Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 13 de Diciembre 2017


Frase Cabecera 245px

bigmouth

Escribe:Tomás González Pondal.- Sabemos que el fuego se puede controlar con agua: solo a un desequilibrado se le ocurriría sostener que tal control se logra utilizando gasolina. Sabemos que el pequeño árbol que se presenta como una delgada varilla, necesita para crecer recto del palo rector: nadie quiere que el día de mañana la copa del árbol esté metida en el living de su casa. Si quiere que su hijo crezca sanamente, guíelo con la razón: solo a una prensa necia se le puede ocurrir poner por guía a un monstruo degenerado.

Adelantemos que se trata de un disparo dirigido a la mente de los niños. Adelantemos que el periódico lo festeja. Adelantemos que bien se sabe que en las edades de la preadolescencia (y adolescencia incluida) se absorbe casi sin análisis, pasa todo sin filtro. Adelantemos que el maligno diario no apoya un control equilibrado; apoya, por el contrario, exacerbar, dar rienda suelta, hace estallar las hormonas. Entonces difunde al nuevo integrante de la decadencia televisiva, a: «Big Mouth», también conocido como “El Monstruo de las hormonas”.

 

Eso sí, en la era de la hipocresía, lo importante no es si se le revienta la mente a un menor, es no quedar mal con la hedionda “no discriminación”, por eso también está: “La Monstrua de las hormonas”. Monstruo y Monstrua: sí, el lenguaje debe ser “muy cuidadoso” ahora. Un tercer monstruo llamado fantasma Duke propone a lo contranatura como algo de lo más normal, y el matutino indica que tal vez sea el programa “con la mayor cantidad de pitos dibujados en la historia”. Desde luego -¡no podía ser de otra manera!- la calificación que el medio de comunicación le da a la serie televisiva es de: ¡Excelente!, otorgándole cinco estrellas.

El Monstruo de las hormonas es un dibujo con cuerno y nariz en formato de pene caído, seguramente porque debe olfatear la revolución hormonal. Para la prensa se trata de una serie de “chicos en busca de la madurez”, porque para ella, dedicarse a la masturbación es signo inconfundible de una gran madurez. Madurez para el periódico es exacerbar bien el instinto sexual. Eso sí, si más tarde aparecen los acosos o cosas peores, ahí hace lucir su máscara farisáica, se rasga las vestiduras, y pide seres moderados y respetuosos.

Nos informan que se trata de una serie que toca con total desparpajo los “traumas de la preadolescencia, cuando la infancia sufre el vendaval de la monstruosa pubertad”. A los pasos naturales de la vida, por más que sean significativos, se los llama ahora traumas. Ahora es un trauma si un chico descubre que está creciendo, y ahora es un trauma si una chica da comienzo a sus períodos menstruales. Y a esos cambios la prensa perversa los ve como monstruosidades, y, como remedio, defiende por caso la masturbación. La regla es que no son cosas traumáticas, y mucho menos monstruosidades. Aquí como regla el único monstruo pervertido se llama diario, y son contadísimas las excepciones a esa monstruosidad.

El Monstruo y “monstrua” de las hormonas son una suerte de guía ante la excitación. La porquería se desarrolla por Neflix en 10 capítulos. Los chicos tiene Neflix en su celular, bajan los capítulos, los ven, y los padres ni enterados. En el capítulo primero el monstruo se le aparece en la escuela e incita a la masturbación; en el segundo tocan la menstruación e incitan también a las mujeres a masturbarse; en el tercero proponen situaciones gay como algo normal; en el cuarto, el que sangra ve porno; en el quinto se inculca la rebelión de la chica contra la madre; en el sexto se propone relaciones sexuales con una almohada; en el séptimo masturbación; en el octavo se incita al sexo oral, a tomar jarabe (codeína) con Sprite para lograr una mayor excitación; en el noveno se ve lesbianismo en madres y drogas en padres; en el décimo se propone porno y el chico se vuelve adicto. Este conjunto repulsivo de degeneración es el “remedio” que el medio de comunicación aplaude.

En este mundo de tergiversaciones y engaños finos, lo monstruoso para la prensa sería el despertar sexual, no lo que ella perversamente propone para explotar ese despertar.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *