Buscar en LA ABEJA:

Domingo, 15 de Julio 2018


Frase Cabecera 245px

Cabecera Santiago

retirada virgen del

Escribe: Pedro Luis Llera.- El 30 de septiembre, el Ayuntamiento de Langreo retiró la imagen de la Virgen del Carbayu del Consistorio. La Virgen María molesta, estorba a los que odian a Cristo. Siguen queriendo matar a Nuestro Señor. Lo quieren seguir crucificando. Y María representa la obediencia a Dios, la humildad, la fidelidad a Cristo hasta las últimas consecuencias. Se presentaron 5.482 firmas contra el acuerdo plenario de hace unos meses, cuando los concejales de IU, Somos (Podemos), PSOE y Ciudadanos, es decir, 18 ediles de 21, votaron a favor de quitar la imagen del altar que tiene en la Casa Consistorial langreana. Tomen nota de quiénes votaron a favor de retirar la imagen de la Virgen. En las redes sociales – ese estercolero – algunos decían que menudo follón habían montado algunos por retirar un trozo de madera del Ayuntamiento. El problema es que ese trozo de madera representa a nuestra Madre. Y a sus hijos no nos gusta que insulten a nuestra Madre. Ni que la desprecien.

 

¿Por qué les molesta hoy la Virgen María a los poderosos? Porque en 2016, nuestra Madre Santísima tiene más capacidad de arrastre que cualquier partido político. Vayan si no a cualquier santuario mariano y juzguen ustedes mismos.

 

Normalmente, cuando se habla de la Virgen, se escuchan discursos dulzones, ñoños y un tanto empalagosos. Se recurre a los piropos y a las alabanzas hacia nuestra Madre, ensalzando sus virtudes, su belleza y su santidad. Y es normal: cuando se quiere a una Madre, lo natural es que las palabras se llenen de dulzura y amor filial.

 

Yo no voy a ir por ese camino. Como educador que soy, quiero reflexionar con todos ustedes sobre lo que la Santísima Virgen María nos enseña hoy. Porque María es madre y como tal, educadora. Son las madres y los padres quienes tienen la principal responsabilidad de educar a sus hijos. Son los padres quienes enseñan a sus hijos lo que está bien y lo que está mal, lo que se puede hacer y lo que no. Los padres y las madres son quienes nos ayudan a crecer; son ellos los que nos alimentan, nos cuidan, nos aman. Porque sin amor el ser humano no es capaz de crecer. La principal escuela de amor es la familia. Porque en la familia es donde podemos ser lo que realmente somos: sin caretas, sin disfraces, sin postureos. En la familia, nuestros padres nos quieren porque simplemente somos sus hijos. No tenemos que hacer méritos para que nos quieran; no tenemos que ir de nada para que nos acepten. Los padres no amamos más a nuestros hijos porque sean más guapos o más feos, más listos o más torpes; porque saquemos mejores notas o peores. El amor de los padres hacia sus hijos es un amor incondicional. Mamá me quiere simplemente porque yo soy su hijo. Y punto. Y cualquier madre y cualquier padre daría su vida por sus hijos si fuera necesario. De hecho lo hacemos. Cada día nos desvivimos, madrugamos, trabajamos y nos sacrificamos para sacar adelante a nuestros hijos. ¿O no?

Leer más...

7365595608 ed27395067 z1

Escribe: Pedro Luis Llera.- Corría el año de 1227 cuando, en Rimini, San Antonio de Padua fue desafiado por un hereje:

 - ¿Por qué no hacemos una apuesta? Tendré encerrada por tres días una de mis bestias y le haré sentir el tormento del hambre. Luego de tres días, la traeré aquí, delante del público y le enseñaré su comida. Tú estarás al frente con aquello que tú consideras el Cuerpo de Cristo. Si la bestia, despreciando el forraje, se apresura a adorar a tu Dios, yo me convertiré a la fe de tu Iglesia.

San Antonio aceptó el reto y el día acordado salió a la calle con el Santísimo en la Custodia y, dirigiéndose a la mula, le dijo:

 - En virtud y en el nombre de tu Creador, que yo siendo indigno, lo tengo en mis manos, te digo y te ordeno: avanza con prontitud y rinde honores al Señor con el debido respeto, para que así los malvados y los herejes comprendan que todas las creaturas deben humillarse delante de su Creador, a quien los sacerdotes tienen en sus manos en el altar”.

Inmediatamente, el animal, rechazando el alimento del patrón, se acercó dócilmente hacia el religioso, dobló las patas delanteras ante la Hostia y permaneció así, reverentemente. Y el hereje se convirtió.

Yo soy muy burro, pero hasta los asnos como yo se arrodillan ante el Señor.

Leer más...

17

Escribe: Pedro Luis Llera.- Empezamos, hace ya muchos años, por desechar el concepto de “pecado”. Lo que antes era pecado, ahora ya no lo es. Así que no hay que confesarse. No hay necesidad. No hacen falta confesores ni confesionarios. Y empezamos con celebraciones comunitarias del sacramento de la reconciliación con absoluciones generales una vez o dos al año: por cuaresma, en adviento… Y poco más. Se han abolido los mandamientos de un plumazo. Dios es tan bueno y tan misericordioso que, ¡cómo va a condenar a nadie! Dios lo perdona todo y sin necesidad de pedirle perdón. O en todo caso, yo le pido perdón directamente a Dios sin necesidad de pasar vergüenza delante de un sacerdote en un confesionario y listo. Triunfa Lutero cuatro siglos después de Trento.

Si no hay pecado y Dios perdona a todos siempre, obviamente, ya no tiene sentido hablar del Infierno o del Purgatorio. Y por supuesto, el concepto del “santo temor de Dios”, ¿qué sentido tiene? Ninguno. Ni tiene sentido tampoco hablar de sacrificio o de redención. Cristo no murió para pagar con su sangre el precio de nuestra salvación. Su muerte fue en balde. Cristo murió por causas políticas y religiosas, como ha ocurrido y ocurre con tantos represaliados políticos a lo largo de la historia hasta hoy.

Y si no hace falta confesarse ni el pecado existe en la práctica, tampoco necesitamos la gracia de Dios. Todos nos vamos al cielo directamente. Sólo hay que ir a los funerales para comprobar lo rápido que es ahora el proceso de canonización de los difuntos.

Leer más...

cristianos ateos1

Escribe: Pedro Luis Llera.- En los últimos siglos, la filosofía y las ideologías nos han vendido toda clase de utopías. Se nos dice que podemos alcanzar la felicidad y un mundo justo si aplicamos sus recetas. Y mienten.

El liberalismo nos dice que la libertad individual, la igualdad ante la ley y el libre mercado capitalista son el camino. Nos cuentan los liberales que el hombre puede hacerse a sí mismo, que debemos ser emprendedores, que podemos alcanzar el éxito personal y profesional si somos creativos y nos lo proponemos. El sueño americano del hombre que empieza de portero del banco y acaba dirigiéndolo es un engañabobos que sólo genera frustración, fracaso y desesperación. El liberalismo nos conduce a un individualismo feroz donde todo vale con tal de llegar a la cima y alcanzar el éxito. Da igual que les tengas que pisar la cabeza a quienes se interpongan en tu camino. Todo vale. El antropocentrismo soberbio pone al hombre en el lugar de Dios. Nos endiosa y nos convence de que el bien es lo que nos conviene a cada uno en cada momento; y el mal, todo aquello que nos impide disfrutar, triunfar, llegar a lo más alto. Por aquí llegamos a una sociedad sin moral; a la dictadura del relativismo: todo es relativo y subjetivo.

Leer más...

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra MundumCol genealogia peruana
Columna Navegando
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Mirada legalCol 04Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe LaddCol dardo en el blanco
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol ElvisCol Homenaje RecuerdoCol 01
Col A tempo
Columna 14
Col La otraCol 02Col B CriolloCol Peruano AColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col CEPCol ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol boliviano
Extranjeros 02
EXTRANJEROS LechinCol Rusa sin BanderaExtranjeros 04Col Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10

Si desea...

Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *