Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 13 de Diciembre 2017


Frase Cabecera 245px

Cobramento2

Escribe:Guillermo Schoof Chavez.- En primer lugar, una aclaración; al empezar esta narración hice referencia a que Cobriza pertenecía a la provincia de Tayacaja del departamento de Huancavelica, lo cual es válido para el año de los hechos, 1971, pero en 1985 se creó la provincia de Churcampa, la que comprendió entre otros el distrito de San Pedro de Coris donde se ubica la Unidad Cobriza, resultando entonces ésta comprendida en el cambio.

Al inicio de las actividades de exploración y desarrollo los años precedentes y, luego, a partir de 1968 con la explotación, la labor de reclutamiento de personal fue totalmente inadecuada, pues se privilegió la celeridad sobre la selectividad. Así, la compañía mandaba camiones a poblados vecinos a que convocaran a viva voz a quienes quisieran ir a trabajar a lo que localmente se llamaba entonces La Cobriza y, por otro lado, se pidió a los Superintendentes y Jefes de Relaciones Industriales de las otras Unidades de Producción de la misma Cerro que enviasen su personal excedente; el resultado fue que de una fuente se coló hasta gente de mal vivir, así como infiltraciones de agitadores políticos y, de la otra, los funcionarios aprovecharon para deshacerse de su gente conflictiva. En conclusión, Cobriza tenía un alto índice de trabajadores desadaptados y un serio ambiente de conflictividad y agresividad.

 

En los primeros tiempos se sucedían las historias de belicosidad, se encontró un hombre ahorcado colgando de un árbol, las amenazas de paralizaciones intempestivas de labor sin claro fundamento y los paros mismos eran frecuentes; en general la minería en el País y más en la sierra central atravesaba una época de gran agitación política, situación que se agudizaba en el caso de Cobriza, que estaba considerada la Unidad más conflictiva de la empresa. En los primeros meses del año ya había habido un incidente de captura de las instalaciones de la Planta Concentradora y, poco después, el anterior Jefe de Relaciones Industriales había tenido que escapar al ser perseguido por una masa de señoras con el ánimo evidente de capturarlo. La labor de los funcionarios era realmente difícil, pero se trataba de un equipo multinacional de gente capaz y con verdadera vocación profesional dispuesto a superar las dificultades. Ciertamente, era un mosaico interesante. El Superintendente y Jefe del Campamento era un canadiense-inglés; su Asistente y segundo en la jerarquía, un canadiense-francés; el Superintendente de la Concentradora y su Asistente eran los únicos peruanos; el Jefe Mecánico de Concentradora era peruano de nacimiento, educado en USA y nacionalizado norteamericano; el Capitán General de Minas, alemán; el Jefe de Mantenimiento y el Jefe de Ingeniería, ingleses ambos; el Contador, norteamericano. Todos ellos, más el Jefe de Relaciones Industriales (hoy en día el cargo se llama Jefe de Recursos Humanos), eran quienes con sus respectivas familias ocupaban las lindas casas ubicadas en la parte más alta de Parco, a 2,700 m.s.n.d.m.; ese conjunto de profesionales más el médico, quien tenía un departamento en el propio Hospital ubicado en un nivel geográfico más bajo, cerca de las oficinas, , constituían el staff de la Unidad.

Adelantándome un poco, puedo comentar que era casi habitual que cuando un funcionario se transfería de un Campamento a otro, llegasen al de destino primero los cajones con sus enseres personales y familiares debidamente marcados, para que, cuando la nueva familia arribase, simplemente acomodara sus cosas y pudiese ocupar la vivienda. Se trata de enseres, porque las casas se entregan o entregaban totalmente amobladas y equipadas. Pues me comentó luego el Asistente del Superintendente de la Concentradora, uno de los dos únicos peruanos del sector, quien ocupaba la casa vecina a la que se me asignaba, que cuando vio mi apellido en los cajones que me precedían, se lamentó pensando que llegaba otro gringo más, pero que luego al verme y constatar que de gringo solo tenía el apellido sintió un gran alivio, amical y jocosamente hablando, pues lo cierto es que con todos los extranjeros manteníamos muy buena relación y amistad.

A principios de 1971, yo desempeñaba el mismo cargo de Jefe de Relaciones Industriales en la Unidad minera Goyllarisquizga (o simplemente Goyllar), productora del carbón para las operaciones de fundición y refinerías, ubicado en la provincia Daniel Alcides Carrión del departamento de Cerro de Pasco, a 4200 metros de altitud. Había contraído matrimonio en noviembre de 1970 y la de ese Campamento era mi primera casa familiar; en agosto último había cumplido 24 años de edad. Fue entonces cuando, resultando necesario hacer algunos cambios de funcionarios, la Gerencia consideró que yo era la persona adecuada para asumir la posición en Cobriza y decidieron transferirme.

Continuaré luego narrando esta singular anécdota de mi vida, deseando fervientemente despertar interés antes que aburrir.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *