Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 23 de Enero 2019


Frase Cabecera 245px

Cabecera morrocotudo

losdos

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Definitivamente la actuación del Ministerio Público (Fiscalía) así como la administración de justicia en el Perú (Poder Judicial) se ha vuelto todo un espectáculo digno de los mejores países comunistas o totalitarios en donde se solía -y se suele- filmar o televisar los procesos o “juicios” de todos aquellos que no “coinciden” con el régimen en cuestión.

Así sucedía en la Unión Soviética en donde, a modo de ejemplo, se filmaban los procesos de los “disidentes” con el “sistema” y donde ya se sabía que éstos terminarían en Siberia o en algún gulag (campo de concentración y de trabajos forzados) como bien relata el gran escritor Alexander Solzhenitsyn. Al parecer, en el Perú se ha comenzado a utilizar el mismo “estilo” puesto que se dictan medidas de “detención preventiva” -entiéndase prisión o encarcelamiento- por plazos de 36 meses renovables por otro plazo similar y curiosamente solo a líderes de partidos de la oposición al gobierno.

Lo acabamos de apreciar con la detención preventiva contra la líder de Fuerza Popular -principal partido de la oposición- así como contra sus asesores y secretaria personal, estando aún pendiente el de su esposo. Lo mejor de todo es que ello se determina en base a “indicios” y elementos de poco o ningún valor probatorio. Caso parecido se da con el expresidente Alan García, el cual es nuevamente investigado bajo discutibles “pruebas” al cual se le dictó la medida de impedimento de salida del país y, según se dice, cuando se estaba por dictar la medida de “detención preventiva” por 36 meses, con el objeto de ser esposado, encarcelado y vestido con la indumentaria de “Detenido” -tal como se hiciera con Keiko Fujimori-, a fin de ser humillado públicamente, García tomó la decisión de solicitar asilo político en Uruguay.

Leer más...

Mr. Smith Hero

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Hace pocos días pude ver nuevamente la excelente película del gran director norteamericano de origen italiano Frank Capra “Caballero sin espada” (“Mr. Smith goes to Washington”), film de 1939, y mi mente trajo en automático la realidad política del Perú de hoy. Para entender esto, recordemos brevemente el argumento de la película. El film se inicia con la muerte de un miembro del Senado de los Estados Unidos que hace necesario nombrar un nuevo senador. El momento es especialmente crítico, ya que está a punto de ser aprobada una ley propuesta por el “honorable” senador Paine para construir una presa bajo la cual se esconde un plan de corrupción que les enriquecerá a él y al poderoso magnate Jim Taylor, que controla a los políticos a su antojo.

Es elegido para reemplazar al senador fallecido Jefferson Smith (James Stewart) un joven idealista lleno de inocencia e ideales sobre la democracia norteamericana, sujeto que parece fácil de manejar y engañar. Además, confía plenamente en su colega, el senador Paine (Claude Rains), puesto que él y su padre fueron íntimos amigos de juventud. Por ello, Paine le anima a llevar adelante un proyecto de ley sobre un campamento juvenil financiado por niños para así mantenerle distraído. Clarissa Saunders (Jeane Arthur) es la ayudante de Smith, una joven y guapa mujer que conoce todo el entramado de corrupción y que al principio acepta a regañadientes trabajar con Smith. Con el tiempo sus remordimientos y el irse enamorando de Smith le hará decirle a éste toda la verdad para luego dimitir de su trabajo. Smith intentará entonces frenar esa trama de corrupción sin ser consciente de que se enfrenta a un enemigo mucho más poderoso que él. ¿Les suena conocido este argumento?

Leer más...

senormilagros

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Hacía varios días que aquel negro esclavo venía pintando lo que parecía una crucifixión, en una de las paredes toscas de adobe del galpón, cerca de una acequia de regadío. Al menos es lo que los demás esclavos angoleños percibían que estaba pintando. Algunos otros esclavos se acercaban al esclavo pintor para ayudarlo en lo que pudieran, a lo que el pintor respondía que podían ayudarlo en el pintado del fondo y de alguna que otra cosa más. El esclavo pintor respondía al nombre de Benito, aunque algunos esclavos que lo conocían también le llamaban por el nombre de Pedro Dalcón.

Daba igual. Benito en todo caso, siempre fue muy creyente y piadoso, además de artista. Él solito diseñó el mural, dibujando la imagen de un Cristo crucificado, con la Santísima Madre a un lado, mirándole como madre que es; luego una imagen del Espíritu Santo en forma de paloma encima del Hijo; y en lo alto, Dios Padre en las alturas por encima de la cruz. Al otro lado de la cruz, un hombre de rodillas, posiblemente el apóstol San Juan, al menos era lo que había pensado Benito.

El local en donde se encontraba no era otra cosa que un viejo galpón en donde los negros angolas se habían agremiado, levantando el local de su cofradía en la zona de Pachacamilla, en las afueras del Centro histórico de Lima. En dicha sede de la cofradía, o pre-cofradía como postula Antonhy de la Cruz, Benito pintaba paciente y amorosamente su crucifixión.

Leer más...

papabccion 374170

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Mucho se ha escrito sobre el Papa santo San Juan Pablo II y los que lo recordamos o -aún mejor- lo han conocido personalmente, saludado o conversado con él, no lo olvidarán nunca pues fue un hombre extraordinario y como se diría, “fuera de serie”, que te deja huella para siempre. Aún recuerdo las dos visitas que hicieran al Perú en el caluroso mes de febrero de 1985 y en el mes de mayo de 1988, así como cuando un domingo 18 de mayo de 1992, en los días en que miles de peregrinos de todo el mundo asistiéramos a Roma a la ceremonia de beatificación del hoy santo San Josemaría Escrivá de Balaguer celebrada un día antes, le cantáramos por su cumpleaños al Papa un gran “happy birthday” a todo pulmón en plena plaza de San Pedro.

Ante ese canto, San Juan Pablo II feliz abordó un Papamóvil descubierto y, por primera vez desde el terrible atentado contra su vida el 13 de mayo de 1981, decidió salir a saludarnos a la plaza metiéndose entre la gente a bordo de un papamóvil descubierto, sin techo ni vidrio blindado alguno. La gente se le tiraba encima del papamóvil y él saludaba a todos, cargaba a niños y abrazaba a los enfermos. Así era Juan Pablo II, valiente como nadie.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10