Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 29 de Marzo 2017


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Cabecera Col 07 medio

geerneer

Escribe: Manuel Aliaga Garfias.- Asisto de manera virtual a una conferencia en vivo que una universidad pública mexicana organiza sobre la “perspectiva de género” y su “transversalización” (es decir, sobre la implantación de esta ideología desde los organismos del Estado), y me encuentro con una copia casi idéntica de las discusiones que sobre conciencia y desigualdad “de clase” se daban en las universidades latinoamericanas hace tres y cuatro décadas. Son dos formas del igualitarismo radical, pero en ambas resuena ese viejo eco marxista, ese narcisismo ideológico que, con mueca indignada, ojos en blanco y vanguardismo ansioso, hace pasar moralina intolerante por “lucha por la igualdad”.


Gracias al providencial colapso del imperio soviético, tanto ruido, tanta marcha, tanto disfuerzo quedó en nada (salvo las miserias que siguen sufriendo cubanos y venezolanos). El rollo radical tuvo que reinventarse y sus embajadores hubieron de encontrar nuevas formas de sobrevivir. Hoy su imaginario se inspira en la Europa nórdica y occidental, y en (su idea de) los Estados Unidos. Es fácil entender por qué: Es de sus gobiernos y plutocracias que nuestros radicales locales reciben sencillo para el diario.


Llevadas de las narices
Mientras tanto, nuestras escuálidas élites (principalmente limeñas) mantienen la costumbre —en verdad, el acto reflejo—de mirar hacia el Atlántico norte y fascinarse ante cualquier novelería traída de esas latitudes. Pero si antaño desconfiaban de lo que venía de la URSS, Cuba y China, hoy se tragan con todo y zapato lo que llegue en inglés... aunque el contenido sea igualmente subversivo. A muchos les falta espinazo, convicción y perspicacia para darse cuenta del pase de mano que le están enyucando... y si lo ven, carecen de la costumbre, la imaginación y/o el coraje para ir contra la corriente.


La credulidad acrítica que ante la ideología de género hoy vemos en los sectores con mayor acceso a la información sí representa una diferencia importante con la situación que reinaba en tiempos de la Unión Soviética. “Mientras no nos toquen el bolsillo, que los vanguardistas rehagan la sociedad como les dé la gana”, parecen decir. “Total, si viene de Nueva York, ¿qué tan malo puede ser?”

Leer más...

luous

Escribe: Manuel Aliaga Garfias.- 

 

“Al oír este reproche se enfurecieron y rechinaban los dientes de rabia contra Esteban. Pero él, lleno del Espíritu Santo, fijó sus ojos en el cielo... y exclamó: «Veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre a la derecha de Dios.» Entonces empezaron a gritar, se taparon los oídos y todos a una se lanzaron contra él. Lo empujaron fuera de la ciudad y empezaron a tirarle piedras.” –Hechos de los Apóstoles, 7:54-57

 

La progresía eternamente adolescente sólo entiende de política cuando se ejerce de manera “respondona”. Ese es el único lenguaje que maneja: “Si no haces política, te la hacen”, repetía una de sus lideresas. Por eso se pasa las décadas agitando, dividiendo, polarizando, y llevando conflicto a todos los rincones de la vida social. Luego, sus académicos publican ensayos de interpretación del conflicto y sus causas (repartiendo culpa en todas las direcciones menos la propia). A renglón seguido, se promueven como especialistas en resolución de conflictos, cosa que les permite mantener un lugar en el tablero... y continuar moviendo ficha.


