Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 13 de Diciembre 2017


Frase Cabecera 245px

moras1

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Muchos santos católicos han gozado de dones especiales debido a su santidad. Así, por ejemplo, San Pío de Pietrelcina -más conocido como el Padre Pío- tenía el don de la ubicuidad, esto es, poder estar en dos sitios a la vez, así como el don de la profecía; otros santos podían vivir sin comer ni beber meses; otros podían conocer o ver la vida de las personas para ayudarlas, etc. En el caso del Papa Juan Pablo II, hoy San Juan Pablo II, el don de las visiones era un hecho. Recientemente un antiguo amigo y confidente suyo, Monseñor Mauro Longhi, reveló recientemente una visión del hoy santo Papa, en el sentido que el Islam invadirá Europa. Longhi, quien a menudo acompañaba al Papa en sus viajes de excursión a las montes y lagos de Polonia cuando era un joven estudiante, señaló que San Juan Pablo era un gran místico que “dialogaba” con Nuestra Señora y tenía visiones proféticas. Hoy en día, a medida que se ha ido conociendo cada vez con más profundidad la vida del Papa Juan Pablo II, más aún con motivo de su canonización, se han ido revelando detalles de su vida espiritual, como por ejemplo, su manera de hacer oración tan profunda pero a la vez tan sencilla, a tal punto que dialogaba, como indica Monseñor Longhi, con la Santísima Virgen María y con el mismo Cristo de una manera coloquial y simple, como un hijo con su madre que le cuenta sus quehaceres de cada día o como dos grandes amigos con Jesús, que conversan de sus preocupaciones y alegrías. Así mismo, no es la primera vez que se revela que el santo Papa Wojtyla tenía visiones que Dios le revelaba. Una de esas visiones es la que, según Monseñor Longhi contó, es la que tuvo el santo Papa por el cual previó una “herida mortal” a la Iglesia en el tercer milenio: una “invasión islamista” de Europa.

 

Esta revelación la efectuó Longhi durante una conferencia en la Ermita de los Santos Pedro y Pablo en Bienno, en el norte de Italia, y ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales. Durante una reunión en 1992, comentó monseñor Longhi, Juan Pablo II habló de una visión inquietante que había tenido sobre el futuro de Europa: “El Papa me dijo: ‘Díselo a aquellos a quienes vas a encontrar en la Iglesia del tercer milenio. Veo a la Iglesia afligida por una herida mortal. Más profunda, más dolorosa que las de este milenio’, refiriéndose al comunismo y al totalitarismo Nazi. ‘Se llama islamismo. Ellos invadirán Europa. He visto a las hordas venir de Occidente a Oriente, y luego me contaron cada país uno por uno: de Marruecos a Libia a Egipto, y así sucesivamente hasta el Este’... El Santo Padre añadió: ‘Van a invadir Europa. Europa será como un sótano, viejas reliquias, sombras, telarañas. Reliquias familiares. Ustedes, la Iglesia del tercer milenio, deben contener la invasión. No con los ejércitos, los ejércitos no serán suficientes, sino con su fe, viviéndola con integridad´¨.

Longhi era amigo desde muy muchacho de Karol Wojtyla y solía acompañarlo en las caminatas y paseos que siempre hacía el santo Papa de joven, con estudiantes y amigos, por los montes y ríos polacos. Ya siendo Papa, monseñor Longhi también acompañó al Papa Juan Pablo II en excursiones de senderismo y esquí desde 1985, hasta que Longhi fue ordenado diez años después, en 1995. Dijo que el Papa salía de Roma en un modesto automóvil, para no llamar la atención, y se quedaba en una casa del Opus Dei en las montañas de Abruzzo. Por las noches, el Papa a menudo se arrodillaba ante el Tabernáculo en la capilla del edificio, conversando “a veces incluso animadamente” con el Señor. Así era la vida espiritual de este gran santo. De otro lado, Longhi también declaró que el cardenal Andrzej Deskur, uno de los amigos más cercanos de Juan Pablo II, le dijo que el pontífice tenía el “don de las visiones”: “Él le hablaba a Dios Encarnado, Jesús; él veía su rostro y también veía el rostro de su madre”, señaló el referido cardenal. De allí que varias personas ya conociesen de este don de visiones que gozaba el santo Papa.

Cabe recordar que el Papa Juan Pablo II fue conocido por promover el diálogo interreligioso entre católicos y musulmanes – así como con representantes de otras religiones- convirtiéndose en el primer Papa en poner pie en una mezquita en el 2001. Siempre fue un gran promotor del ecumenismo y abrió los brazos a todas las demás religiones. Sin embargo, en su encíclica “Ecclesia in Europa” de 2003, el ex pontífice escribió que el diálogo con el Islam “debe llevarse a cabo con prudencia, con ideas claras sobre posibilidades y límites, y con confianza en el plan de salvación de Dios para todos sus hijos... También es necesario tener en cuenta la brecha notable entre la cultura europea, con sus profundas raíces cristianas, y el pensamiento musulmán”.

Para todo el mundo es una realidad que, en la Europa de hoy, la inmigración musulmana es cada día mas creciente, habiendo países europeos en donde ya han ido asumiendo cargos públicos (el alcalde de la ciudad de Londres) o imponiendo sus normas y costumbres en diversas ciudades y zonas como lo que viene hoy sucediendo en la ciudad de Estocolmo, Suecia. Familias musulmanas en donde cada una de éstas tiene de seis a ocho hijos, van siendo mayoría frente a familias supuestamente cristianas con un hijo o ninguno. Simples matemáticas nos demuestran que pronto serán mayoría. Como visionó San Juan Pablo II, de una manera muy sutil y sin ejércitos como en la antigüedad, el Islam se está posesionando poco a poco de la decadente Europa cristiana. Diversos líderes europeos como la canciller de Alemania, Angela Merkel, así como el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, han vaticinado que de mantenerse esta situación, en un par de décadas más, Europa será musulmana, por lo que ya han advertido públicamente de esta “invasión musulmana”, no al estilo violento de las cruzadas ni de las invasiones de los siglos XIV, XV o XVI, sino de una manera más inteligente, ocupando poco a poco, de manera silenciosa, territorios, barrios y ciudades enteras, construyendo mezquitas donde antes existieron iglesias cristianas, ocupando cargos públicos, etc. Hasta que, llegado el momento, asuman abiertamente el control de las ciudades, alcaldías, congresos y gobiernos, para imponer sus leyes intolerantes, religión, tradiciones y costumbres. Consideramos que es un hecho que la visión de San Juan Pablo II ya comenzó a hacerse realidad. Ante una Europa decadente, sin valores, poco o nada cristiana, agnóstica por no decir atea, la invasión islamista ya comenzó. De allí que, tal como aconsejara San Juan Pablo II, la Iglesia del tercer milenio deberá contener la invasión, más que con ejércitos, con una fe sólida, viviéndola con integridad.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *