Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 25 de Abril 2018


Frase Cabecera 245px

ppk

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cuenta la historia que en 1593, el rey Enrique de Navarra o de Borbón -hugonote/protestante que pretendía el trono de Francia- cuando eligió convertirse al catolicismo para poder reinar, exclamó la famosa frase: “París bien vale una Misa” (“Paris vaut bien une messe”). Fue así como se convirtió en Enrique IV. Para otros, esta frase es posiblemente apócrifa. Sea como sea, esta frase refleja el típico pensamiento utilitarista de buscar prioridades de acuerdo a las conveniencias de uno. Es así pues que es más útil renunciar a algo, aunque ello sea mucho más valioso, para obtener lo que se desea. Es otra versión de la famosa frase de Machiavelo: “El fin justifica los medios”.

 

Hay dos hechos acontecidos en días recientes que constituyen, definitivamente, los hechos mas importantes del año: una crisis de gobierno en donde el Congreso aprueba la moción de vacancia del presidente de la República, para luego entrar dicha vacancia en debate, y a los dos días otorgarse el indulto a Alberto Fujimori Fujimori (AFF). El nudo de esta tragicomedia digna de Shakespeare es claro: Ante una vacancia presidencial inminente, la única carta que le quedaba al presidente era otorgar el indulto a AFF, de lo contrario lo vacaban. El indulto era la única carta que le quedaba al presidente bajo la manga. No tenía otra más. Sin embargo, la cosa no era fácil. Primero tenía que convencer al partido de la mayoría, Fuerza Popular (FP), que podría indultar a AFF pero solo a cambio de que la solicitud de vacancia fuere rechazada en el pleno del Congreso. ¿Podría convencer a la líder de FP, Keiko Fujimori? Se corría el riesgo que Keiko rechazara ese chantaje y su única carta quedara en nada. Fue así como el presidente decidió astutamente, recurrir a Kenji Fujimori. El presidente si bien no es político e inclusive ha mostrado su torpeza en ello, sí es un experto lobista que sabe desenvolverse y convencer a las personas cuando algo le interesa, ofreciéndoles lo que sea. Fue así como el presidente recurre a Kenji, la “oveja negra”, el “rebelde sin causa” de FP, el cual sí se ha enfrentado a Keiko en algunas ocasiones e inclusive no le ha hecho caso. De otro lado, Kenji adora a su padre, lo pone por encima de todo, pues este constituye su razón de vivir y de hacer todo lo que hace. Es la persona indicada. Conversaciones van y vienen y finalmente Kenji acepta el trato: votar en contra de la vacancia y convencer al grupo necesario de congresistas de FP para ello. Si ello es logrado, antes de navidad, el presidente otorgaría, antes de navidad, el indulto a AFF.

Para ello hay que ir montando la comedia: días antes AFF entra en la UCI de la Clínica Centenario, los medios amigos entran en el juego “aderezando” y exagerando adecuadamente la “noticia”. Muchos se asustan y ya comentan la cuasi inminente muerte de AFF. Kenji convence a diversos congresistas de FP bien escogiditos y todo queda listo. Se debate durante horas en el pleno del Congreso la vacancia del presidente. Comienza el show. Algunos ya sabían del “acuerdo”, a otros se les veía “negociando” en los pasillos del parlamento, otros hablaban por celular tapándose la boca, incluyendo al mismo Kenji. Cabe mencionar que en esta tragicomedia también actuaban congresistas de otras bancadas como la del Apra y Frente Amplio, incluyendo la de APP.

Lo demás ya es historia. Como en los Idus de Marzo, el día que asesinaron a Julio Cesar, el pleno del Congreso vota por la no vacancia. Para sorpresa de muchos y no de algunos, Keiko y diez congresistas de FP votan en contra de la vacancia, al igual que en otros partidos como en el Apra en donde se aprecia a Mulder y a Del Castillo insultarse hasta la muerte. Sin embargo, faltaba el “pago” por este “favor”. Al día siguiente el presidente otorgó algunos indultos humanitarios publicados en El Peruano, ¡pero no estaba el de AFF! ¡Pánico! Pero el pago no demoró en llegar. Un par de días después, cuando ya algunos pensaban que le habían tomado el pelo a Kenji, en la nochebuena vísperas de navidad, el presidente otorga por fin el tan esperado indulto a AFF. ¿Magnanimidad del presidente? ¿Gesto “magnánimo”? ¡No seamos ingenuos! ¿Gesto valiente? ¡Por Dios! El indulto a AFF fue simplemente la moneda con la que el presidente ¡salvó su cabeza, sobre la cual el hacha ya estaba a punto de caer! El presidente jugó con la delicada salud de AFF. ¡No quiero pensar que otras cosas podría haber ofrecido el presente a Kenji o a ciertos congresistas, si se rechazaba su propuesta! En todo caso, si Kenji no aceptaba el trato, en estos momentos AFF seguiría detenido y el presidente ya no sería presidente. Así de cruel fue la “negociación” del presidente. Nada de “magnanimidad” ni cosa por el estilo. La salud y libertad de AFF fue su carta de salvación, pero... ¿Por cuánto tiempo?

A modo de epílogo de esta tragicomedia, podemos afirmar que el presidente sólo ha comprado un poco de tiempo. Nada más. Existen y se vienen más pruebas contundentes que involucran al presidente, cada vez con mayor evidencia, en el caso LavaJato y con Odebrecht. Lo más probable sea que -en unas semanas más o meses- ante estas nuevas pruebas, nuevamente se presente una moción de vacancia presidencial y, ante la contundencia de las nuevas pruebas, es mas que probable que ya nada pueda salvar al presidente de la vacancia. ¿Acaso al haber indultado a AFF le otorgaría una cierta “inmunidad” al presidente por parte de FP, como para que FP no apoye nunca más la vacancia del presidente? No debería ser así. Pero, el asunto es que este tema no ha terminado. Se trata simplemente de un pequeño “brake”, un breve respiro, hasta nuevo aviso. La “espada de Damocles” sigue colgando encima de la cabeza del presidente, y éste lo sabe. De allí que el asunto no esta para bailecitos, pues el presidente no ha ganado nada. Sus 16 votos a favor no son nada. El único que ganó fue Kenji pues logró la ansiada liberación de su padre. ¿Qué traicionó a su partido al poner a su padre por encima del Perú y el continuar siendo “gobernados” por un cuestionado presidente que continua en el poder, pese a seguir realizando actividades lucrativas al ser accionista de empresas que prestan servicios a Odebrecht? Lo mas probable. ¿Qué hay que comprender al hijo amoroso que ama a su padre? La historia juzgará. El punto es que el presidente negoció su salvación momentánea. De allí que podamos concluir como Enrique IV con la pregunta: ¿La presidencia bien vale un indulto? Para nuestro presidente, definitivamente sí...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *