Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 21 de Febrero 2018


Frase Cabecera 245px

wxcwxc
Escribe: Juan Pablo El Sous.- Uno de los edificios más icónicos de la ciudad de Lima es, sin dudas, el Palacio de Gobierno del Perú. Sin embargo, a pesar de esa condición, los cambios que ha experimentado su apariencia a lo largo de los siglos son prácticamente desconocidos para la gran mayoría de los limeños.

Concentrémonos en su aspecto exterior.

De la casa que construyera y habitara el Marqués Gobernador Francisco Pizarro hasta su muerte en 1541 se sabe muy poco. Las descripciones que se conocen son muy vagas y no hacen referencia a su aspecto exterior, el cual debió ser muy sencillo y sin pretensiones. Luego del asesinato de Pizarro, la Corona embargó el inmueble a sus herederos y en él se instalaron el Virrey, la Real Audiencia y las instituciones más importantes del Virreinato.

La imagen más antigua conocida del entonces Palacio Virreinal se encuentra en una pintura que se conserva en la iglesia de N. S. de la Soledad de Lima, la cual data de 1660 aproximadamente. El lienzo, de autor anónimo, representa la procesión de Semana Santa mientras recorre la Plaza Mayor, con la fachada del Palacio como telón de fondo. En la pintura –algo idealizada por su simetría forzada- el Palacio es representado como un edificio de dos pisos, siendo el inferior más alto y con un entrepiso intermedio. Destaca la gran portada de dos cuerpos que mandara construir el Virrey Luis de Velasco (1596-1604), a través de la cual se ingresaba al patio principal del Palacio, en el cual se encontraban las salas de la Real Audiencia y el Tribunal de Cuentas. Al lado derecho de la portada se ven las “ricas ventanas” de las salas de la Audiencia que menciona el cronista Bernabé Cobo, también labradas durante el gobierno del mencionado Virrey, mientras que al lado izquierdo –y también en el entrepiso- una serie de balcones servían como miradero del Virrey y su casa en los días de fiesta en la Plaza. El primer piso estaba ocupado por los llamados “Cajones de Ribera”, una serie de tenduchos adosados a la pared del Palacio en los cuales se vendía toda clase de géneros y cuyo alquiler formaba parte de los propios de la ciudad. Otra pintura representando la Plaza Mayor de Lima en 1680 muestra la fachada de Palacio con las mismas características.

De las otras tres fachadas –el Palacio ocupaba toda la manzana- no se sabe mucho en esta época. El segundo frente en importancia era el que da hacia la calle Palacio, en el cual se encontraba la puerta (llamada de los Alabarderos) que daba acceso a las habitaciones del Virrey y a los salones en los que daba audiencia. A pesar de esto, también en este frente se instalaron dieciocho cajones –las llamadas “covachuelas”- durante el gobierno del Virrey Conde de Alba de Liste (1655-1661), aprovechando el notorio desnivel entre las habitaciones del Palacio y la calle. La fachada sobre la calle Pescadería tenía dos puertas, la del servicio para el ingreso a las caballerizas y la de la Cárcel de Corte, que tenía ingreso propio. Finalmente en la fachada posterior del Palacio se abría una puerta falsa por la que se accedía al jardín interior.

Este edificio, que fuera “la mayor y más suntuosa casa de este Reino” según Cobo, fue seriamente dañado por el terremoto de 1687 que destruyó completamente el segundo piso, y nuevamente por el de 1746. El Palacio reconstruido perdió mucha de su prestancia anterior, al punto que un viajero anónimo afirmó (1774) que “no teniendo nada de magnífico, solo merece el nombre por la persona que lo habita”. Un pequeño dibujo de la Plaza Mayor que sirve de adorno a un mapa del Chaco (1770), muestra el frente de Palacio en la época del Virrey Amat. Del magnífico edificio del siglo XVII solo se conservó la gran portada de dos cuerpos, mientras que un gran balcón sobreelevado de madera recorría longitudinalmente toda la fachada, con una tribuna especial para el Virrey sobre la esquina de la Plaza con la calle Palacio. Bajo el balcón se volvieron a colocar los polémicos cajones de Ribera que permanecerían hasta bien entrado el siglo XIX. La fachada sobre la calle Palacio se adornó con un balcón esquinero con vista a la plazuela de Desamparados en la época del Virrey Amat y con una nueva portada (1794) comisionada por el Virrey Gil de Taboada y Lemos, aunque permanecieron las covachuelas bajo los muros del edificio.

La época de la independencia fue particularmente tumultuosa para el Palacio ya que, además de algunos incendios (en 1794 y 1822) se tuvieron que habilitar ambientes nuevos para acoger a los ministerios de la naciente República. Estos cambios, sin embargo, no contribuyeron a mejorar el aspecto del edificio. Manuel Atanasio Fuentes (1866) es particularmente duro al hablar del Palacio “por ser indigno del Perú que el primer funcionario de la República ocupe una casa que no tiene de Palacio sino el nombre; su desaseo y mala distribución y su asquerosa fachada son una protesta contra nuestra decantada civilización”. Los dibujos y fotografías del Palacio de la segunda mitad del siglo XIX dan fe del estado del edificio en esta época.

Una circunstancia fortuita motivó la transformación radical de la fachada del Palacio. En 1884 un incendio iniciado en uno de los cajones de Ribera consumió todo el frente del edificio hacia la Plaza, el cual tuvo que ser reconstruido íntegramente. Para la nueva fachada no se conservó ninguno de los elementos que la habían adornado hasta el incendio; en su lugar se planteó una composición sencilla, articulada por simples pilastras dóricas con altos basamentos, entre las cuales se abrían ventanas. Solamente la puerta principal se adornaba con una portada algo más elaborada, al igual que los balcones que se ubicaban en ambas esquinas. Un nuevo incendio en 1921 –en vísperas de las celebraciones por el Centenario de la independencia- consumió completamente el ala posterior del edificio, destruyendo la fachada sobre la calle Palacio. Fue necesario improvisar una fachada de “cartón”, la cual fue construida en tiempo récord, para recibir a

las delegaciones de los países invitados a las celebraciones. Luego de este suceso se encargaría la reedificación integral del Palacio al arquitecto francés Claude Sahut, la cual sin embargo no llegó a concluir. Entre las salas construidas están el comedor -hoy Sala Túpac Amaru- (1927), el Salón Dorado (1928) y la Sala Eléspuru (1929), cuya fachada neobarroca aún se puede ver sobre la calle Palacio. Sin embargo, el resto del edificio proyectado por Sahut, incluyendo el frente hacia la Plaza Mayor, no llegó a realizarse.

El aspecto actual del Palacio de Gobierno (1938) se debe a la reconstrucción emprendida durante el gobierno del Presidente Óscar R. Benavides, cuyo diseño se debió al arquitecto polaco Ricardo de Jaxa Malachowski. Tal vez la más importante de las reformas emprendidas en el edificio fue la apertura del gran Patio de Honor sobre el frente hacia la Plaza, dado que por cuatrocientos años el Palacio había tenido su fachada alineada sobre el frente mismo de la manzana. Esta es, en un resumen muy ajustado, la historia de los cambios externos que ha tenido el Palacio de Gobierno del Perú.

 

 

rftgy

 

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *