Buscar en LA ABEJA:

Sábado, 15 de Diciembre 2018


Frase Cabecera 245px

Semblanza de H

Escribe: Manuel Ruiz Huidobro.- Hoy, a 100 años de su nacimiento, si me preguntaran quién fue Héctor Cornejo Chávez... ¿un profesional, un académico o un político? Respondería que fue mucho más que eso... ¡Fue un cristiano! Un cristiano en todos los órdenes de la vida. En lo personal, silenciosamente tuvo de intensa vida religiosa; de joven en la Acción Católica; y de adulto, como primer presidente de Pro Ecclesia Sancta, donde en más de una oportunidad, cuando se enfermaba el padre Menor, dirigió los retiros espirituales; y fue de una generosidad evangélica, porque no dejó que su mano izquierda supiera lo que hacía la derecha. En lo profesional, jamás defendió asunto alguno contrario a sus convicciones, como el divorcio. En la cátedra y en el parlamento, fue el baluarte de la Iglesia en la defensa de la familia y de la vida; y lo fue con profundo conocimiento, con lógica demoledora, y con la pasión de su fe.

En un país donde hablar de acuerdo a la circunstancia es lo habitual y conciliar es pan de cada día, Cornejo habló claro y definió sin concesiones... En una época que, como escribiera en 1972: “se derrumban los falsos dogmas y hasta las verdades eternas parecen tambalearse” ¡Él siempre defendió los principios y valores permanentes del cristianismo! Y cuando al final de su vida pública, vio que el pueblo no hacía suya la utopía social en la que él creyó y por la que luchó, dijo con verdad: "Siempre fuimos pocos, pero fuimos nosotros mismos”.

Héctor Cornejo Chávez ha pasado por la función pública con una honestidad sin sombras. Él es un ejemplo limpio y puro... Y porque culminó su vida con "manos limpias... ¡Manos limpias de dinero mal habido, manos limpias de sangre de peruano!", podemos decir que la historia de su vida, fue la historia de su promesa.

Aun hoy, cuando echo de menos sus enseñanzas de maestro, su notable inteligencia y vasta cultura, el deleite intelectual de sus polémicas, sus interesantes conversaciones y su generosa amistad, aflora a mi memoria aquella oración de San Agustín: “No llores, si amas... ¡si conocieras el don de Dios y lo que es el cielo! ... No llores, si amas...”.

(Manuel Ruiz Huidobro, Iglesia de Santa Rita de Casia, 14 de noviembre de 2018)

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *