Buscar en LA ABEJA:

Sábado, 17 de Noviembre 2018


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

gazsolinazo

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Recuerdo que un día a principios de los años ochenta, me iba al centro de Lima al Estudio de abogados en el que practicaba. Caminaba hasta el paradero del micro. Sin embargo, encontré el paradero atiborrado de gente y lo peor de todo: no pasaba un solo micro y el gentío de potenciales pasajeros iba creciendo.

Algunos decidían tomar un taxi, pero cuando paraba un taxi, este cobraba tres veces más de lo normal por llevar a un pasajero. Luego de dos horas de espera, repentinamente apareció un micro a toda velocidad el cual paró delante de nosotros, pero por desgracia, venía atiborrado de gente.

Haciendo acopio de coraje y valentía, no me quedaba otra que tratar de luchar por ingresar a codazo limpio al micro y por lo general, me quedaba colgando de la puerta, agarrado a lo que sea o a quien sea mientras el micro arrancaba raudamente. Luego de cincuenta apretones, veinte codazos y tres intentos de robo, llegaba a mi destino medio atontado. ¿Qué estaba sucediendo? Pues simplemente que el transporte público se había declarado en huelga debido a una nueva alza del precio de los combustibles, así de simple y claro. Razón por la cual tanto “buses” como micros se habían declarado en huelga pidiendo que suba el precio de los pasajes.

Leer más...

despedimujeres

Escribe: Alfredo Gildemeister.- En la casa de mi niñez fuimos tres hermanos hombres y mis padres, ambos, fueron hijos únicos. De allí que la palabra primo o prima, salvo en las matemáticas con los números primos o en las acciones de sociedades con prima, nunca se oyó mencionar. Por ello en mi niñez y juventud, nunca se vio un bebe deambular por la casa. Era prácticamente un hogar de hombres. La única mujer era mi madre. Además, estaba nuestra mascota, una perrita pastor alemán fiel hasta el tuétano. La primera vez que tuve cerca un bebe, fue cuando nació mi primer hijo, allá por tierras españolas. Dicen que los hombres no sabemos cargar un bebe y cuando lo cargamos, lo hacemos con ambas manos como si sostuvieras un paquete o un fardo. Lo hacemos con total inseguridad, casi con miedo. En cambio, la mujer, de forma natural, lo carga de manera diferente, echándolo sobre su brazo y el bebe se queda a gusto y feliz, porque siente la maternidad de la madre.

Una de las sensaciones mas maravillosas que recuerdo en mi vida fue cuando estando en España esperando a nuestro primer hijo, el médico ginecólogo de mi esposa le hizo su primera ecografía. Por aquellos años las ecografías eran de lo mas rudimentarias, en blanco y negro, nada de tridimensional o a colores como son ahora. Sea como sea, es impresionante poder ver en el monitor la imagen de una criatura de cuatro milímetros de tamaño, con forma humana y con el corazoncito latiendo a buen ritmo, moverse, esto es, un ser humano con vida. Aún tiene unas cuantas semanas de concebido, pero ya existe, es un ser humano con alma y corazón. Esa experiencia es inolvidable sencillamente porque uno es testigo y partícipe del don de la vida que sólo Dios da. Un milagro en el que Dios permite a un hombre y una mujer participar de la creación, esto es, el don de la vida. Casi se diría que el hombre y la mujer son “coparticipan” con Dios de la creación.

Leer más...

450 1000sssssssssw

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Recuerdo que cuando vivía en España, acompañé a mi esposa al médico pues esperábamos a nuestro primer hijo. Mientras esperábamos en la sala de espera, una señora se sentó a mi costado y veía con cierta ternura, una ecografía que tenía en la mano. La miraba y suspiraba medio angustiada. La volvía a mirar y volvía a suspirar. No pude evitar mirar a la señora y preguntarle si también estaba en la feliz espera, y le conté que mi esposa y yo esperábamos a nuestro primer hijo. Solo me miró, sonrió y me entregó la ecografía que tenía en la mano. Cuando vi la ecografía, casi se me salen los ojos. No pude evitar sorprenderme. Se veía claramente nada menos que cuatro óvulos fecundados y tomando ya forma humana cada uno. ¡La señora esperaba cuatrillizos! Al ver la expresión de mi cara, me contó que era su primer embarazo.

¿Qué había pasado? Pues que la señora y su esposo cuando se casaron no querían tener hijos. Preferían viajar, salir de marcha a divertirse, comprarse cosas y no complicarse la vida. Para ello la señora tomaba toda una variedad de píldoras para evitar los embarazos. En aquellos años España era el país con el más bajo índice de natalidad de Europa, pues su promedio era menor al de un hijo por pareja. Luego de unos años, la señora y su marido decidieron que ahora sí querían tener un hijo. Sin embargo, sucedió que la señora no salía embarazada. Pasado un tiempo recurrieron a un especialista el cual les dijo que la señora había tomado tantas píldoras que sus ovarios se habían acostumbrado y medio atrofiado, por lo que casi no ovulaba. El médico le dio un tratamiento infalible para ovular, y como resultado de ese tratamiento, ahora esperaba cuatrillizos.

Leer más...

impartiran curso especializado para exorc

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Desde muy niño me encantaron las películas de terror y de fantasmas. Me divertían y hasta me hacían reír. Igual me sucede hoy. Si se trata de películas de fantasmas, espíritus, brujas o de asesinos sanguinarios que aterran y matan a todo el mundo, ello entretiene y no pasa nada. Simple ficción. Pero la cosa cambia si se trata de películas sobre el demonio. En esto hay una gran diferencia: el demonio existe.

Es una realidad que –guste o no- está permanentemente acechándonos, muy cerca de nosotros y por muchos motivos, aunque muchos no se percaten de ello. ¿Cuál es su objetivo? Destruir nuestras vidas, perdernos, hacernos caer, alejarnos de Dios, hacernos infelices para finalmente, capturar nuestra alma y destruirnos para siempre. Para ello empleará todas las artimañas y engaños posibles. Es un experto en la materia. Es el “Padre de la mentira”. Es un maestro del engaño y en embaucarnos en las peores situaciones.

Recuerden que se trata de un ángel caído y como ángel que fue, aún posee una inteligencia sobrenatural muy superior a la nuestra. Se las sabe todas definitivamente. De allí que uno deba estar permanentemente preparado mediante los sacramentos, luchando permanentemente a fin de evitar caer en las tentaciones, trucos, trampas y toda clase de ardides que el demonio nos pone delante permanentemente, mientras estemos en este mundo.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *