Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 18 de Febrero 2019


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

aborto 1 640x384

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Impresiona ver documentales en la TV de cuando la Alemania nazi tenía la guerra perdida y con los rusos prácticamente a punto de invadir el territorio del Reich, enterarnos que Hitler y Himmler no dejaron ni por un instante de continuar con la denominada “Solución final”, esto es, el exterminio masivo de judíos día a día en los campos de exterminio mediante el uso del gas, hornos y, en todo caso, ejecuciones masivas. Cada día el jefe de las SS Heinrich Himmler, reportaba las cifras de judíos exterminados a Hitler y éste, al igual que el resto de líderes nazis, se alegraban y felicitaban de dichas cifras las cuales iban en aumento, hasta llegar a millones de asesinatos. Hasta el último instante antes de caer derrotados por los rusos y norteamericanos, los nazis no dejaron de asesinar metódica y sistemáticamente a los miles de prisioneros judíos en campos de exterminio. Y, como repito, el reporte diario de asesinatos era celebrado como un gran triunfo, con champagne y mucha alegría.

Leer más...

polipolipoli

Escribe: Alfredo Gildemeister.- El viernes de la semana pasada, salía a eso de las 9.30am de la mañana de un banco en San Antonio, Miraflores, luego de hacer unas gestiones. Cruzo la avenida Benavides, a dos cuadras del Parque Reducto No.2 y mientras caminaba frente al parque ubicado en la calle Arias Aragüez, veo que se me viene un automóvil de color rojo, manejado por dos individuos a toda velocidad y de forma sospechosa. Nadie maneja así normalmente, por mas que estamos en la salvaje Lima en donde todo el mundo conduce como le da su regalada gana.

Sin embargo, algo me llamó la atención de ese automóvil. Dio la vuelta en el parque y veo que detrás del automóvil rojo, venía a toda velocidad una camioneta tipo Van, con cuatro individuos que perseguían como locos al automóvil rojo. Ambos vehículos corrían uno detrás del otro, la camioneta tratando de alcanzar al automóvil. Pero allí no terminaba la cosa. Detrás de la Van, apareció una camioneta de la Policía Nacional, persiguiendo a los dos vehículos ya mencionados.

Leer más...

50670668 1018288328354796 667400530108088320 n 1

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cuando aquella tarde del 20 de octubre de 1883, el señor representante del Perú, José Antonio de Lavalle, cogía la pluma, mojaba su fina punta en el frasco de tinta negra y luego de mirar con cierta tristeza, firmaba el documento, nunca pensó que poco mas de 135 años más tarde, a finales del mes de enero de 2019, se repetiría un vergonzoso hecho peor del que estaba presenciando, puesto que el Perú suscribiría un nefasto e infame “acuerdo” con una poderosa organización mafiosa llamada Odebrecht, por medio del cual, además de cederle cientos de millones de dólares a esta mafia, entregaba su honor y dignidad a la voluntad de un grupo de corruptos poderosos. Aquella tarde de octubre, Lavalle suscribiría lo que luego se denominaría el Tratado de Ancón, conocido oficialmente como “Tratado de Paz y Amistad entre las repúblicas de Chile y del Perú”. Dicho Tratado fue firmado en Lima -aunque fue elaborado en Ancón- por el representante de Chile, Jovino Novoa Vidal, y por el del Perú, el ya mencionado José Antonio de Lavalle.

Leer más...

gggggggggu

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Siempre he sostenido que, con sus más o sus menos, todo gobierno por lo general siempre tiene su “Fouché”. Pero ¿Quién fue Fouché? Para los que el nombre les suene desconocido, Joseph Fouché fue el hombre de Inteligencia de Napoleón Bonaparte.

Fue un hombre que, por debajo de Napoleón, gozó de mucho poder e influencia en Francia durante el imperio napoleónico. Se puede decir que fue el fundador del espionaje y del Servicio de Inteligencia moderno. Tuvo a su cargo el Ministerio de Policía de Francia que luego se denominaría el Ministerio del Interior, prácticamente desde 1799 hasta 1815. Al lado del aristócrata Charles Maurice Talleyrand -ministro de Relaciones Exteriores- conformaba el brazo derecho del gobierno de Napoleón.

Desde que Fouché ingresara a la política, demostró una gran habilidad para mantenerse y acomodarse en el poder -al margen de quien fuere el gobernante-. Fue un hombre de una gran ambición. Hay que destacar que Fouché sobrevive a la revolución francesa -al igual que Talleyrand- pasando por el Directorio y el arribo de Napoleón al consulado y al imperio. Era un hombre frio, impenetrable, intrigante y callado. Ejecutaba al pie de la letra lo que se le pedía y ordenaba. Se adelantaba inclusive a la voluntad de Napoleón, previsor y muy calculador, sabía lo que le convenía y deseaba su amo, en este caso Napoleón. Cabe mencionar que no fue solo el caso de Napoleón. El rey Luis XIII tuvo su Fouché en el cardenal Richelieu y Luis XIV en el cardenal Mazarino, personajes ambos que manejaban y controlaban los asuntos políticos de la Francia absolutista, el zar Nicolas II de Rusia tuvo a Rasputín y así existen muchísimos otros casos.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10