Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 24 de Enero 2018


Frase Cabecera 245px

Cab Varios

caosterror

Escribe: Juan Alberto Ugaz.- Antes de Fujimori, esa clase política decadente nunca hizo nada por cambiar la realidad de una Nación que se estancó en lo dejado por el General Velazco de manera intacta. Eso le hizo mucho daño al país. La expresión de aquello que hoy conocemos como ANTI FUJIMORISMO ha vivido engañando a lo largo de estos últimos 16 años para tapar las responsabilidades nunca asumidas en un mea culpa de como dejaron al Perú.

Eramos un país en proceso putrefacto y de auto destrucción. Con una mala constitución que nadie aprobó en un referendum. Y nuestros políticos metidos en actos de corrupción se hicieron millonarios como pasó con los militares.

Desde el gobierno del "honrado" Belaunde, donde se tiraron la plata, pasando por el desastre del primer gobierno aprista. Nos toco vivir con coches bomba, muertes por todos lados, sicariato, narco tráfico, hiperinflación y la falta de productos de primera necesidad. A esto se sumaba la ausencia de reservas internacionales y una inmensa deuda casi impagable. Eramos un país fraccionado y mucha gente se fue, no valía la pena vivir en el Perú.

Pero cuando llega Fujimori, pone orden, cambia la constitución, hace las reformas tocando lo de Velazco, privatiza y acaba con el terrorismo. Los decadentes anti fujimoristas unicamente hicieron una oposición obstruccionista hasta cuando entramos en conflicto de guerra con el Ecuador. Jamás fueron capaces de hacer gobierno. Nunca pudieron con las reformas hasta de las que faltan. Y por eso se concentraron en lo que fue su eterna estrategia. Desprestigiar a Fujimori y a la década de los 90. La llamaron la década de la oscuridad. Inventaron mentiras, lo volvieron mediáticamente genocida y taparon su reciente pasado tratando de vender la idea de un país en orden institucional normal y de respeto constitucional a aquella anarquía en la que estuvimos.

Incapaces de enfrentar al terrorismo, de poner las fronteras donde debieron haberlas puesto. Con dos horas de agua al día y alguna vez de luz, pretendieron engañar a los jóvenes acusando a Fujimori de haber roto por antojo un orden realmente inexistente. Los que vivimos esos días sabemos de aquella anarquía.

Leer más...

B4K 03

Escribe: Marcos D’Angelo .- En líneas generales, en la actualidad bastante gente -incluidos intelectuales- tienen mucho miedo de que se les tilde como “homofóbicos”. Sus expresiones tienen palabras suaves para no herir la sensibilidad de homosexuales o lesbianas y, con frecuencia, este último tipo de personas señala con el dedo gritando: “¡homofóbico!” a todo el que piensa que en la homosexualidad no habría nada de malo.

Tiene que quedar claro que en su predicación Jesús pone en primer lugar el mandato de la caridad, y de allí se puede inferir que hay que amar a todas las personas, también a las homosexuales. Sin embargo, y ésta es la realidad que el lobby gay no quiere afrontar, el pecado de la homosexualidad (no el homosexual) es duramente fustigado en la Sagrada Escritura. Con el pecador Dios se muestra misericordioso pero se muestra inflexible con el pecado.

En estas líneas se pretende reflexionar brevemente desde el punto de vista de la Sagrada Escritura el tema de la homosexualidad, incluyendo en este concepto el lesbianismo. ¿Acepta Dios la homosexualidad como una práctica natural? ¿Apoya Dios la conducta homosexual?

Leer más...

gfrtbsjj

Escribe:Luis A. Chávez Hartley.- Nunca en la historia de la humanidad hubo una civilización tan decadente que, por más corrompida que estuviese, llegara al extremo de enseñar a sus niños que el varón puede desempeñar el “rol sexual” de la mujer, y viceversa.

Nunca, sí... hasta que a fines del siglo XX apareció la ideología de género, la misma que ahora pretende imponer esa aberración antinatural a los escolares del Perú.

¿De dónde viene esa ideología alucinada? Ella es la sucesora y la quintaesencia del comunismo. Este se había propuesto abolir las desigualdades de clases sociales. Y su heredera se propone ahora, según proclaman sus principales referentes, abolir las “desigualdades de clase sexuales”, es decir, desvincular por completo al hombre de los condicionamientos impuestos por la misma naturaleza.

Con ello la utopía revolucionaria, ese desafío a Dios condensado en el binomio igualdad absoluta-libertad completa, llega a su extremo más radical y delirante (por ahora...), expresado en esta ideología destructora de la familia y de la sociedad.

Este es el fondo de cuadro que debemos tener presente en el debate que ahora se traba en torno de los currículos escolares presentados por el Ministerio de Educación peruano.

El episodio de los currículos en una visión de conjunto

Como antecedente revelador, recientemente, denuncias de currículos similares en Colombia desencadenaron una masiva e indignada reacción popular, encabezada por agrupaciones de padres de familia. Las manifestaciones de protesta tomaron las calles de ciudades de todo el país y amenazaban volverse incontenibles. Entonces el propio presidente Juan Manuel Santos se vio obligado a anunciar que retiraba los currículos de circulación.

Ahora el caso se repite en el Perú. Al conocerse que los currículos escolares y las guías para profesores del Minedu estaban impregnadas de ideología de género, comenzó una reacción, al principio de extrañeza, después de estupor y por fin de indignación al ver la profundidad ideológica de esos contenidos corruptores.

Cuando esa indignación ciudadana ya tomaba cuerpo —por ejemplo en la manifestación realizada frente al Ministerio de Educación en San Borja el 25 de noviembre, de la cual participó Tradición y Acción —, algunos textos impugnados desaparecieron como por arte de magia del portal del Minedu en Internet. Y el propio ministro del ramo, Jaime Saavedra, anunció que ya no están más vigentes porque eran del año 2014, queriendo dar idea de que él es ajeno al caso. Pero sucede que en 2014 él ya era ministro (asumió en octubre de 2013); por tanto los currículos y guías fueron utilizados ya durante su gestión, y es inútil querer eludir su responsabilidad.

Leer más...

napolo

Escribe: Mario Linares Jara.- ¿Puedo decidir ser Napoleón? ¿No? Pero, ¿Josefina sí?

En el caso de Napoleón tendría un problema mental. Pero, en el caso de Josefina, ¿todo está bien porque el género es lo que yo decida o sienta?

Para Napoleón el manicomio. Para Josefina, la ideología de Género. Para el caso de sentirme Napoleón el problema es mental. En cambio, si me siento Josefina, Anastasia o Juanita, oiga usted, la mente está muy bien, el problema, qué duda cabe, ¡es el cuerpo! Tendría por mala suerte, ¡el cuerpo equivocado de un hombre y la mente de una mujer! No hay otra conclusión. No hay traumas afectivos o abusos que expliquen el asunto. Que va. La explicación es fácil. Uno decide por lo que siente al margen de la biología y punto.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *