Buscar en LA ABEJA:

Martes, 21 de Noviembre 2017


Frase Cabecera 245px

embarahombe

Escribe: Tomás González Pondal.- Dos aberraciones más se vienen a sumar al conjunto de piezas del rompecabezas de la nefasta ideología de género, que, mínimamente, intenta romper las «cabezas».

Si hay una ideología destructiva es precisamente la denominada “de género”; y como toda ideología destructiva degenera, parece redundante calificarla de degenerada. Pero me resultó oportuna la calificación para el caso de la invención que vengo a atacar, pues quiero enfatizar que estamos frente a un pensamiento que en verdad destruye, al pretender, entre otras cosas, torcer a la naturaleza misma.

Conforme circulan las noticias, ahora para “evitar discriminar a las personas transexuales e intersexuales, la Asociación Médica Británica recomendó a sus afiliados sustituir la expresión «futura madre» por «personas embarazadas»". Estos eruditos de laboratorio, no temen, en nombre de la discriminación, discriminar a la única criatura capaz por naturaleza de quedar embarazada, a saber, la mujer. Solo la mujer puede devenir madre. Lo dije en otro artículo y lo reitero nuevamente aquí: estos genios de pacotilla le roban a la mujer sus verdaderas prerrogativas, y son ellos los que manifiestan odio a ella. Por vía del encono y el engaño deciden que la palabra «madre» no sea utilizada. Y encima como estrategia, inculcan –ahora sí principalmente sirviéndose de la mujer- la idea de que uno es el malvado, el duro, el inmisericorde.

 

Sus invenciones de antro no pueden soportar que sea únicamente la mujer la que pueda dar a luz, la que pueda ser llamada con verdad y justicia: madre.

La Asociación deformadora británica, preparó una “guía para la comunicación efectiva: lenguaje inclusivo en el trabajo; en español, explican que aunque la inmensa mayoría de las personas embarazadas o que han dado a luz se identifican como mujeres, hay que tener en cuenta a las personas intersexuales o transexuales que son capaces de quedarse embarazadas”. Es la mejor manera de sostener que la realidad natural debe adecuarse a las delirantes construcciones mentales, sea como sea. Su aberración por la naturaleza los lleva a manifestar que hay otros seres que pueden dar a luz y que no se identifican a sí mismos como mujeres. No pueden aceptar que en modo alguno, bajo ninguna forma -¡la naturaleza no se los permite!-, alguien con embarazo pueda liberarse de ser mujer. Al menos un político llamado Philip Daves calificó al documento de “ridículo”, expresando además: "Si no se puede llamar 'futura madre' a una mujer embarazada, entonces, ¿adónde irá a parar el mundo?”. Estimado Philip: vamos viendo a donde está yendo a parar el mundo.

Desde la otra vereda, un tal Heather Ashton, miembro del grupo de apoyo a las personas transexuales, viene a indicar “que la sugerencia de evitar la expresión «futuras madres», significa un gran paso adelante para dejar atrás la discriminación”. Son estos tipos los que discriminan perversamente, son ellos quienes quieren apartar a la mujer y a la maternidad. No dejan atrás a su discriminación; la han llevado siempre delante de sí. Le quieren pasar una topadora a todo lo que es dado por naturaleza, mientras nos exigen: “acepten, acepten, acepten”, cosa que lleva implícito el “cedan, cedan, cedan”.

Las noticias también expresan que otras acciones se “han llevado a cabo en el Reino Unido, donde por presión de organizaciones defensoras de los derechos homosexuales, las palabras madre y padre en los pasaportes internacionales fueron sustituidas por «progenitor 1» y «progenitor 2»". Estas flamantes novedades ingeniadas por los trans-formers, le refriegan a uno en la cara que hablar de «madre y padre» es ahora algo que discrimina, y que, por tanto, son expresiones que deben ser eliminadas; pero ellos gustosos se hacen llamar transgeneros; transexuales; homosexuales; lesbianas; fluidos; andróginos; dos espíritus; agéneros; cross-dresser; bigénero; drag-king; homogravidam; homohysterics; muliermachus; etc. Sirviéndose de la discriminación nos modifican nuestro léxico, y también valiéndose de ella nos quieren imponen nuevas concepciones. ¿Qué les hace pensar que «progenitor 1» y «progenitor 2», no son términos que discriminan a «madre y padre»? ¿Qué les hace pensar que la gama impresionante de géneros que ahora hacen desfilar ante nuestros ojos no es algo que discrimina a la naturaleza evidente de un hombre y una mujer? Amparándose en una engañosa seriedad se nos ríen en la cara, y muchos, tristemente, tildándose de seres pacíficos, no ven la burla y se tragan la fementida teatralización.

Regístrese bien el detalle aportado por el informativo y no lo deje escapar: “por presión de organizaciones”. ¿Se entiende no? ¡Por presión!

El circo es grande, los números no han acabado. Nos informan también, en nombre de las construcciones sociales modernas (“cultura” moderna); en nombre de algo que llaman “cultural” y que menosprecia lo biológico y la recta cultura universal, que están preparando una degeneración nunca antes vista: el hombre capaz de embarazo. El prodigio fue concebido en el Reino Unido: “para muchos médicos no se trata de si podrán, sino de cuándo podrán, ya que dan por seguro que los hombres transgénero podrán implantarse un útero y tener sus propios hijos de forma biológica. Es más, el profesor Steven Weyers, del Hospital de la Universidad de Gante (Bélgica) -encargado de un programa para implantar un útero a 20 mujeres infértiles- apunta a que esta técnica estará disponible en apenas diez años (...). Y es que ya hay quien apunta a que toda persona nacida varón y convertida en mujer tiene derecho a quedarse embarazada si la tecnología lo permite”. A los futuros frankenstein embarazados ya los ven como algo biológico; concretamente manifiestan que podrán tener “sus propios hijos de forma biológica”. Violentarán a la naturaleza en un grado nunca antes visto, y ahora sí les importa llamarlo biológico. Basurearon a la biología pero ahora les sirve; es útil, claro está, siempre y cuando se trate de moverse dentro del marco ideológico de su engendro moderno calificado de cultural.

Hablar de “hombres transgenero” con posibilidad de embarazo, no discrimina; pero si habla de «futura madre» o de «padre y madre», sí. Recuérdelo: al hablar de “hombre trans-genero” no hace falta aplicar la expresión “persona embarazada” o “progenitor 1” o “progenitor 2”, porque en tal instancia, según los ideólogos, no existe la discriminación que ellos condenan. Alzan la bandera del aborto en sus marchas bregando por la libertad de matanza del hijo de mujer, pero luchan ahora recurriendo a aberraciones por poder tener el hijo de hombre.

Han querido diferenciarse rechazando lo que les dio la naturaleza; han discriminado a la naturaleza; la detestan, pero se sirven de ella; no quieren sus dictados, pero quieren dictarle cosas nuevas; niegan su valor, pero la manipulan para decir que ellos son naturales. Vociferan a gritos que debemos transar tranquilamente con sus diferencias, exigiendo de nosotros que no tengamos un modo de ver las cosas diferentes. Sostienen que cada uno es libre de pensar lo que quiera, pero si lo que usted piensa difiere de lo que ellos piensan, se encargarán de hacerle saber por qué usted no puede pensar de otro modo. Piden que aceptemos las diferencias que tienen con nosotros, pero no quieren en modo alguno aceptar las diferencias que tenemos con ellos. Son intransigentes con el respeto a la finalidad de los seres y por eso no les importa torcerlos; mas nosotros somos intransigentes con las aprobaciones contranatura y por eso luchamos por rechazarlas. No se trata de ver quién es más inflexible; simplemente es cuestión de ver que ellos fundan su intransigencia en la aberración y nosotros nos basamos en la racionalidad.

Deben ser desenmascarados estos manipuladores de inteligencias, aún a costa de que digan que uno genera divisiones sociales o promueve el odio; es parte del juego que han buscado imponer, y que, tristemente, muchos han comprado. Hay ocasiones que ameritan el filo de la palabra forjada en el bien; y muchos deteniéndose en el filo, concluyen que se trata de odio. No se acusa a los galenos de tener rencor hacia las personas cuando aplican el filo del bisturí para combatir el cáncer. Alguien me ha hecho llegar una crítica, manifestándome -con toda buena intención- que “es bastante terrible ver que porque alguien sea diferente ya empiecen a odiar. La sociedad se va volviendo cada vez menos humana y cada vez con menos valores. ¿Y qué necesitamos para combatir esto? Una sociedad educada y culta, solamente luchando contra la ignorancia se hace una sociedad más humana.” Espero haber arrojado luz que muestre de qué lado está el odio; espero que quede claro porqué la sociedad se va volviendo menos humana; espero haber dado respuesta de porqué hay menos valores; espero que quede claro dónde radica la falta de educación y cultura; y espero que quien formuló la crítica entienda que esta lucha es también contra la ignorancia, y para contribuir a una sociedad más humana y menos destructiva de todo lo que implique orden.

La ideología de género no lucha ni por la ley divina ni por la ley natural; ni por la patria; ni por la familia; ni por los niños; han querido y quieren manipular todo eso. Luchan sólo y exclusivamente por sus trans-formaciones, las que, gustosos, desearían ver reflejadas en todo lo existente. ¿Se ha reparado en eso? Bajo el estandarte de la revolución que promueven, quieren ver todo trans-formado: una nueva “ley”, la ley del antojo; nuevas sociedades; nuevas “familias”; nuevos niños; nueva “educación”. Parece que todo debe tener el signo de la trans-formación, parece que todo debe estar bajo el signo de la trans-formación.

Forma parte del plan de los trans-formadores generar miedo entre los que no piensan como ellos, por lo que suelen recurrir al ultraje; a las amenazas y a etiquetar con epítetos inverosímiles. Quieren empujar al silencio, pues saben que en su campaña cualquier silencio les es amistoso. La lección es sencilla: «El silencio inoportuno en la defensa del bien, es la voz cómplice con el ataque del mal».

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *