Buscar en LA ABEJA:

Martes, 16 de Octubre 2018


Frase Cabecera 245px

40380060 937447593105537 1092900921488179200 n

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Sobre los últimos días de Isabel Flores de Oliva, más conocida por Rosa, hoy Santa Rosa de Lima, se cuenta que, cumplidos los 31 años, cayó muy enferma. Los últimos tres meses los pasó en casa de Gonzalo de la Maza, un contador notable del gobierno virreinal, cuya familia le tenía particular cariño (hoy se levanta allí el Monasterio de Santa Rosa de Lima). En las primeras horas del 24 de agosto de 1617, fiesta de San Bartolomé, Rosa murió de tuberculosis, tal como ella misma profetizara. Era tal el fervor y cariño que los limeños le tenían a Rosa que el día de su velorio y entierro, la gente se abalanzaba sobre su cuerpo para arrancarle un trozo de su vestimenta como precioso recuerdo. Los limeños ya la aclamaban santa. Cuentan los testigos que el entierro de Rosa fue uno de los más notables que se viera en Lima. En la casa de la familia De la Maza se formaron grandes multitudes para contemplar a Rosa. El gentío hubo de esperar a su traslado hacia la Iglesia del Rosario. Al traslado acudió el mismísimo virrey así como el Cabildo Secular y Eclesiástico en pleno, además de las órdenes religiosas presididas por la orden de Santo Domingo de Guzmán, los oidores y personas notables. La guardia del virrey tuvo que intervenir para evitar que Rosa fuera desvestida y literalmente destrozada por los devotos que querían una reliquia. Por ello se le tuvo que cambiar por tres veces los hábitos dominicos e, inclusive en el traslado del cuerpo, un devoto seccionó uno de sus dedos del pie.

Una vez que expiró Rosa, en el mismo lecho de muerte Gonzalo de la Maza hizo retratar el rostro de Rosa. Para ello llamó al pintor italiano Angelino Medoro, quien realizó el primer testimonio de su apariencia física. Tan grande era la devoción de los limeños que en pocos años tuvieron que retirarla de la Cripta y colocarla en la Iglesia del Rosario. Rosa fue la cuarta de los trece hijos que nacieron del matrimonio de Gaspar Flores, arcabucero natural de Baños de Montemayor, municipio de la provincia de Cáceres (España) y de María de Oliva y Herrera, natural de Huánuco. Cuentan que el día de su confirmación en el pueblo de Quives, fue nada menos que el arzobispo de Lima, Toribio de Mogrovejo, quien la llamó Rosa sin que alguien pudiese darle noticia al arzobispo de este nombre tan particular e íntimo. Aunque a Rosa le mortificaba que la llamasen así, pues su nombre era Isabel, a los 25 años aceptó y quiso que la llamaran “Rosa de Santa María” porque, según relató su madre, fue a conversar con un sacerdote a la iglesia de Santo Domingo manifestándole la molestia que le causaba que la llamen "Rosa", pero el sacerdote la tranquilizó diciéndole: "Pues, hija, ¿no es vuestra alma como una rosa en que se recrea Jesucristo?". Con esto quedó ya se quedó tranquila.

Pero, al margen de sus anécdotas y los muchos milagros que realizó en vida, ¿Qué cosa tan especial tenía Rosa que tanto atraía a los limeños? Pues su simpatía y especialmente, su santidad. Una mujer de mucho carácter, con una personalidad muy marcada y decidida. Muy devota de otra dominica como ella, nada menos que de Catalina de Siena, hoy santa y doctora de la Iglesia. La santidad siempre es atractiva pues refleja carácter, determinación, lucha interior, todo lo cual hace que ello se vaya reflejando en la personalidad de Rosa, ya que esa lucha interior, llena de logros y caídas, mortificaciones, nuevas luchas, etc. se verán reflejadas poco a poco en virtudes y, especialmente, en un gran amor a Dios y hacia los demás, que se irá consolidando poco a poco en una personalidad atractiva, que extrañamente atraerá a todos, hasta el día de hoy, a varios siglos de su partida al Cielo. Ello lo vemos cada 30 de agosto en los miles de feligreses que acuden a su casa, al convento donde vivió, al pozo en donde con mucha fe, los devotos arrojan cartas con cientos de peticiones, la ermita donde rezaba, etc.

La santidad de Rosa hizo que, a los pocos días de su muerte, se reunieron numerosos testimonios sobre su vida y virtudes. En 1634 se presentó a Roma la causa de beatificación. La beatificación se realizó en el Convento Dominico de Santa Sabina en Roma, en 1668. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671, proclamándola por "Principal Patrona del Nuevo Mundo". En Lima, Roma, España y todos los países de América y Europa, se celebraron fiestas suntuosas en honor de la primera santa natural de América. Cuenta la tradición que el papa Clemente X, luego de oír los argumentos sobre su canonización dijo: "¡Hum! ¡Patrona y Santa! ¿Y Rosa? que llueva flores sobre mi escritorio si es verdad", y la respuesta al instante fue una fragante lluvia de rosas sobre la mesa del papa quien en ese momento procedió a la canonización.

Finalmente, Rosa entendió perfectamente el sentido de su vida y su misión. Como bien dice el papa Francisco en su estupenda exhortación apostólica “Gaudete et Exsultate”, sobre el llamado a la santidad en el mundo actual, publicado a principios del presente año: “Tú también necesitas concebir la totalidad de tu vida como una misión. Inténtalo escuchando a Dios en la oración y reconociendo a los signos que él te da. Pregúntale siempre al Espíritu qué espera Jesús de ti en cada momento de tu existencia y en cada opción que debas tomar, para discernir el lugar que eso ocupa en tu propia misión. Y permítele que forje en ti ese misterio personal que refleje a Jesucristo en el mundo de hoy. Ojalá puedas reconocer cuál es esa palabra, ese mensaje de Jesús que Dios quiere decir al mundo con tu vida. Déjate transformar, déjate renovar por el Espíritu, para que eso sea posible...” (23-24). Rosa entendió su misión. No tuvo miedo, se dejó amar y liberar por Dios, guiar por el Espíritu Santo con mucha humildad... y logró la misión de su vida.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *