Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 23 de Enero 2019


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

Christma

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Aquel atardecer del 24 de diciembre de 1914, el soldado británico John Hamilton se sentía un poco melancólico, por no decir triste, pues se venía la nochebuena y mientras escribía una carta a su madre, le era casi imposible concentrarse en la fría trinchera del frente belga a donde lo habían designado con su batallón. La noche anterior había nevado y el frio era espantoso. Un suave sueño fruto del cansancio le comenzó a invadir. Se apoyó en la pared de tablones de madera de la trinchera, dejó su pequeño lápiz y su libreta de apuntes en su morral y recostó su cabeza en un saco relleno de tierra que utilizaba como almohada. Ya era de noche y faltaba poco para la medianoche.

Era inevitable que se le vinieran a la memoria tantas nochebuenas pasadas con sus padres y hermanos en su casa en Londres, la cena navideña y los regalos que no podían faltar. Sus padres lo educaron en la religión católica por lo que siempre cantaban villancicos frente al nacimiento y luego rezaban una oración. El asado que preparaba su madre era el mejor del mundo. Lo prefería mil veces más que al pavo. Se le hacía agua la boca. Así se fue adormeciendo recordando los villancicos que cantaba con su familia. Sus compañeros de trinchera también estaban en las mismas: algunos escribían, otros dormían, otros jugaban a las cartas y finalmente, algunos solo miraban al vacío ensimismados en sus recuerdos de tiempos mejores. La gran guerra les había arrebatado todos esos recuerdos. La guerra en las trincheras era dura, aburrida y salvaje a la vez.

Leer más...

Periodismo

Escribe: Alfredo Gildemeister.- El reconocido periodista español Juan Luis Cebrián, en su libro de ensayos “El pianista en el burdel”, hace referencia a la obra “Los elementos del periodismo”, de los periodistas Bill Kovach y Tom Rosenstiel, y señala que, pese a las transformaciones propiciadas por el internet y la era digital en el periodismo actual, aún se mantienen vigentes ciertos principios básicos que comprometen a todos aquellos que dicen ejercer el periodismo. Señala Cebrián que apartarse de esos principios equivale a desertar de la condición de periodistas. Tomando en cuenta la triste realidad actual del periodismo en el Perú, paso a mencionar a continuación los nueve principios básicos, especie de “mandamientos”, del verdadero periodismo de acuerdo con Kovach y Rosenstiel:

Leer más...

361423

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Aquella soleada mañana del domingo 9 de diciembre, Toparpa Chunga de Osma Pinchi Ñanki -para sus amigos “Topy”- literalmente saltó de su cama muy temprano. Se había quedado dormido y quería llegar temprano a votar en la mesa que le había tocado en el colegio “San Gregory Santos”. Mientras se duchaba, pensaba casi en voz alta sobre la votación de ese día.

Su compañero de trabajo Calcuchimac Yupanqui le había instruido algo al respecto. Le había comentado que la votación a realizarse era muy importante puesto que llevaba el nombre de un prócer de la independencia: Don Reforestando Referondum, muy recordado en tierras de Chumbivilcas. Así se lo había dicho el tío de Calcuchimac, Don Celendonio Lescano, que trabajaba en un club de futbol llamado ONPE o algo parecido.

Leer más...

s l1000

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Siempre me llamó la atención un pedazo de fierro retorcido, del tamaño de una cuarta, de color negruzco -como chamuscado- que mi padre tenía encima de su escritorio. Toda la vida pensé que sería una especie de pisapapeles o algo así, que alguien le habría regalado. Un buen día le pregunté qué tenía de especial ese fierro retorcido para que lo tuviera siempre encima de su escritorio, al lado de apreciados adornos, recuerdos y fotografías. Me miró fijamente y me dijo lo siguiente: “Ese fierro retorcido me recuerda el día que volví a nacer y que tu vida -y me señaló- pudo haber cambiado para siempre”, y me contó la siguiente historia.

Mi padre fue gerente de una compañía de aviación de transporte de pasajeros muy importante. Pese a que era abogado, la vida lo llevó a que recién graduado, recibiera el encargo de un cliente de constituir en el Perú la sucursal de una compañía de aviación extranjera y que se quedara como su gerente general, cargo que ocupó por más de veinte años. Él siempre decía que en la vida existen dos trabajos que, sin tener grandes recursos, puedes vivir como millonario. Uno de estos trabajos era ser diplomático representando a tu país en el exterior. Te lo pasas bien viajando y asistiendo a recepciones y cocteles, todo pagado por el Estado al que representas. El otro trabajo era el de aviación y turismo. Este trabajo fue el que la vida quiso que mi padre tuviera, además de ejercer la abogacía como presentante de compañías aéreas. Una de las ventajas de gerenciar una compañía de aviación es que tienes pasajes gratis a donde quieras ir para ti y tu familia, además de mil ofertas en los mejores hoteles del mundo, tours a los lugares más bellos, etc. además de asistir a reuniones en el extranjero de gerentes de compañías de aviación y reuniones de promoción de lugares de turismo, etc. ¿A qué viene esto y el pedazo de fierro retorcido?

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10