Buscar en LA ABEJA:

Jueves, 19 de Julio 2018


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

geerneer

Escribe: Manuel Aliaga Garfias.- Asisto de manera virtual a una conferencia en vivo que una universidad pública mexicana organiza sobre la “perspectiva de género” y su “transversalización” (es decir, sobre la implantación de esta ideología desde los organismos del Estado), y me encuentro con una copia casi idéntica de las discusiones que sobre conciencia y desigualdad “de clase” se daban en las universidades latinoamericanas hace tres y cuatro décadas. Son dos formas del igualitarismo radical, pero en ambas resuena ese viejo eco marxista, ese narcisismo ideológico que, con mueca indignada, ojos en blanco y vanguardismo ansioso, hace pasar moralina intolerante por “lucha por la igualdad”.


Gracias al providencial colapso del imperio soviético, tanto ruido, tanta marcha, tanto disfuerzo quedó en nada (salvo las miserias que siguen sufriendo cubanos y venezolanos). El rollo radical tuvo que reinventarse y sus embajadores hubieron de encontrar nuevas formas de sobrevivir. Hoy su imaginario se inspira en la Europa nórdica y occidental, y en (su idea de) los Estados Unidos. Es fácil entender por qué: Es de sus gobiernos y plutocracias que nuestros radicales locales reciben sencillo para el diario.


Llevadas de las narices
Mientras tanto, nuestras escuálidas élites (principalmente limeñas) mantienen la costumbre —en verdad, el acto reflejo—de mirar hacia el Atlántico norte y fascinarse ante cualquier novelería traída de esas latitudes. Pero si antaño desconfiaban de lo que venía de la URSS, Cuba y China, hoy se tragan con todo y zapato lo que llegue en inglés... aunque el contenido sea igualmente subversivo. A muchos les falta espinazo, convicción y perspicacia para darse cuenta del pase de mano que le están enyucando... y si lo ven, carecen de la costumbre, la imaginación y/o el coraje para ir contra la corriente.


La credulidad acrítica que ante la ideología de género hoy vemos en los sectores con mayor acceso a la información sí representa una diferencia importante con la situación que reinaba en tiempos de la Unión Soviética. “Mientras no nos toquen el bolsillo, que los vanguardistas rehagan la sociedad como les dé la gana”, parecen decir. “Total, si viene de Nueva York, ¿qué tan malo puede ser?”


Razones para la esperanza
Pero hay esperanza: Conferencias académicas como la que mencioné arriba nos recuerdan que en las aulas “progresistas” siempre se ha escondido, detrás de la grandilocuencia, mucho palabreo hueco e intrascendente. Sus publicaciones están llenas de negación de la realidad tal cual es (realidad que, tarde o temprano, se reafirma sola). Hay entre sus jóvenes promesas la misma fascinación pasajera por la moda del momento que uno encuentra en otros lados. Muchos cambiarán de opinión cuando tengan que ganarse los frejoles, o cuando se casen y tengan hijos, o cuando vean lo que sus camaradas más “consecuentes” terminaron haciendo con sus vidas. La falta de convicción, la confusión (emocional, moral o intelectual) y el interés puramente carrerista, también pululan en los círculos “de avanzada”. Cuando se agoten las fuentes de recursos de las que dependen, o soplen nuevos vientos en los cielos septentrionales, tendrán que reinventarse de nuevo, o desaparecer.


A seguir trabajando
Mientras esto sucede, emergen entre nosotros nuevos actores que ven con profunda desconfianza el esfuerzo de los iluminados por imponer su idea de progreso. Hay que estar atentos y reconocer a tiempo a estos nuevos actores, hacer presencia allí donde estén, escuchar sus preocupaciones, entablar diálogo con ellos, e incluirlos en cualquier respuesta con visión de futuro.


Tal como sucedió durante los años 80 y 90, es importante para los sectores moderados organizarse y buscar maneras de resistir la agresión del activismo progre, de contener su alcance, de neutralizar sus golpes, y de hacer control de daños, sabiendo que tarde o temprano sus bríos se disiparán. El tiempo juega en su contra. El caño tarde o temprano se cerrará y las cosas retomarán su cauce.


Es cierto que los poderes fácticos vienen moviendo sus piezas para marginar a la disidencia. Por eso, toca tener el coraje de hacer presencia precisamente en aquellos espacios (académicos, periodísticos, culturales) donde se quiere imponer la exclusión y el silencio. A la vez, habrá que continuar construyendo espacios propios que sean puntos de encuentro, reconocimiento mutuo, debate y propuesta. Todo esto debe hacerse con valentía, seriedad, persistencia y eficacia. Las generaciones venideras merecen que hagamos lo que nos corresponde.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *