Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 22 de Enero 2018


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

famili
“Ay de quien escandalice a uno de estos pequeños… más le valdría que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino y le hundan en lo profundo del mar” Mateo 18,6
Escribe: Dayana Collantes.- Y escándalo para los más pequeños es lo que ahora promueven los activistas pro unión civil bajo la pluma -nada original- de la ex directora del Mhol y activista a rabiar, Verónica Ferrari con un ‘cuento para niños’ que no es más que un abierto adoctrinamiento del homosexualismo con objetivo a nuestros hijos. Así, y con toda la parafernalia y expectativa del mundo progre alrededor de este reciclado cuento (más de lo mismo ya publicado en otros países), se pretende normalizar en los niños los temas de homosexualidad y pervertirles el concepto natural de familia.

Y sobre el concepto de familia es donde más se detienen y se explayan basándose en los casos de familias disfuncionales (con madres solteras o padres separados) para meter dentro de la misma valija toda aquella informal manera de convivir unos con otros, pretendiendo que todo sea incluido dentro del concepto de familia. La misma Verónica Ferrari, en un debate televisado sobre la unión civil, se atrevió a afirmar que una señora con sus perros también forman una familia.

Esta falsa premisa que busca escarbar en el sentimentalismo popular con la frase de ‘si existe, se debe aceptar’ y que nos venden estas formas no tradicionales de convivir como buenas, estables y saludables, no hacen más que engañar ocultando verdaderas falencias. Según el estudio “Familia y Bienestar Social en países democráticos” realizado hace pocos años, muestra que las familias donde los hijos viven con sus padre biológicos, hay menos violencia familiar. De igual manera se registra un 84.9% de casos cuyas familias integradas por parejas casadas y con hijos tienen mejor bienestar.

En el caso de los niños que crecen con padres homosexuales, una investigación del Prof. Regnerus de la Universidad de Texas, revela serias deficiencias sociales y psicológicas en el desarrollo de los hijos, como que el 12% son más propensos al suicidio, 28% se convierten en desempleados, 28% necesitan psicoterapia, y el 40% indican haber contraído alguna enfermedad de trasmisión sexual. Cabe indicar que estos porcentajes son muchísimo menores en hijos con familias funcionales.

Sobre este tema en el ámbito social, donde muchos desarrollan falsas tesis para fortalecer la aceptación colectiva, podemos observar que en la vivencia común, hay una línea muy frágil entre caridad y sentimentalismo y esto lo saben muy bien los ideólogos de género y lo utilizan a mansalva. Una imagen de una niña de 11 años con su uniforme de colegio desgarrado y ensangrentada desde los pies hasta la cabeza, puede servir mucho más para la siniestra causa del ‘aborto por violación’ que los muchísimos argumentos médicos que alertan del peligro de salud de la madre si se somete a un aborto. De la misma manera, para estos activistas, no hay nada mejor que pretender normalizar situaciones que van contra nuestra lógica moral y buscar que se razone la cascarita del asunto, es decir, la parte superficial que nos lleva al sentimentalismo y por ende, a justificar todo.

Mientras la caridad nos mantiene dentro de la verdad (que nunca es relativa) y que, a partir de ahí, se orienta la asistencia a la persona humana; el sentimentalismo nos vende el soplo de una pseudo-empatía que nos hace ser permisivos con los errores y trasgresiones de los demás. Tolerancia dicen, como si la tolerancia fuese una virtud cristiana o una vocación ciudadana que nos ayuda a ‘ser mejores’ ante los demás. Y totalmente contraria a esta percepción general, la tolerancia ante estas trasgresiones del orden moral-social, no hace más que suprimir poco a poco nuestro sentido común abocándonos en falsos derechos basados en falsos valores. Un círculo vicioso donde muchos lamentablemente caen.

A esto también viene el sentido natural de ‘protección’ a los suyos que tienen muchos homosexuales al no revelar a sus hijos o familiares su forma de vida. Como el mismo congresista Bruce -cuya revelación fue más aplaudida que un eminente recibiendo el premio Nobel- se atrevió a confesar en un programa periodístico “…No quise someter a mis hijos a dos traumas… el trauma de mi divorcio, ellos eran adolescentes y decirles cual era mi orientación, preferí que sean mayores de edad…”

No es cuestión de ser conservador o progresista. Es puro sentido común.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *