Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 19 de Noviembre 2018


Frase Cabecera 245px

abimajaula

Escribe: Alfredo Gildemeister.- Aquella madrugada sonó desesperadamente el teléfono de mi departamento. Vivía con mi esposa en Pamplona, capital de Navarra, en España. Teníamos casi un año viviendo allí y siempre estábamos pendientes de la situación en el Perú, más aún con el terrorismo imperando en gran parte de nuestras ciudades y territorio. Quien llamaba era mi suegra para contarnos entre lágrimas de alegría que Abimael Guzmán, el líder terrorista de Sendero Luminoso, había sido capturado en Lima. Nos contó todo el Perú era una fiesta. La gente se felicitaba y bailaba en las calles de alegría. Muchos no lo creían posible. Sería verdad que ese asesino miserable, que había asesinado o mandado asesinar a pueblos enteros de campesinos -hombres, mujeres, ancianos y niños-, asesino de líderes políticos, marinos, soldados, ministros, etc., el asesino de la calle Tarata y de tantos atentados mas como el de Canal 2, Banco de Crédito, etc. ¿hubiere sido capturado? Pues era verdad. La bestia que aterrorizó al Perú desde 1981 había caído. ¿Cómo fue capturado? ¿Quiénes lo hicieron? Y para que los peruanos que no vivieron esta era de terror comprendan mejor la importancia de este hecho, ¿Quién era Abimael Guzmán?

De acuerdo a lo que nos fuimos enterando mi esposa y yo, resulta que a eso de las 8 de la noche de aquél 12 de setiembre de 1992, una noche más de víspera de primavera, el denominado “Grupo Especial de Inteligencia” (GEIN) decidió actuar. Aquel día 12 de setiembre, los agentes encubiertos del GEIN realizaron lo que muchos consideraban un imposible: La captura de Abimael Guzmán. Fue un trabajo meticuloso de inteligencia de más de dos años.

El grupo estaba encabezado por los comandantes PNP Benedicto Jiménez y Marco Miyashiro -hoy congresista de la República-. Fue la denominada “Operación Victoria”. Aquella noche de setiembre todos estaban listos y en posición. Algunos simulaban ser transeúntes; mientras que, a unos pasos de la casa de Los Sauces -donde se escondían los terroristas liderados por Guzmán-, casa bautizada como el ‘Castillo’, se encontraban los alférez Cecilia Garzón alias ‘Gaviota’ y Julio Becerra alias ‘Ardilla’, simulando ser una pareja de simples enamorados. El objetivo era irrumpir en la vivienda donde sospechaban que se refugiaba el ‘presidente Gonzalo’, esto es, Guzmán, con otros miembros de Sendero Luminoso.

Los agentes tuvieron que esperar a que la puerta de la casa se abriera, para poder ingresar y realizar la intervención. “Carajo, no se muevan, soy de la Policía”, dijo Becerra tras una rápida reacción al ver que cuatro personas salían del inmueble, entre ellas la terrorista -hoy increíblemente en libertad- Maritza Garrido-Lecca y su pareja Carlos Incháustegui. Ella alquilaba el predio para esconder en el segundo piso a varios líderes terroristas.

Fue en esos momentos que comenzó el operativo “Ardilla”. Becerra ingresó a la vivienda seguido de trece agentes del GEIN. Al llegar al segundo piso, encontró en una de las habitaciones a Guzmán, que con toda tranquilidad yacía sentado en su escritorio. “Tú te mueves y yo te mato, carajo”, le dijo apuntándole con la pistola en la cabeza. “Está bien, muchacho, tranquilo. Ya perdí”, respondió el terrorista. A los pocos minutos, llegaron al ‘Castillo’ el comandante Benedicto Jiménez, quien había dirigido la operación desde las bases del GEIN, y el general Ketín Vidal, quien por ese entonces se desempeñaba como jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo - DIRCOTE. Guzmán no fue el único capturado. Elena Iparraguirre alias ‘Miriam’, Laura Zambrano alias ‘Meche’ y María Pantoja alias ‘Doris’ también fueron detenidas.

Hoy luego de 26 años del atentado de la calle Tarata, el pasado martes 11 de setiembre, la Sala Penal Nacional dictó sentencia contra Guzmán y otros nueve implicados en el atentado ocurrido el 16 de julio de 1992. Fueron condenados a cadena perpetua Guzmán, Yparraguirre, Durand alias “Feliciano”, Osmán Morote (al cual hay que nuevamente detenerlo y encerrarlo), Florindo Flores Hala “Artemio”, entre otros.

La captura de Guzmán es un hecho trascendental e histórico que no debe pasar inadvertido ni olvidado. Fue tan importante e inesperado, que al darse la noticia en la televisión y en las estaciones de radio, Lima y todo el Perú se transformó en una fiesta, ¡en una fiesta nacional! La gente lloraba de alegría, se abrazaban, brindaban y se felicitaban por la captura. ¡La bestia había caído! Definitivamente fue un día de fiesta que debería ser siempre recordado como una fecha especial en nuestro calendario. ¡Una fiesta nacional!

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *