Buscar en LA ABEJA:

Sábado, 21 de Abril 2018


Frase Cabecera 245px

maniobra

Escribe: Manuel Castañeda Jiménez.- Hace unos tres años, el Papa Francisco advirtió que la Tercera Guerra Mundial ya había empezado. Y hace poco más de un año, al concelebrar la misa de instauración del patriarca de una de las iglesias católicas orientales, aludiendo al martirio de varios hermanos cristianos coptos que murieron a manos de musulmanes con el santo nombre de Cristo en los labios, dijo también el Papa que ojalá que algo así no suceda “en nuestra ciudad” (en clara alusión a Roma), pero que si ocurriera, pedía a Dios que le diera fuerzas para enfrentar el martirio como lo hicieron aquellos cristianos.

Más claro no puede haber hablado el Santo Padre. El mundo ha entrado en una picada, y se precipita hacia abismos terribles de confusión y de muerte. Luego del horroroso atentado en Barcelona, miembros del llamado “Estado islámico” han amenazado abiertamente a España, a Roma y al Papa con atentados a escala.

 

Es posible, entonces, imaginar el siguiente escenario: Trump ordenando la invasión a Venezuela con el pretexto de recuperación de la democracia –¿qué raro, no? curiosamente Estados Unidos acude a “liberar” todos los países en donde abunda el petróleo para “retornarlos a la normalidad”–, América Latina, como es lógico –y a pesar de la tiránica dictadura de Nicolás Maduro–, levantándose en pleno para enfrentar la invasión norteamericana y pidiendo ayuda a Rusia(2) ante su indiscutible inferioridad frente al poderío de Estados Unidos; Maduro siendo ayudado por sus amigos iraquíes y, en ese momento crucial, el mundo árabe precipitándose sobre Europa a través de Gibraltar –como en el 711–con el apoyo de los decenas de miles de islamistas regados por el territorio europeo, explotando bombas en Roma, en el Vaticano y, por supuesto concentrando sus esfuerzos en España(2).

En ese escenario, Estados Unidos –el Nuevo Mundo lo llamaba Churchill– no podrá “acudir al socorro y liberación del viejo” como lo hiciera en las dos guerras mundiales previas, puesto que estará ocupado en calmar su “patio trasero” y por sus incursiones asiáticas. Tampoco América Latina será capaz de acudir en socorro de la Madre Patria, ni Rusia a auxiliar a sus vecinos europeos a quienes prefiere ver abatidos para, pasada la crisis, poder extender su poderío económico hacia ellos y ser el gran liberador.

América Latina, golpeada terriblemente habrá de continuar recurriendo a ser la proveedora de materias primas para que otros –Rusia, China–, las industrialicen y nos las devuelvan más caras, con un valor agregado dudoso y originado en el empleo de mano de obra esclava. Y Estados Unidos debatiéndose en una crisis interna sin precedentes por el surgimiento de movimientos separatistas de la Unión, especialmente en algunos Estados con gran presencia latina.

Y, mientras tanto, en balcón, la India y la China como grandes espectadores, con poblaciones de centenas de millones y un potencial que ya está en gran medida en acción, cruzándose de brazos a ver qué pasa.

El panorama parece terrible, pero hoy por hoy resulta perfectamente posible. ¿Será esa la gran maniobra para poner prácticamente fin a la civilización occidental y cristiana? Los enemigos de esta no han cejado durante siglos de recurrir a episodios sangrientos cuando han visto que era necesario para sus fines. La Iglesia no ha podido ser más atacada últimamente por todos los medios: discursos, noticias, chistes, relativismo, cuestionamientos tanto de su pasado como de su presente, en donde todo cuanto tenga sabor católico trata de ser demolido o, cuando menos, objetado; y así, mientras tanto, las cruces desaparecen de las escuelas y escenarios públicos, y se va perfilando la sombra de la media luna, ante la mirada embobada de muchos católicos, cuando no con el apoyo de otros que, seguramente, serán los primeros en ser arrasados por el ímpetu musulmán que les pudiera alcanzar. Las primeras en ser arrasadas, por cierto, serán todas las mujeres y personas que, esgrimiendo las banderas del liberalismo moral, no han hecho sino debilitar las resistencias morales de occidente, sin reparar que ha sido el cristianismo el que consiguió para el mundo la verdadera libertad, el que de un esclavo hizo un hermano, que unió por el amor a quienes sujetaban solamente cadenas, y reivindicó la figura de la mujer proclamando como máxima figura netamente humana a la Virgen María, Madre del mismo Dios.

Hace décadas, la hermana Lucía, la sobreviviente de las apariciones de Fátima, que este año conmemora 100 años de tan magna visita(3), escribió que la Virgen le había advertido que España sería castigada una vez más como lo había sido en el pasado. ¿Se refería la Virgen a una nueva invasión del Islam, tal como sucedió en el 711 valiéndose de la traición de don Julián, la corrupción de las costumbres y la lujuria del rey don Rodrigo?(4)

La Virgen advirtió que si España no reforma sus costumbres, sería castigada como lo fue en el pasado. Es decir, España tiene la posibilidad de evitar la tragedia. Pero necesita volver a sus orígenes religiosos cristianos. Por supuesto, lo que es aplicable al tronco, lo es también para las ramas. De algún modo, y con la suma del componente indígena, los países iberoamericanos son hijos de España. “La sangre es española e incaico es el latido” decía con acierto Chocano refiriéndose metafóricamente a la fusión de razas en América y el Perú.

¿Cederemos a lo que parece ser la gran maniobra de nuestros tiempos? ¿Qué papel jugaría el Perú en un caso así? Si tal sucediera, la actitud que adopte el Perú será crucial, pues su ubicación central en Sudamérica le permitiría tener una posición estratégica fundamental que, aunada a su crecimiento de los últimos años, lo coloca en situación favorable para ser en cierta medida, el fiel de la balanza junto con Brasil.

Sea como fuere lo que nos depare el futuro, hay una verdad que no debe olvidarse: nada puede oponerse contra un pueblo virtuoso y que ama a Dios. El Perú es para América Latina, lo que Francia fue para Europa. Y Francia, tras la defección de Israel como pueblo, pasó en cierto modo a ocupar el lugar del pueblo selecto, del pueblo amado de la nueva era(5) , el reino cristianísimo, cuyos jefes eran consagrados en una ceremonia religiosa cargada de simbolismos. De ahí que el Perú parece estar destinado a cumplir un papel fundamental en el futuro. Gesta Dei per francos (la gesta de Dios por los francos), rezaba un antiguo lema. Quizás algún día no muy lejano, veamos iniciarse, para asombro del mundo, la Gesta Dei per peruvianos.

---------------

1 La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, acaba de declarar que “las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se están precipitando a un hoyo del que no se puede salir” (http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/rusia-relaciones-ee-uu-precipitan-hoyo-salida-noticia-453715)

2 Recientemente, el periodista Jaime Bayly, a quien Donald Trump agasajó en la mismísima Casa Blanca, ha expresado que Estados Unidos debería bombardear selectivamente determinadas instalaciones venezolanas, como si una guerra controlada no fuera una guerra (http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/jaime-bayly-donald-trump-ordena-bombardeos-selectivos-venezuela-noticia-453616)

3 La Santísima virgen le dijo a los pastorcitos, que el castigo vendría cuando termine el siglo. Ellos pensaron, y así escribió Lucía, que se trataba del siglo XX, pero personalmente, siempre pensé que se trataba del “siglo de las apariciones”, lo cual se cumple este año; y, todo parece indicar que, a tenor de lo dicho por el Papa Francisco (cfr. supra) el castigo, efectivamente, ya empezó.

4 Cuando se dio a conocer en el año 2000 la visión del tercer secreto de Fátima, respecto de la escena en que había un sacerdote de blanco caminando en una colina entre cadáveres de sacerdotes y monjas, se aseveró que tal figura tenía un contenido simbólico; no obstante, en las actuales circunstancias, nada impide pensar que no se trata de una alegoría, sino de una escena enteramente posible de verificarse en la realidad.

5 Israel siempre será, hasta el fin del mundo, el pueblo más amado por Dios. Por algo San Pablo, al dirigirse a los romanos, les da cuenta de que un día, Israel se convertirá.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *