seguro, harán de él algo maravilloso. Deje usted un solo imbécil en un campo de diez mil hectáreas, y es muy probable que le haga un incendio forestal. No es una cuestión numérica, es una cuestión de mentalidad buena. No son cinco millones de niños los que implican una amenaza para la capa de ozono: ellos sólo jugarán alegremente bajo los salubres rayos solares; es la malicia de seis delirantes que se la pasan lanzando bombas terribles, los que en verdad deterioran el orbe. No son cinco millones de pequeños los que ponen en peligro el planeta: ellos están contentos saboreando una tostada con miel; es una patota de egoístas que por querer enriquecerse salvajemente no temen contaminar el ambiente. El problema no son los menores, son los mayores. No son los menores los que levantarán una fábrica que contaminará las aguas cercanas; un menor solo levantará un castillo de arena para dicha de su espíritu. Por eso la siguiente relación sí que es plenamente proporcional: cuanto menos estúpidos, más oxígeno.

Leer más...

juezmao

Escribe: Tomás  González Pondal.- Recuerdo que cuando Sócrates hacía su defensa ante quienes más luego lo condenarían injustamente, sostuvo que el “juez no asiste a los procesados para sacrificar la justicia al deseo de complacer”. Hoy tenemos magistrados que son capaces de sacrificar niños, porque antes, parece, han sacrificado lo evidente.

El hecho es el siguiente: “un adolescente de doce años ha recibido autorización de la Justicia brasileña para someterse a un tratamiento de ‘interrupción’ de la pubertad que facilite un futuro ‘cambio’ de sexo.” El padre ha pretendido impedir la aberración pero la madre la apoyó. “El niño asegura que ‘es mujer’, viste como tal. Vive en el municipio de Uberlândia, una de las mayores ciudades del estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil.” Dejando de momento el tema de la patria potestad, es inconcebible lo del magistrado. En vez de aprobar un tratamiento que encauce lo descarrilado, admite un tratamiento que pretende concluir satisfactoriamente un desvío. Para ese juez lo justo no es un camino a lo recto, sino un tránsito hacia el antojo, como probaremos mejor en líneas venideras. Si el magistrado creyó que Uberlandia es un mundo de fantasía al estilo Disneylandia, valga recordar que ni en fantasía lo aberrante tiene aprobación.

Leer más...

95ad9241912949.57ba851e24703

Alberto Mansueti.- Marx y Engels fueron coherentes: el capitalismo se liga estrechamente al matrimonio, y la familia, la religión, y los odiadas instituciones y valores “burgueses”, cuya abolición es imperativa para acabar con el capitalismo. Pero como no se puede acabar con todo a la vez, escogieron primero acabar con la economía privada, y dejaron la cultura para más a futuro.

Hoy en día, una vez prohibido y desaparecido el capitalismo liberal de la economía, ese futuro llegó, y es ahora: el marxismo cultural: el de Gramsci y la Escuela de Frankfurt.

Lenin también fue coherente en tanto advirtió que tampoco se puede barrer con el capitalismo del todo, pues la sociedad toda perecería, y con ella la clase parasitaria. Como Mussolini, Hitler y otros jefes socialistas, Lenin decidió someter y explotar a cierta clase de empresarios privados, en vez de liquidarlos a todos. Permitió que algunos siguieran produciendo, bajo severas condiciones y términos, dictados por la burocracia y el Partido. A cambio, les libró del dolor de soportar competencia.

Le llamó “Nueva Política Económica” (NEP), desde 1921, y la definió como “capitalismo de Estado”. Lo era. Pero no era nueva: en la Edad de la Ilustración y las monarquías absolutas, así funcionaban las empresas, bajo las órdenes directas del Rey y sus ministros, aunque sin competencia. Se le llamó “mercantilismo”, denunciado como “monopolista” por todos los escritores liberales. La NEP fue una reedición del mercantilismo, y los “Nepistas”, los empresarios mercantilistas de sus días.

Leer más...

20800270 351062151991201 8342840129506116180 n

“Tener absoluto respeto por la vida humana desde el instante de la concepción”
(Juramento hipocrático)

Escribe: Tomás González Pondal.- Les contaré sobre los “nueve abortos” que apoya «Ni una menos», apoyo que comparte con otras entidades y con todo aquél que admite la eliminación de un ser humano desde su concepción hasta el momento antes de ser dado luz, llamase madre, padre, gobernante, legislador, juez, médico, docente o adolescente. “Nueve abortos” es una figura para significar todos los abortos que se han dado y se dan en los nueve meses de gestación.

En lo arcano del tiempo me fueron presentadas nueve mujeres, y de ellas escuché lo siguiente:

Hola, dile a los hombres que me llamo Cecilia. Les hablo en representación de todos los seres humanos en gestación que hemos sido abortados durante todo el primer mes de vida. En mi caso concreto, luego de que vine a este mundo, es decir, en el instante de mi concepción, no pude anidarme en el útero materno, pues fui despedida por una invención humana que impide la implantación. Me hubiera gustado gritar “Ni una menos”, pero “Ni una menos” sumó una más.

Hola, dile a todas las amadas madres que me llamo Denisse. Les habló en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados durante todo el segundo mes de vida. Nuestro corazón en ese tiempo ya late vivamente, se van formando nuestros ojos y otras partes del cuerpo. Soñé con decirle a mamá: “este corazón también te ama”. En lo que a mí respecta, fui despedida por una fuerte aspiración que literalmente me dejó molida. Me dijeron que “Ni una menos” estaba contra la violencia, pero por su prédica a favor del aborto, “Ni una menos” sumó una más.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *