Buscar en LA ABEJA:

Miércoles, 21 de Febrero 2018


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

viejodest564wrte7

Escribe: César Costa Aish.- Llegó a Ica a los 8 años de su Ayacucho natal, su madrina lo recibió en el barrio de las Mendoza, en la Pampa de Tate y lo crió prácticamente como un hijo, como se solía acostumbrar a mediados del siglo XX, cuando se recibía el compadrazgo de una persona. A los 15 años empezó a destilar “aguardiente” como lo llama él junto a su madrina, Rosa Victoria Mendoza, hija de Etelvina y hermana de Julia Francisca, en el antiguo barrio de las Mendoza muy cerca de Pachacutec, en Ica

Leyhuacc creció en las dunas, entre parrales y Huarangos, cultivando y cosechando uvas y pan llevar (menestras). Cuando tenía poco más de 20 años en el 58, en el gobierno de Manuel Prado se enroló al ejército “para servir a la patria” como se lo escuché a este personaje que lleva la piel curtida por el sol de Ica a sus 82 años de vida. En su regimiento de 500 hombres había quedado como el tercer mejor tirador y quería enrolarse a la extinta Guardia Republicana y se lo dijo a su madrina, quien le dijo “Ramoncito mejor vente a trabajar a una Ferretería que voy a poner en Ica” y Ramón por cariño y afecto a su madrina le dijo “ya madrina”, pero después la madrina se olvidó de ello y Leyhuacc siguió acompañándola durante cada año al momento de destilar su “aguardiente” y “no lo que hoy llaman Pisco –dice-, antes el grado era alto, hoy el Pisco es diferente” dice Leyhuacc, mientras conversamos al pie del alambique que lleva pintado en un muro los años de la destilación de los 1950’s en inicios de los 60s y las iniciales JFM (Julia Francisca Mendoza) y va controlando la caída de lo último del cuerpo antes de cortar la cola.

viejodest26wert

Leyhuacc siente que aún falta destilar un poco y su nieto, el hijo de la tercera de las hijas de Leyhuacc, acompaña al abuelo y va a aprendiendo los secretos que el viejo quemador aprendió de Rosa Victoria, hermana de Julia Francisca, quienes a su vez lo aprendieron de Etelvina, quienes solían comprar a los agricultores las uvas, “antes había buena uva en el campo, hoy se está perdiendo, la gente traía la uva en canastas de la chacra sobre un burro y la madrina como se lo enseño su mamá lo compraba, había buena quebranta, rica Italia, moscatel, casi no había torontel” dice el viejo mientras le indica al nieto que traiga el mostímetro para medir el corte. Y le pregunto “¿porque usa el mostímetro si usted lleva 60 años destilando?” “Más de 60 –me dice-y claro que sé el oficio, lo he aprendido en esta Bodega con los años pero los termómetros ayudan también, y facilitan mi trabajo”, y mientras converso con el viejo Leyhuacc y lo observó pienso en un hombre mayor que conocí de niño, y en la bondad y humildad que irradia la gente del campo en Ica, es gente sana sin la malicia de Lima, sigo pensando, mientras Doña Carmen, dueña de la bodega va tomando fotos a Leyhuacc, Ramón, Mauro Ramón Leyhuacc, antiguo quemador de leña de la zona de Tate, de esos de los que casi no hay porque la gran mayoría usa gas en estos días para la destilación.

eleleviejodest

Ramón me pide un ratito porque tiene que controlar el corte con su nieto y me siento con Carmen a quien le preguntó “¿Cómo encontraste a Ramón?” “¿Cómo así se conocieron?” y Carmen se ríe, “es de película y en realidad fue un reencuentro” me dice. “Un día llegue a Ica a ver un terrenito que mi marido había recibido de su madre, Julia Etelvina quien era la sobrina de Rosa Victoria, la madrina de Ramón. Queríamos construir una casita de campo pequeña, para relajarnos de Lima los fines de semana y vine a ver el terreno que era pequeñito y mientras caminaba me encontré con Ramón, nos saludamos, nos abrazamos, conversamos y me enteré que el primo de mi esposo estaba vendiendo la bodega de la familia y me la ofreció e hice una locura sin consultar con mi esposo”. “¿Qué hiciste?” le pregunte. Compramos la antigua Bodega de la Familia que data de antes de 1840 y nos pusimos a trabajar y le dije a Ramoncito que fuera nuestro maestro destilador y así fue, y desde entonces no hemos parado. Cuando estamos en destilación el jefe es Ramón quien aplica todo lo que ha aprendido de Rosa Victoria quien a su vez aprendió de Etelvina, o sea, lo hacemos como siempre se ha destilado en esta Bodega de Familia, donde también destilaba el tío Ismael Orellana, antiguo catador iqueño, quien fue miembro del FBI, un maestro de la cata muy querido y respetado, solo hemos incorporado con los años la asesoría de Jimmy nuestro enólogo”.

Cuando escuché el nombre de Jimmy pensé en Alfredo Bryce y en Paracas, en la bahía de Pisco, mientras fumo un cigarro por la noche bebiendo una copa de Pisco Quebranta, un purito como le decían los antiguos, y pienso “que rico Pisco” mientras observó cómo Ramón le sigue indicando al nieto como hacer las cosas y voy pensando en “Baby” Schiaffino, otro personaje ficticio de Bryce, entrando al Country a tomar un trago y en el cuento de Bryce “Con Jimmy en Paracas” donde el padre del amigo de Jimmy le ofrece un trago a Jimmy en sus cortos doce o trece años y pienso en el muro con las iniciales de JFM (Julia Francisca Mendoza) y la década del 50 y 60 en Zavalita y en Conversación en la Catedral de Vargas Llosa, ambientada en esa época del ya caduco siglo XX, que se ven reflejados con los años anotados en ese muro donde Mauro Ramón Leyhuacc, el viejo Leyhuacc para mí, Ramoncito para Carmen o el abuelo para sus nietos, le entrega su espíritu, su alma, corazón y vida, como si fuese una canción de peña al espirituoso que va cayendo de la puntaya en el recipiente de acero inoxidable, y voy viendo como un viejito de 82 años ha aprendido por sapiencia y expertise a dominar el calor para destilar con la leña del Huarango desde hace más de 60 años como se lo enseñó su madrina, la hija de Etelvina, y hermana de Julia Francisca, madre de Julia Etelvina.

Entiendo entonces los poemas que los viejos pisqueros le dedican al Huarango que recoge Gustavo Tataje en su libro de “Alegorías al Pisco” y entiendo porque el Pisco “Don Reynaldo”, es tan exquisito y porque lo va destilando Ramón Leyhuacc con paciencia, con cariño, con amor a su madrina y su familia, la que lo crió desde los 8 años, a quien quería como una madre y que no le dijo nada la noche que Ramoncito se metió su primera tranca con cachina a los 18 años “Me metí en silencio para que mi madrina no me resondrara, si me agarraba se iba a molestar así que calladito nomas, me metí por el techo, por atrás y al día siguiente no me dijo nada, si me agarraba seguro me daba chicotazo, en esa época te corregían con sarmantincito” me dice Leyhuacc, mientras brinda conmigo con una copa de Pisco al pie de los Huarangos que va a usar en la siguiente destilación.

Mientras brindo con él lo miro y me acuerdo de la vieja casa grande donde había un jardín que un hombre muy parecido a Ramón cuidaba y cada vez que llegaba tocaba el timbre de la casa y yo corría presuroso a abrirle la puerta y me decía de niño “Hola gringo”, “hola” le respondía mientras veía como cuidaba el jardín con las plantas que había dejado mamá en la casa y mientras brindaba años después con un pisquito y un hombre parecido a él, veía mi reloj y pensaba en lo que alguien dijo con sabiduría esa tarde “lo único que no retrocede es el tiempo” y mientras se hacía tarde para regresar a Lima veía como el nieto trepaba por un muro, quizás como lo hizo alguna vez su abuelo para que la madrina no lo viera entrando en tranca a la casa humilde del barrio de las Mendoza, y le digo al nieto, “tómame una foto con tu abuelo por favor para retratar este momento, es un honor tomar un Pisco al lado del viejo Leyhuacc” le digo y Ramón sonríe con su viejo y ancho sombrero de paja que lo protege del sol del campo en Ica. “Gracias Don Ramón” le digo “De nada pero no entiendo porque” me dijo y yo le digo “es que conversar con usted es un lujo, porque puedo haber leído varios libros, con muchas fotos, haber estado en muchas vendimias y destilaciones pero usted es de una estirpe que queda poca y es como el personaje de la película Joya del Nilo y este Pisco una joyita de Tate, como lo son muchos en Ica, y este momento único al lado de los Huarangos”.

Antes de salir nos invitan un lonche con pan de leña y queso fresco del campo, y Ramón está ahí frente a mí, recordando a su madrina con su humildad y su sencillez, compartiendo en la mesa acompañado de su nieto quien va aprendiendo del viejo los secretos para destilar y le digo “nunca pierdas la sencillez eso es una virtud que demuestra la grandeza de la gente”, mientras las damas nos acompañan con el café y el pan de leña sigue estando caliente en el campo de Ica y le pregunto a Doña Carmen su segundo apellido y pienso en otra novela de Bryce. Me despido de Ramón Leyhuacc y su nieto, mientras emprendo la ruta a Lima que es larga y tengo que conversar aun con Jimmy en “el Quinde”. El Jockey Plaza de Ica

Jimmy Peña, el enólogo que asesora a la Bodega Moquillaza me dice tomando un café por la noche antes de regresar a Lima, “es que Ramón tiene paciencia y cariño para lo que hace, aplica toda su sabiduría, todos sus años y su paciencia, son horas que le dedica destilando con el calor de la leña en el alambique de la familia y ya son pocos los que destilan así, hoy casi todos destilan usando gas, ni hablar de los Piscos Industriales, que tiene que seguir parámetros y estándares diferentes, casi todos usan levaduras exógenas y muy pocos aplican la deionización al Pisco y por eso muchos son alcohólicamente agresivos en nariz”. “¿Que es la deionización Jimmy?” le pregunto: “Es un proceso especial para reducir metales que por el proceso de destilado en el alambique pueden aparecer en el Pisco, lo normal es el cobre, porque los alambiques son de cobre, pero hay muchos que han sido reparados con estaño y plomo y estos metales aparecen en análisis, entonces para eliminar los mismos se pasa por este proceso sino estarías envenenando a la gente, y es un proceso caro, y los piscos de grandes volúmenes por su costo a veces no lo pueden hacer, pero los piscos de pequeñas producciones si lo hacen y por ello también son menos agresivos en nariz, menos alcoholizados” “¿Es un secreto entonces?” “No, es parte de un proceso y destilación responsable, sino DIGESA no te daría su visto bueno”, mientras reparo en lo que me dice Jimmy que se formó en el Citevid desde el año 2001 y ha asesorado a diversos Piscos, llego al Soyuz.

Me despido de las damas y me voy con la imagen de Leyhuacc en la mente, viéndolo llegar a sus tiernos 8 años de su natal Ayacucho, con la historia de esta bodeguita, casi oculta al fondo de Tate, cerca de la pampa, de una historia digna de una novela y que empezó con Etelvina Mendoza de quien se dice salvó a muchas mujeres en Ica con pisco de la crueldad del ejército invasor durante la Guerra con Chile, de sus hijas Rosa Victoria y Julia Francisca, y de su nieta Julia Etelvina Orellana Mendoza, y que en el mes de Abril, sus piscos “Don Reynaldo” y “Doña Etelvina”, serán el Pisco del mes en el Hotel Country Club de Lima, y ellos en algún momento de brindarán por Etelvina, cuyo nombre de raíces germánicas significan fiel y noble, y fue ella quien empezó y enseñó a destilar el Pisco a sus hijas y que el viejo Mauro Ramón Leyhuacc aún sigue destilando como lo aprendió de su madrina y brindando en mulita…como antiguamente fue y es un verdadero Pisco Artesanal de lo cual quedan pocos en épocas donde hoy muchos son “destiladores” o “master destiller”, así se hacen llamar, mientras un anciano lleva la sabiduría de toda una vida destilando Pisco, quemando leña en centenares de destilaciones, con la pericia que se gana con los años no pierde la sencillez y es un verdadero “maestro quemador de leña” de esos que ya casi no hay y son característicos del verdadero Pisco Artesanal y como le dije al viejo Leyhuacc, antes de partir a Lima y hacer el ultimo brindis con Ramón y sus 82 años de vida, y me fui pensando que cuando llegó al barrio de las Mendoza aún no se había creado el distrito de Pachacutec, que la Pampa de Tate hoy es simplemente Tate y que el Barrio sigue estando ahí en el mismo lugar al que llegó Mauro Ramón Leyhuacc, el ultimo quemador a leña del barrio de las Mendoza en Tate por eso al despedirme en el último brindis le dije: ¡¡¡Salud Maestro!!!

cesarvielo

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *