Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 13 de Diciembre 2017


Frase Cabecera 245px

20800270 351062151991201 8342840129506116180 n

“Tener absoluto respeto por la vida humana desde el instante de la concepción”
(Juramento hipocrático)

Escribe: Tomás González Pondal.- Les contaré sobre los “nueve abortos” que apoya «Ni una menos», apoyo que comparte con otras entidades y con todo aquél que admite la eliminación de un ser humano desde su concepción hasta el momento antes de ser dado luz, llamase madre, padre, gobernante, legislador, juez, médico, docente o adolescente. “Nueve abortos” es una figura para significar todos los abortos que se han dado y se dan en los nueve meses de gestación.

En lo arcano del tiempo me fueron presentadas nueve mujeres, y de ellas escuché lo siguiente:

Hola, dile a los hombres que me llamo Cecilia. Les hablo en representación de todos los seres humanos en gestación que hemos sido abortados durante todo el primer mes de vida. En mi caso concreto, luego de que vine a este mundo, es decir, en el instante de mi concepción, no pude anidarme en el útero materno, pues fui despedida por una invención humana que impide la implantación. Me hubiera gustado gritar “Ni una menos”, pero “Ni una menos” sumó una más.

Hola, dile a todas las amadas madres que me llamo Denisse. Les habló en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados durante todo el segundo mes de vida. Nuestro corazón en ese tiempo ya late vivamente, se van formando nuestros ojos y otras partes del cuerpo. Soñé con decirle a mamá: “este corazón también te ama”. En lo que a mí respecta, fui despedida por una fuerte aspiración que literalmente me dejó molida. Me dijeron que “Ni una menos” estaba contra la violencia, pero por su prédica a favor del aborto, “Ni una menos” sumó una más.

 

Hola, dile a todos los amados padres que me llamo Marilyn. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados durante todo el tercer mes de vida. Nuestro cuerpo en tales días está muy formado. A mí me eliminó un médico sirviéndose de una pinza que me hizo sufrir hasta matarme. A mi pobre madre la engañaron diciéndole que todo se trataba de una “interrupción”. Pretenden que «Ni una menos somos todas», menos todas las que se pretende abortar. Qué cuenta tan extraña: dicen sumar, al mismo tiempo que desean restar. Pensé que tenía protección de “ni una menos”, pero como “Ni una menos” no nos protege, sumó una más.

Hola, dile a todos los gobernantes que mi nombre es Mónica. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el cuarto mes de vida. Durante ese transcurso temporal podrían distinguirse nuestros órganos sexuales, podemos también oír ruidos desde el exterior y cabemos en la palma de una mano. Pensé que de esa palma recibiría algún día una caricia, pero de un momento a otro me convertí en un conjunto de sangre mezclada con cuerpo. Escuché que «Ni una menos» habla de libertad, pero a mí me hicieron esclava de su reino de muerte, y, en razón de ello, sumó una más.

Hola, dile a todos los legisladores que mi nombre es Mayra. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el quinto mes de vida. En tal tiempo ya tenemos pestañas, cejas y pelo; también a veces podemos chuparnos el dedo, signo de paz. Pocos fueron mis días, gracias a los que -gastándose en el desafío de ser Dios- transformaron mi existencia en un blanco objeto de destrucción. Mi muerte se debió a que mi cabeza fue arrancada del cuerpo. Me dijeron que “Ni una menos” pide respeto, pero como violan lo que piden “Ni una menos” sumó una más.

Hola, dile a todos los jueces que mi nombre es María. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el sexto mes de vida. A lo largo de este período temporal nuestros ojos ya se pueden abrir. En mi caso, eso duró poco. Salí del vientre de mi madre vía trituración. Me enteré que «Ni una menos» rechaza las agresiones físicas que contra ellas se dirigen, pero con diabólica hipocresía mandan contra nosotros algo peor, a saber, la destrucción que concluye en muerte. Prueba de eso es que sumó una más.

Hola, dile a todos los médicos que mi nombre es Marta. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el séptimo mes de vida. Para tal fecha podemos patear y estirarnos, podemos llorar. Esto último fue lo que hice cuando sentí que una solución salina me quemaba toda. Ningún humano escuchó mi ¡ay!, ninguno vio mis lágrimas. «Ni una menos» defiende que las mujeres no deben ser forzadas, pero son esas mujeres de «Ni una menos» las que fuerzan nuestra muerte. Por eso sumó una más.

Hola, dile a todos los docentes que mi nombre es Luz. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el octavo mes de vida. Aquí ya tenemos los huesos de la cabeza muy flexibles. Un objeto filosísimo me partió en dos y luego en otros tantos pedazos. Me enteré que «Ni una menos» habla de justicia, pero para nosotros destinan una de las peores injusticias. Con mi caso, sumó una más.

Hola, dile a todos los adolescentes que me llamo Marina. Les hablo en representación de todos los seres humanos que hemos sido abortados en el noveno mes de vida. Para tal tiempo ya tenemos alrededor de 50 cm, ¡bastante grandes, ¿verdad?! Un médico me sacó por cesárea y me arrojó a una bolsa de nylon negra en donde había otros bebitos muertos que fueron eliminados de la misma manera que yo. Supe que «Ni una menos» reclama sensibilidad, pero para con nosotros apoyan el colmo de las insensibilidades. Aquí me tienen, sumó una más.

Luego de que cada una me dijera lo que acabo de escribir, todas refirieron otras críticas. Pero me llamó mucho la atención que hicieron hincapié en una en particular, y que, por lo que advertí, les molestaba de singular modo. Se quejaron de la frase que dice: «Somos el grito de las que ya no tienen voz»; tildaron a esto -con toda justicia- de gran mentira promovida por «Ni una menos». Comprendí al instante su indignación, pues es precisamente «Ni una menos» un grito para que otras queden sin vida y, por ende, sin voz.

bebito

#NoAlAborto #NoAlFeminismo #NoALaIdeologíaDeGénero

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *