Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 22 de Enero 2018


Frase Cabecera 245px

Cab Varios

cartabache

Escribe: Oliver Pérez.-Hay un consenso unánime entre socialdemócratas, progresistas y revolucionarios en cuanto a que el acceso a la educación es clave para salir de la pobreza, se nos inunda con montones de estudios y estadísticas que validan esta tesis. Los primeros en repetir ese “cacareo” son los progresistas, la mayoría de los cuales tuvieron la oportunidad de licenciarse en una universidad privada y que hoy pertenecen a la llamada clase media.


Comencemos por tratar de hacer un análisis desapasionado de la situación; tomando en cuenta los estudios que se llevan a cabo, desde instituciones sin fines de lucro hasta empresas que nos promueven sus productos, con la siguiente pregunta: ¿quién paga esos estudios? Hago la observación porque es común que estos estudios estén sesgados por parte de aquellos que lo promueven o los llevan a cabo, y, aparte de eso, las estadísticas son por lo general muy fáciles de falsear. Sin embargo, al margen de estas consideraciones personales, los invito a que hagamos un ejercicio basado en la lógica y la razón, para desmontar lo falaz del argumento de que la educación es clave para superar la pobreza.


Cuba y Venezuela son reconocidos por importantes organismos internacionales como países con altos niveles de alfabetización y profesionalización, no es extraño encontrase en la isla ingenieros agrónomos que hablan de dos a tres idiomas y que sin embargo trabajan como acarreadores de agua para poder sobrevivir , En Venezuela, hoy, veo a las caravanas de jóvenes universitarios recién graduados que mañana saldrán a la calle a buscar empleo y que se encontrarán con un mercado que no les ofrece las oportunidades para explotar sus conocimientos técnicos.

Leer más...

PazFarcColombia

Escribe: Edwin Heredia Rojas.-  Lo decimos ahora, a 10 días de firmarse el Acuerdo de Paz -"Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera"- y a 15 de que éste sea refrendado en plebiscito por el pueblo colombiano. Lo hemos venido diciendo (cfr. Pilares de la Sociedad nn.113 y 114). Lo decimos deseando equivocarnos. El conflicto -eufemismo interesado- entre las FARC y el Estado colombiano se remonta 50 años atrás. Alrededor de 300 mil muertos, secuestros, torturas, violaciones, reclutamiento de menores de edad, etc., es su balance. Y pretenden sellar la paz, obviando la justicia. Lo decimos ahora: quizá no solo no se consiga la paz, sino que se engendre mayor violencia.

¿Por qué? Responde la senadora colombiana Holguín: "Porque lo acordado en La Habana viola lo establecido en la Constitución y en tratados internacionales ratificados por el país, debilita la democracia y las instituciones, da mal ejemplo porque concede impunidad y permite que sean cargos públicos delincuentes con delitos atroces y de lesa humanidad. Además, humilla a las víctimas, lava el dinero de la guerrilla y fortalece el delito del narcotráfico (…) ".

Es verdad que no hay acuerdo de paz perfecto y que la justicia debe hacer concesiones en aras de alcanzarla. Pero sacrificar la justicia -casi totalmente- impide la paz. Veamos, entre otros, tres temas muy cuestionados. El acuerdo final confirma lo adelantado: los que cometieron horrendos crímenes no tendrán cárcel. Crearán un tribunal especial para delitos graves. Quienes los confiesen podrán evitar la cárcel y recibir penas alternativas. Solo si no lo hacen y son declarados culpables, su condena será entre 8 y 20 años de prisión. Además, los miembros de las FARC no serán extraditados. En cambio, muchos líderes paramilitares -desmovilizados por Álvaro Uribe- sí fueron extraditados a Estados Unidos, donde purgan prisión.

Leer más...

cipriii

Escribe: Ricardo Escudero.- Resulta impopular para los que se han adueñado de algunas columnas de opinión en determinados medios de comunicación, que alguien diga lo que piensa, si es en favor del Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani.

 

Peor aún, la lluvia de ofensas e insultos no paran cuando uno responde tratando de hacer entender a los expresivos detractores de la Iglesia, que si bien ellos tienen derecho a criticar y enjuiciar con sus opiniones, ese mismo derecho nos asiste a los que tenemos otras formas de pensar.

Como soy amigo de Juan Luis, comienzo por decirlo.

 

Lo conozco desde que estaba yo en el colegio y junto a Don Manuel Tamayo sacerdote y también Recoletano- compartimos muchos momentos de Fe, deporte, estudio y alegría.

Durante el transcurso de la vida he sido testigo de la tenacidad y entereza de Juan Luis - siempre lo he llamado por su nombre, aún siendo Arzobispo - y creo que el ejemplo de su apostolado está lleno de virtudes y ejemplo.

 

Le pedí en alguna ocasión que celebre las Bodas de Plata de mis Padres, y también las Bodas de Oro. Cuando estuvo en Ayacucho, vino a Lima especialmente para mi matrimonio.

En consecuencia, tengo eso que llaman sesgo por la amistad.

 

Como amigo, he conversado muchos temas con Juan Luis, asuntos dolorosos y otros llenos de felicidad. Siempre he respetado su dirección espiritual y lo que representa para nuestra Iglesia.Con el paso del tiempo y sus obligaciones, nos vemos muy poco, ocasionalmente, pero no dejo de leer lo que escribe, de escuchar lo que dice y también, de leer y escuchar lo que dicen de él algunas personas cuyas palabras y letras están llenas de un odio y violencia que sobrepasa todo extremo.

 

Por ejemplo, he visto en el Diario La República la columna de Augusto Alvarez y en verdad, me parece excesiva su obsesión contra el Cardenal. No creo que La República comparta la misma tendencia de enfrentamiento, por más que sea un diario no precisamente afín a las posiciones de Cipriani o a las mías.

 

Alvarez ha compuesto un discurso donde toda palabra del Arzobispo debe ser condenada, rechazada y si es posible, puesta en un archivo para que sirva de argumento y se le expulse de su cargo como Primado de la Iglesia Católica.

Es más, pide que no culmine su labor apostólica y que sea removido antes de llegar a la edad límite de su responsabilidad.

En mi opinión, si lo pidiera un crítico limpio, le daría margen de respeto. Pero al señor que ha escrito esa columna, lamento no cederle ni una nota de atención.

Leer más...

ee9f60bd ec67 4bcf a24b 630c050b4283

Escribe: Richard Campos Villalobos.- Hasta que la izquierda local, es decir el frente amplio, finalmente se mostró ante el país tal y como es, estratosféricamente tramoyista y sin el más mínimo signo de sonrojo. Ante los hechos acontecidos en nuestro vecino carioca, ha salido el bloque de estos farsantes de la política a babear con sus lecciones de “moral” y “democracia” el mismo cuento, la misma farsa, el mismo chiste, y las mismas poses, bien dicen que cuando se tiene rabo de paja lo mejor es quedarse en silencio y más si no se tiene el menor sentido de coherencia. Como se sabe, en Brasil el congreso, elegido por el pueblo en elecciones abiertas y libres, ha defenestrado – también bajo los cánones que manda la ley – a la mandataria Dilma Rousseff por muy serios indicios de corrupción y como es natural en un país organizado bajo las reglas del estado de derecho y la decencia, la representación popular la retiró del cargo y ¿Cuál ha sido la reacción del frente amplio?, pues chillar hasta el paroxismo, arañarse la cara y rasgarse las vestiduras en público, hasta han pedido la estulticia de que el presidente Kuczynski desconozca al nuevo gobierno que sucede a la ex mandataria, porque eso sería reconocer un “golpe de estado” ¿Hilarante verdad? Pero ahí no queda la cosa, veamos.

Hace unas semanas el congreso firmó una moción de condena al dictatorial gobierno de Venezuela, quienes han sumido en la más espantosa crisis económica, social y política de su historia, ¿Qué hizo el frente amplio? Dar un portazo a los medios, diciendo que los problemas de una universidad local eran más importantes que Venezuela, tuvieron que volver sobre sus fueros unos días después aunque firmando por separado una tibia condena. Es que cuando se trata de Venezuela el frente amplio se olvida de hablar, sufre de una oportuna amnesia, solo ante la presión balbucean frases como “Ha habido procesos electorales democráticos supervisados internacionalmente” y cuando la situación se termina en Brasil bajo el imperio de la ley entonces el frente amplio es abundante en calificativos y en contundencia, Veronika Mendoza ha dicho por Twitter que es “Un duro golpe a la democracia” hay que recordarle a la ex candidata que quien sacó del poder a la señora Rousseff ha sido el congreso de su país, en pocas palabras ¡el pueblo!, las instituciones allá siguen su normalidad, por tanto no se trata de ningún golpe señora Mendoza, lo actuado en Brasil es un mecanismo constitucional, cosa diferente en Venezuela, donde desde 1999 la constitución viene siendo pisoteada a mansalva por sus mandatarios y las instituciones fenecieron desde ese año aciago.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *