Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 23 de Mayo 2018


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

041204 161113

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cuenta la mitología griega que la denominada “caja de Pandora” era un recipiente tomado de la historia de Pandora, la primera mujer creada por Hefesto, por orden de Zeus, que contenía todos los males del mundo. Efectivamente, cuenta la mitología griega que Zeus, deseoso de vengarse de Prometeo por haber robado el fuego y dárselo a los humanos, presentó al hermano de este, Epimeteo, una mujer llamada Pandora, con quien este se casó. Como regalo de bodas, Pandora recibió un misterioso “pithos” —una especie de tinaja ovalada, aunque actualmente sea citada y aceptada como una caja— con instrucciones de no abrirlo bajo ninguna circunstancia. Los dioses habían otorgado a Pandora una gran curiosidad, por lo que decidió abrir la caja para ver qué había dentro. Al abrirla, escaparon de su interior todos los males del mundo. Cuando atinó a cerrarla, solo quedaba en el fondo Elpis, el espíritu de la esperanza.

Leer más...

shariah uk

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Hace unos días, me encontré en la cola de un banco en Lima, con una antigua compañera del colegio que vive en Holanda hace más de treinta años. Me dio mucho gusto verla y le conté que mi hermano menor también vive en Amsterdam desde hace unos diez años, ya casado y con tres hijos. No pude resistir la tentación y le pregunté como veía el tema de la gran migración musulmana en Holanda. Me dijo que efectivamente, ya tenían autoridades musulmanas como alcaldes, por ejemplo, y que cada vez más tenían que compartir la vida diaria con ellos tanto en los mercados y otros lugares públicos, como en los colegios de sus hijos y los barrios en donde viven, teniendo vecinos musulmanes, los cuales siguen sus costumbres, tradiciones, etc. Bueno pensé, eso será hasta sean mayoría e impongan sus costumbres, tradiciones, formas de gobierno y religión, con lo que la Europa cristiana terminará pues desapareciendo.

Leer más...

yudddrrg

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Recuerdo que cuando era niño, me encantaba escribir mi nombre y fecha en todo cemento fresco que encontraba en las veredas de la calle. Era común en Lima encontrarte con nombres, dibujitos, fechas y corazones con nombres de enamorados en el cemento de las veredas. Lo mismo la gente escribía en los troncos de los árboles y hasta en las rocas de un cerro en el campo. Lo bueno de todo esto es que tu nombre y fecha, de alguna manera, quedaba registrado para siempre. Y cada vez que uno pasaba por esa calle y veía esa vereda, o ese árbol, observaba como el paso de los años no había borrado tu nombre, claro, hasta que a la municipalidad se le ocurriera reparar las veredas o podar los árboles, y allí terminaba todo. Lo mismo sucede con esos bisontes y esas manos que quedaron grabadas en las pinturas de las cuevas de Altamira, en España. Esos hombres primitivos dejaron el recuerdo de sus manos, huellas que han trascendido miles de años y han quedado para la posteridad.

Leer más...

1514015238 284985 1514015592 noticia normal

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Uno de los recuerdos mas lejanos de mi infancia consiste en mi ingreso al colegio La Inmaculada, en Kindergarten. Fue la primera vez que mi madre me envió solo al colegio pues existía un ómnibus escolar o “góndola” que te llevaba hasta el nuevo colegio en Monterrico. Tenía 6 años de edad y me sentía aterrado. Al llegar al colegio, me puse en la fila de los de quinto de media. Alguien me sacó de un tirón de allí, dejando mi maletita con libros en el suelo, y me puso en la fila de los niños de kindergarten. Nunca volví a ver mi maleta. Me llevaron a un salón de clase. Allí me hicieron sacarme el saquito azul del uniforme y la gorra. Me pusieron un overol medio plomo verdoso. En eso una profesora entró a la clase y me dijo que esa no era mi aula y me llevó a otra aula. Dejé mi saco y la gorra en la primera aula. Nunca los volví a ver. Finalmente llegó la hora de almuerzo. Mi madre me había inscrito para que me dieran almuerzo. Me sentaron con otros niños en una larga mesa y me sirvieron el almuerzo. De tomar me dieron un vaso de plástico con leche y mucha nata. Solo de ver la leche me puse visco -nunca he podido tolerar la leche pura pues me produce nauseas- y con toda parsimonia procedí a voltear para un costado y vomitar calmadamente.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *