Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 18 de Febrero 2019


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

Papa emerito Benedicto XVI Pope Emeritus Benedict XVI

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Aquella mañana del 11 de febrero de 2013, hace cinco años de esto, un hombre de cabello blanco y mirada inteligente se encontraba arrodillado en su capilla privada rezando. Era la fiesta de la Virgen de Lourdes. Joseph nunca había sentido tanta angustia y miedo en su vida. El silencio era profundo. Lo había ido meditando y llevando a la oración durante las últimas semanas. De repente, lo vió todo claro. No sabía el por qué, pero debía hacerlo, debía renunciar. Dios sabe más. Debía confiar en Dios, por lo que se abandonó totalmente a su Divina Providencia. Repentinamente, una gran paz invadió su alma y su corazón. Sonrió mirando a la imagen de la Virgen y al crucificado. Aceptó con toda humildad lo que el Señor le pedía. Así lo haría. Se le vino a la memoria los años transcurridos al lado de san Juan Pablo II, sus viajes, sus luchas y luego su terrible enfermedad y su muerte. Luego vendría el cónclave, ese cónclave que tanto temía y que terminó con su nombramiento como papa bajo el nombre de Benedicto XVI. Han pasado ocho años desde aquel mes de abril de 2005 y muchas cosas han pasado. Ahora comprende y admira mas aun a su predecesor, el gran san Juan Pablo II. ¿Cómo pudo cargar con su enfermedad a cuestas y mantener su pontificado en pie? Definitivamente la gracia y el Espíritu Santo lo pueden todo. Pero ahora él sentía que debía hacerse para un costado. No era que la gracia de Dios no lo sostuviera, todo lo contrario, la gracia de Dios le hacía ver ahora que debía dejar el pontificado. Su misión está cumplida. Dios ve más allá. Pero ¡un papa por lo general no renuncia! Hacía poco mas de quinientos años que había renunciado un papa. El mismo Juan Pablo II, pese a sus terribles dolores y mil achaques, afirmó que “nunca Cristo se bajó de la cruz”. ¿Por qué ahora él debía hacerlo? ¿Se trataría de una terrible prueba? Bueno, en todo caso, no sería el primer papa en dejar el cargo. El Señor se lo pedía y así lo haría.

Leer más...

2 Represion en Venezuela

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cuando uno vive y ve lo que es una dictadura, nunca lo olvida. El que no puedas expresar tu opinión, ir a donde desees o leer lo que te provoque, es algo que hoy a muchos les puede costar entender el que exista alguien, un gobierno o un dictador que te lo impida, porque gracias a Dios hoy vivimos en un país como el Perú, en donde se respetan las libertades y los derechos. Pero quien ha vivido en un país en donde las libertades y derechos no se respetan, será consciente del inmenso valor que tienen y como el ser humano no puede vivir sin ellos. Mi niñez y adolescencia, como la de muchos peruanos, transcurrieron durante la dictadura militar de Velasco y Morales Bermúdez. De allí que pude crecer entre toques de queda, golpes de estado, tanques y soldados, amen de ver a toda clase de militares ocupar cargos ministeriales, embajadas y todo lo que uno se pueda imaginar.

Leer más...

000477125W

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Tal como dijera el gran Julio Cesar cuando cruzó el Rubicón con su ejército camino a Roma, se puede decir que el Papa Francisco: “Vini, vidi, vinci”, esto es, “vino, vio y venció”. Fueron poco mas de tres días en que pasó por el Perú el huracán Francisco y simplemente arrasó, movió, conmovió e inquietó el corazón y el alma de los peruanos. Con su gran simpatía, su manera sencilla y clara, puso el dedo en la llaga en una variedad de temas o “papas calientes” que pocos esperaban que tocara: la corrupción, la tratad de personas, la explotación indebida en la selva, el deterioro del medio ambiente, etc. Pero al margen de hacer referencia a estos importantes temas, Francisco nos habló de esperanza a un país que atraviesa un momento de desesperanza y poca o nada visión de futuro. Si bien los peruanos solemos ser pesimistas por naturaleza, Francisco, al igual que lo hiciera san Juan Pablo II en todos sus viajes y reuniones, se dirigió principalmente a los jóvenes, para los cuales ha dirigido un importante mensaje, indicándoles que no son solo el futuro del país ¡sino su presente! Las palabras que dirigiera durante el rezo del ángelus al mediodía del pasado domingo 21 de enero, fue dirigida casi con exclusividad a los jóvenes del Perú.

Leer más...

cristo caminando1

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Narra el Evangelio de San Juan que encontrándose Jesús predicando en la sinagoga de Cafarnaúm ante una gran multitud, a muchos les parecíó que predicaba una doctrina muy exigente. Inclusive algunos de sus propios discípulos le dijeron: “Dura es esta enseñanza ¿Quién puede escucharla?” Inclusive, muchos habían tenido la intención de quererlo coronar rey pues entendían que el “Reino de los Cielos” era un reino y que Jesús debería ser su “rey”. Ante la negativa de Jesús y la exigencia de sus enseñanzas, cuenta San Juan que muchos se echaron atrás, esto es, prefirieron dejarlo y alejarse de Él. Al ver que gran parte de la multitud lo dejaba, se volteó y les preguntó directamente a sus doce discípulos: “¿También vosotros os queréis marchar?” Y es en ese momento que Pedro se adelanta y le contesta a Jesús: “Señor, ¿A quien iremos? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros hemos creído y sabemos que Tú eres el Santo de Dios”.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10