Rebeldes de café (con WI-FI)
Fiel a sus raíces sesentistas, nuestra zurda está orgullosa del estilo contestatario que aprendió de sus mayores. En sus clases de universidad las viejas glorias de la intelligentsia progre les machacaron que los respondones son los parteros de la historia. Éste es, posiblemente, el único elemento de la tradición contestataria que ella conserva con fidelidad. Atrás quedaron las exigencias laborales, los “derechos adquiridos”, el acceso a la educación, a la salud, y a la participación política—y no porque sean problemas resueltos sino porque no son ya prioridad para sus padrinos. Estos días los temas cool son los “de género” y los ambientales—hasta que sean reemplazados (sin ser resueltos) por una nueva moda noratlántica.
La estética del respondón continúa, pues, como elemento no negociable de la ortodoxia progre. Para ella, el hijo respondón, el alumno respondón, el universitario respondón, y el ministro respondón, son actores modelo. Claro, la receta es para el vecino, que a los representantes más conspicuos de la zurdería académica y política no se les ve dar el ejemplo ni mostrarse respondones con sus universidades, sus facultades, sus editores, sus ONGs, los dueños de los medios, o sus financiadores extranjeros.


Subversivos de cuello y corbata
La conocemos bien, que dos siglos no pasan en vano. La actitud respondona—en su forma violentista, y dirigida a intimidar a sus adversarios, someterlos e imponerles sus recetas—se vio en las revoluciones francesa, mexicana, cubana, etc., cuyos extremos criminales son conocidos. La experiencia muestra que, cuando finalmente controla las instituciones culturales y cívicas, la progresía mueve cielo y tierra para procurarse una ciudadanía sometida y sumisa. A nuestra izquierda cultural le gustan los respondones sólo cuando estos agitan la bandera extremista.
Sin embargo, con la caída del Muro de Berlín, la izquierda cultural (que entre nosotros es conocida como “caviar”, y que domina ONGs, agrupaciones políticas, e instituciones públicas) se vio obligada a lavarse la cara. Para sobrevivir tuvo que cambiar del jefecito moscovita al patroncito neoyorkino, y aprender a desenvolverse en democracia. Como resultado, tenemos una nueva generación de subversivos de saco, cuello y corbata, pose civilizada, y aplauso internacional. Llevan más de 25 años aprendiendo de sus nuevos tutores cómo ser respondones dentro de la ley. Son ya casi tres décadas de entrenamiento para revolucionar nuestra cultura desde el seno de las instituciones democráticas. Aprendieron, por ejemplo, que hoy en día, infiltrar y subvertir requiere, primero, constituirse en élite alternativa (tomando universidades y medios de comunicación).

Leer más...

odio 3
Escribe: Manuel Aliaga Garfias.- Resulta revelador ver a nuestros amigos bienpensantes afectar sorpresa, airado escándalo y hasta “pena” cada vez que se tropiezan con un simpatizante de Fuerza Popular. Son como turistas de paso por tierras exóticas, ciudadanos de una civilización superior desterrados injustamente por los dioses a vivir entre salvajes.

Leer más...

vist
Escribe: Manuel Aliaga Garfias.-  Nuestra izquierda limeña tiene una vieja obsesión con Miraflores y San Isidro, y con sus residentes. Ella lleva ya varias décadas caricaturizándolos—es decir, burlándose nada menos que de sus padres y compañeros de carpeta, que buena parte de ella viene de esos distritos. Y lo hace del mismo modo que un chinchano, un huancaíno o un huachano desarraigado que rechaza visceralmente a sus paisanos y a su cultura. Son rezagos de una antigua rebelión adolescente—o complejo de culpa—que algunos en esa vieja izquierda más o menos “modernizada” no terminan de superar, por más que—como nos consta—traten. ¿Recuerdan aquella propuesta “progresista” de un viejo líder aprista de expropiar el Golf de San Isidro—nada menos—para darle un “uso público” y edificar ahí el nuevo local de la Biblioteca Nacional? ¿O la burla zurda al mitin que Mario Vargas Llosa lideró contra la estatización de la banca, que se reía de que la Plaza San Martín hubiese sido invadida por la pituquería miraflorina, añadiendo que la había dejado “oliendo a perfume francés”? Y no hablemos de esa vieja obsesión que nuestra izquierda tiene con el Club Regatas, ni de las risitas que en sociedad hoy le dedica al balneario de Asia.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *