Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 15 de Octubre 2018


Frase Cabecera 245px

27067399 936639103169741 1819746438603879642 n

Escribe: Tomás González Pondal.- Los satanistas aprovechan muy bien las leyes laxas de los Estados. Los integrantes de un templo satánico, no solo se dan el lujo de presentar hechos como si fueran buenos, sino que, yendo más lejos, los consideran elementos de culto. De modo que abortar no solo sería algo objetivamente bueno; sería además objeto de una creencia religiosa. Cuando esto se alcanza a comprender, no hay mucho para aclarar: se está diciendo que el aborto conforma una ofrenda ritual, ni más ni menos que a Satanás.

 

Lo medular de la noticia se condensa en esto: “Una miembro de la organización no gubernamental estadounidense Templo Satánico, ha presentado este martes una demanda contra Misuri y su gobernador Eric Greitens ante el Tribunal Supremo de ese Estado norteamericano (...). La demanda cuestiona una ley estatal que obliga a las mujeres que quieran someterse a un aborto a firmar un documento, según el cual la existencia de un ser humano comienza en el momento de la concepción. Según la demandante, esta cláusula viola sus ‘creencias religiosas’. La citada ley también obliga a las mujeres que se someten a una operación de ese tipo a esperar 72 horas hasta que esta se realice, así como a ver el ultrasonido del feto y escuchar el latido de su corazón. James Mac Naughton, abogado de la demandante que no ha sido identificada y reside en el condado de Greene de Misuri, asegura que su cliente creía que ‘el tejido que llevaba en sí no era más que esto: un tejido’, pero el Estado de Misuri trató de convencerla de que ‘estaba a punto de cometer un asesinato’ e intentó ‘cambiar su modo de verse a sí misma en el cosmos’".

En primer lugar, veamos lo laxo de Misuri. Allí no está prohibido abortar. En Misuri, al parecer, la ley sería algo así como una disposición que intenta tocarle la faz sentimental de la mujer para ver si desiste de cometer un aborto; pero bueno, si no llega a cambiar de parecer, que proceda a la realización de la maniobra abortiva. Se le llega a decir: “-¡Espera, abortar es asesinar!”, pero también se le dice: “Bueno, si decides abortar, puedes hacerlo”. En igual sentido corren esas otras disposiciones de “esperar 72 horas”, “ver el ultrasonido”, y “escuchar el latido de su corazón”. Teniendo en cuenta lo anterior, la lucha pretendida por los satanistas en el lugar consabido, se cifra en el intento de hacer desaparecer de las mentes humanas, la idea de que el aborto es un asesinato.

Pero quien se lleva todos los premios al adoquín del año, es el abogado de la demandante, y eso debido a la defensa que hizo. Sostuvo que la obligación que el Estado de Misuri impone, afecta la creencia religiosa de su cliente, dado que intenta cambiar el “modo de verse a sí misma en el cosmos”. En otras palabras, para el letrado la objetividad de la realidad importa un comino, lo que sí es primordial, fundamental, y digno de ser considerado primeramente y antes que nada, es lo que “vos creas”: No importa si te vas a arrojar dentro de un volcán, pues si tu cosmos te dice que eso es una bañera con chorros relajantes, eso cuenta. No importa si le arrancas los ojos a tu profesor, pues si en tu cosmos solo se trata de dos pelotitas de ping pon, eso vale. No importa si le cortas las dos manos a tu hijo de diez años, pues si en tu cosmos solo se trata de ver salir salsa de tomate, ya sabes... tu pizza te espera. No importa si la ciencia dice que hay vida humana desde el primer instante de la concepción, pues si en un templo satánico te inculcan la creencia de que es un tejido para ofrendar, eso debe respetarse. El argumento del abogado es un bumerang: podría alguien hacer estallar al templo satánico, e invocar que, según su cosmos, solo se trató de ofrecer el maravilloso espectáculo de ver flores flotando por el aire. Podría el juez lanzarle su martillo al jurista y producirle la muerte, y luego expresar que en su cosmos justiciero eso es un dibujo de Thor. Y, por favor: aunque dudo que este escrito llegue a la vista del abogado de la demandante e integrante del Templo Satánico, le solicito que no se enoje al leer que lo traté de adoquín, pues en mi cosmos, se me ocurre, eso es un pastel relleno de duraznos.

Un Estado que permite que un miembro de un Templo Satánico se presente ante un tribunal reclamando el poder asesinar a seres humanos en gestación fundado en una creencia religiosa, es más satánico que el Templo Satánico. Si hubiera algún modo, primeramente deberían ir presos los políticos que permitieron con sus “leyes” tamaña bestialidad, y, detrás de ellos, deberían marchar los satanistas.

Ya que se ha hablado de las creencias religiosas, no está demás la cita bíblica aplicable a los deseosos de abortos: “la sangre de tu hermano está clamando a Mí desde la tierra” (Gen, 4-10). El aborto es un abominable asesinato terriblemente ofensivo a Dios, y, como no puede ser de otra manera, es un asesinato inmensamente grato a Satanás.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *