Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 22 de Enero 2018


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

sali
Escribe: Manuel Aliaga Garfias.- Se trata de un libreto archi conocido: Un patita de la escena “moderna” local busca posicionarse en el exiguo mercado perucho (y, con suerte, en el internacional), y para ello lanza un producto “novedoso”, “atrevido” y “desprejuiciado” que excite la imaginación—y las ganas de gastar—de aquel público que se siente parte de “the cutting edge”. Podría haber sido una película “artística”, una novela “osada”, un poemario “erótico”, o algún otro bodrio “vanguardista”. Pero esta vez se trata, para variar, de un trabajo de periodismo de investigación. Y, también para variar, estamos ante una faena que tiene cierto mérito, lo que hay que reconocer y apreciar en su justa dimensión.

Pedro Salinas es conocido, entre otras cosas, como autor del insufrible “Al Diablo Con Dios: Manifiesto [sic] Contra el Poder de la Iglesia” (US$2.99 en Amazon Kindle – carísimo, considerando que es, básicamente, la misma columna repetida 64 veces). Esta vez, sin embargo, se ha esforzado un poco… no tanto en escribir, sino en reunir en un volumen, y con la colaboración de Paola Ugaz, algo bastante más importante que columnas de opinión viejas, malas (en la forma) y peores (en el fondo). “Mitad Monjes, Mitad Soldados” contiene 30 testimonios de personas que denuncian varios tipos de abuso—y otras cosas—que habrían ocurrido hace dos o tres décadas en un movimiento religioso de origen peruano, el Sodalitium Christianae Vitae.

En esta primera parte nos ocuparemos de Pedro Salinas y de la necesidad de ir más allá de la pose comecuras del autor para tomar en serio los testimonios contenidos en su libro. En la siguiente entrega nos ocuparemos de las denuncias, las víctimas y la respuesta debida a esta situación.

Pedradas

Hay algo manifiestamente repetitivo y obsesivo en las columnas de Pedro Salinas: una onda quiñada—dañada—a lo Jaime Bayly, una vocación de Sísifo, un rollo tediosamente monotemático y repetitivo. Y quien tenga ojos verá que ese algo basta para hacerlas sospechosas. En ellas el lenguaje es tan esforzadamente transparente que queda la impresión de que esconden algo terrible. No es en vano que en el prólogo al “Manifiesto” [sic] César Hildrebrandt afirme: “Nunca se es ex alcohólico. Nunca se es ex sodálite”.

Donde otros violentan sus pasiones por guardar las apariencias—declarando, como gran descubrimiento, obviedades del tipo: “no generalizar”, “en todo grupo hay manzanas podridas”, “no se debe juzgar a todo un movimiento por las acciones o inacciones de su fundador”, etc. —Pedro deja claro que lo suyo es una cruzada personal no sólo contra el Sodalitium sino contra “el catolicismo” en general… y contra Dios.

Para lograr atención Pedro usa una tarjeta de presentación de formato conocido y probadamente efectiva si de llegar a las almas impresionables se trata: “Yo sé de lo que hablo: Yo fui monaguillo-sodálite-seminarista-etc.” Lo que viene después también es conocido: el “entendido” de turno confunde sacerdote con laico consagrado, critica la “obligatoriedad” de un celibato por el que se opta libremente, atribuye la pederastia (o la efebofilia) al celibato, y confunde al Opus Dei con el Sodalitium. Luego, el sabihondo muestra desconocer la multitud de actores y fueros que existen en la Iglesia, y revela no tener ni idea de la razón de ser de esta diversidad de espacios—pero igual bloguea desenfrenadamente sobre la caricatura piramidal que embruja el vetusto imaginario que le dejó su paso por la universidad. A continuación, el “conocedor” diserta con la voz y el índice elevados sobre ‘la iglesia’ (en singular y minúscula), ignorante del grado de descentralización que en ella existe, y barriendo bajo la alfombra que la teología de la liberación también es parte de ese universo. Finalmente el opinólogo de cantina cierra con broche de oro diciendo un par de sandeces, tres siglos después de Voltaire, sobre las cruzadas y la Inquisición.

Uno los escucha y se pregunta, en verdad, qué clase de pertenencia tuvieron, en qué ocuparon su tiempo, qué aprendieron, o si de monaguillos segundones no pasaron. Pero no importa: el tuerto reina en ese país de “expertos” aspirantes a émulos del Boston Globe.

Hora de escuchar

Es verdad: cuando Salinas perora sobre el celibato… uno suspira. Cuando suelta alguna pachotada “iconoclasta” sobre el Papa, uno bosteza. Cuando se refugia en la inquisición, uno voltea los ojos. Pero nada de esto debe impedir que nos ocupemos del contenido puntual de los testimonios reunidos en el libro. Y no porque Pedro haya sido testigo de nada—él ha dicho hasta el cansancio que nunca vio ni sufrió ni perpetró nada (es decir, que haya sido miembro del MVC es, en verdad, irrelevante). El libro merece atención porque los testimonios contienen denuncias gravísimas.

Hagamos pues una pausa, respiremos hondo y reconozcamos que las cuestionables credenciales que Pedro exhibe con impúdico orgullo representan, para nosotros, una distracción—en verdad, una gran tentación en la que no hay que caer. Y recordemos que hasta el enemigo más hostil y furibundo puede prestarnos un gran servicio. La condición para que ese servicio sea de provecho es escuchar atenta y activamente, y saber discernir con calma—que no faltan quienes buscan oscurecer la cordura—dónde está la aguja de verdad entre los montones de paja con que desafortunadamente viene acompañada.

[ Fin, Parte I ]

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *