Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 19 de Octubre 2017


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

58d1c400ba7cf

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cuando uno recorre Lima, es inevitable prestar atención a ciertos extraños -por no decir espantosos- monumentos que algún iluminado alcalde se le ocurrió inaugurar, o el nombre, modificación y/o sentido de algunas calles y avenidas que no tienen lógica alguna, o el huachafo decorado de alguna calle, edificio, etc. A la “Lima la Horrible” de Salazar Bondy habría que agregar un segundo tomo que se denomine “Lima la absurda”. Mi abuelo Rafael solía contar una simpática historia, a raíz de los monumentos que se erigieron en Lima en las primeras décadas del pasado siglo. Decía que cuando se inauguró el monumento a Colón en el hoy denominado Paseo Colón, dicho monumento despertó la pasión del monumento del expresidente Candamo, cuya estatua se encontraba a algunas cuadras de la estatua de Colón. Sucedía que las indias que se encuentran sentadas a los pies de Colón eran muy guapas y coquetas, razón por la cual Candamo se sintió muy atraído por ellas y les empezó a coquetear desde su monumento. Una noche, Colón ya cansado de esta bochornosa situación, se bajó de su pedestal y se fue caminando hacia la estatua de Bolognesi, la cual se encontraba unas calles más abajo, en la plaza que hasta el día de hoy lleva el nombre del héroe de Arica.

Leer más...

ferreyra

Escribe: Alfredo Gildemeister.- En las lomas de San Juan, en las afueras de Lima, el calor es infernal, la arena caliente quema y se introduce en los botines y ropa. El sol y el calor están en toda su plenitud. Pero ello no desalienta a Oscar Ferreyra, a su esposa Marió y a su equipo de arqueólogos, para seguir excavando con mucho cuidado. Sabe que en ese lugar se llevó a cabo hace más de cien años, una gran batalla durante la guerra del guano y el salitre contra Chile. Ha venido excavando, siguiendo la línea en donde supuestamente estuvo ubicada la trinchera peruana. Y precisamente acaba de aparecer la punta de lo que parecen ser restos de un uniforme blanco. Siguen excavando y con la brocha pueden percatarse que se trata de los restos mortales de un soldado peruano muerto en la referida batalla.

Oscar ha reconocido el uniforme blanco con bordes azules en las mangas y en el cuello. El cadáver se encuentra al parecer en excelente estado de conservación. La arena y el calor del arenal han conservado prácticamente momificado el cadáver. Finalmente, después de unas horas terminan de desenterrarlo.

Efectivamente se trata de un soldado del ejército peruano que defendió Lima en la batalla de San Juan, nombre debido a la hacienda San Juan ubicada cerca de ese lugar. Conserva aún los botines puestos con los correspondientes escarpines. Se puede apreciar la huella de un balazo el cual ingresó por el pecho y salió por la espalda. Así mismo ve que la mandíbula del soldado está destrozada al parecer por un culatazo del enemigo. Ya ha visto casos así en otras excavaciones.

Leer más...

b1bibi

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Desde tiempos inmemoriales, tanto en Egipto, Grecia y Roma, aprender a leer y a escribir denotaba un nivel de cultura y estatus alto en el mundo social. Sin embargo, con la caída del imperio romano de occidente y las invasiones bárbaras, el nivel cultural comenzó a decaer. Con el advenimiento de la edad media, el analfabetismo fue en aumento, salvo en los conventos en donde los monjes o religiosos cultivaban la lectura y la escritura, incluyendo la lectura musical. Durante siglos, el nivel cultural y educativo de una sociedad se ha evaluado con su nivel de analfabetismo. Si éste era alto, denotaba un país subdesarrollado y si era bajo, esa sociedad era más desarrollada y culta. De allí que el saber leer y escribir era y es fundamental para una buena educación. Hoy en día, aún se continúa midiendo los niveles de analfabetismo y en muchos países en vías de desarrollo, éste aún es alto. Pero al margen de cifras e índices de analfabetismo, hoy viene ocurriendo un fenómeno más preocupante aún: que muchas personas sabiendo leer y escribir, ya no leen y menos escriben. Y peor aún, ¡si leen no entienden lo que leen! Ello lo podemos apreciar especialmente en miles de niños y jóvenes hoy en donde se lee poco o nada, y se escribe mal.

Leer más...

carabelas de colon

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Mucho se sorprendieron los habitantes del puerto de Palos cuando en la mañana del 23 de mayo de 1492, un pregonero municipal tocó su cornetilla en la puerta de la iglesia de San Jorge. Una vez que pueblo estuvo reunido, procedió a dar lectura a un decreto de los reyes católicos. Sus majestades conminaban al pueblo a contribuir con hombres y medios al proyecto de un tal Cristóbal Colón, en pago de una vieja condena por “algunas cosas fechas e cometidas por vosotros en deserbicio nuestro” (posiblemente violación del tratado suscrito con Portugal sobre derechos de explotación en las costas de África). Por ello, se condenaba a Palos a servir a los reyes con dos carabelas armadas “a sus propias costas expensas” por espacio de dos meses “e agora, por quanto Nos avemos mandado a Christóbal Colón que vaya con tres carabelas para ciertas partes de la mar oceana... queremos que lleve consigo las dichas dos carabelas”. Colón debía pues designar los tres navíos. Se escogió un puerto de propiedad de la corona, como Palos, pues casi todos los puertos del litoral atlántico-andaluz eran de particulares.

¿De qué iba todo esto? Pues que a un tal Colón, marino genovés para más, se le había ocurrido nada menos que descubrir una nueva ruta -nada menos que por el oeste- hacia el Cipango (Japón) y al Catay (China), con el objeto de poder traer a España las famosas y tan codiciadas especias de manera más directa, que bordeando la costa de África como venían haciendo los portugueses. Para ello hacía siete años que venía gestionando con los reyes la aprobación de su proyecto. Finalmente, una vez tomada Granada a los moros y terminada la guerra, los reyes decidieron aprobar el proyecto del referido Colón. Sin embargo, faltaba determinar el pequeño detalle de los costos del proyecto. Los reyes no tenían donde caerse muertos. Luego de una larga guerra contra los moros, la corona prácticamente estaba quebrada. La famosa leyenda que dice que la reina donó sus joyas a Colón para la expedición es totalmente falsa. No existían las susodichas joyas puesto que estaban empeñadas desde hacía tres años con diversos prestamistas que sufragaron la campaña de Granada. ¿En qué terminó esto? Pues en que los reyes pusieron 1’400,000 maravedíes; Colón 500,000 maravedíes y la comunidad de Palos -en aplicación del famoso decreto de los reyes- 350,000 maravedíes. Cerca pues de dos millones de maravedíes costaría el viajecito de Colón. Obviamente que la Corona tuvo que endeudarse nuevamente para obtener el referido monto. Lo mismo hizo el propio Colón, al que le prestaron diversos banqueros genoveses afincados en Andalucía. Y la cantidad de la comunidad de Palos fue lo que se obtuvo de la multa por sus “deserbicios” a los reyes. El sueldo de las tripulaciones lo asumieron los reyes y adelantaron cuatro meses de sueldos.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *