Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 24 de Setiembre 2018


Frase Cabecera 245px

xtocru

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Cada vez que los científicos, médicos o historiadores analizan y estudian la pasión de Cristo, nos asombramos -y yo agregaría que nos horrorizamos- de lo que realmente fue la pasión. La película “La pasión de Cristo” dirigida por Mel Gibson, causó gran conmoción en su momento y hasta controversia cuando se estrenó, puesto que para la mayor parte del público que vio la película, pareciera que la película exageraba de lo que realmente había sido la pasión de Cristo. Y esto porque nos hemos quedado con una imagen de “estampita” de lo que fue la pasión y muerte de Jesús, minimizada y hasta en un contexto romántico y sentimentalón, olvidando de lo espantosa y dura que fue la pasión y muerte de Cristo hace poco menos de dos mil años.

 

Para que se tenga una idea de lo que fue realmente la pasión, me voy a referir en primer lugar a lo relatado por Santa Catalina Emmerck en su libro “La amarga pasión de Cristo”, libro en el que se inspirara Mel Gibson para su célebre y controversial película, en donde Santa Catalina Emmerich narra la pasión en base a lo que Dios le mostraba por medio de visiones. Estas visiones de toda la pasión fueron recogidas por el poeta alemán Clemente Bretano, quien permaneció al pie de la cama de la santa transcribiendo todas las visiones que la santa le relataba. Finalmente, la obra fue publicada en 1833, obra que transcribe todas las visiones de Emmerich desde la última cena de Jesucristo hasta su resurrección.

Relata Santa Catalina lo siguiente: “Eran las doce menos cuarto cuando Nuestro Señor, llevando su cruz, tuvo la última caída y llegó al preciso lugar en donde iba a ser crucificado. Los bárbaros tiraron a Jesús para levantarlo, desataron los diferentes trozos de la cruz y los colocaron en el suelo... después lo condujeron unos setenta pasos al norte, a una especie de hoyo abierto en la roca que parecía un silo. Lo empujaron dentro tan brutalmente, que se hubiera roto las piernas... cerraron la entrada y dejaron centinelas fuera, mientras los esbirro continuaban los preparativos para la crucifixión... cuatro esbirros fueron a buscar a Jesús al silo donde lo habían encerrado, lo trataron con su habitual brutalidad, llenándolo de ultrajes... luego lo arrastraron sobre el montículo... en ese momento le arrancaron también el lienzo que llevaba ceñido a la cintura con lo que dejaron al Salvador desnudo ante todos ellos... Le ofrecieron de beber en un vaso vinagre con hiel, pero El sin decir nada, volvió la cabeza y no lo tomó...

A continuación, tumbaron a Jesús sobre la cruz y extendiendo su brazo derecho sobre el madero derecho de la cruz, lo ataron fuertemente; uno de ellos puso la rodilla sobre el pecho sagrado, otro le abrió la mano, un tercero apoyó sobre su carne un clavo grueso y largo y lo clavó con un martillo de hierro. Un gemido suave y claro salió del pecho de Jesús, su sangre salpicó los brazos de los verdugos. Los clavos eran muy largos... y del grueso de un dedo pulgar; la punta sobresalía por detrás de la cruz. Después de haber clavado la mano derecha... los verdugos vieron que la mano izquierda no llegaba al agujero que habían abierto. Entonces ataron una cuerda al brazo izquierdo de Jesús y tiraron de él con toda la fuerza hasta lograr que la mano coincidiera con el agujero. Esta brutal dislocación de sus brazos lo atormentó horriblemente... los gemidos sed oían en medio de los martillazos...Los esbirros habían clavado en la cruz un pedazo de madera para sostener los pies de Jesús a fin de que todo el peso del cuerpo no pendiera de las manos, y para evitar que los huesos de los pies se rompieran al sostenerlo...los verdugos le extendieron las piernas de nuevo y se las ataron con cuerdas a la cruz, pero los pies no llegaban al pedazo de madera...Entonces llenos de furia... ataron una cuerda a su pie derecho y tiraron de él tan violentamente que lograron hacerlo llegar hasta el pedazo de madera... se oyó crujir el pecho de Jesús... Ataron después el pie izquierdo sobre el derecho y lo taladraron aparte porque no coincidía con el otro y no podían clavarlo juntos. Cogieron un clavo más largo que los de las manos y lo clavaron con el martillo atravesando los pies y el pedazo de madera hasta el mástil de la cruz. Conté hasta treinta y seis martillazos”.

Luego la cruz fue alzada y al ingresar al hueco clavado en la tierra, el sacudón causó un gran grito de dolor a Jesús pues su cuerpo estaba dislocado y totalmente en llaga viva. Las heridas se abrieron mas y sangraba copiosamente. De acuerdo con el libro “El sudario de Cristo” de Manuela Corsini de Ordeig, se indica respecto a la crucifixión y lo probado en al santo sudario, que el crucificado solo podía hacer dos movimientos: uno de agachamiento, en donde el cuerpo pendía relativamente relajado, sostenido por los clavos de las manos y con las piernas flexionadas. Pero en esta postura no se podía permanecer puesto que los músculos del tórax y las axilas impedían respirar al oprimir los pulmones. De allí que el segundo movimiento era de levantamiento, esto es, para poder elevarse y respirar un poco de aire, el crucificado debía apoyarse en el clavo de los pies, tirando el cuerpo con las manos hacia arriba, haciendo hincapié en los clavos y flexionado, al menos uno de los brazos. De allí que por lo general los crucificados moría asfixiados.

Este drama en el que Dios hecho hombre es muerto de la manera mas vil y humillante que existía en esa época, sucedió hace casi dos mil años, en un lugar llamado Gólgota. Es un hecho histórico, perfectamente documentado y con decenas de testigos; y aunque usted no lo crea o acepte, ese Dios hecho hombre llamado Jesús, se entregó a ese suplicio y terrible muerte como cordero al matadero, por todos y cada uno de nosotros... Que esta Semana Santa sean días de reconversión y meditación puesto que todo un Dios... se entregó amorosamente por entero, por cada uno de nosotros.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *