Buscar en LA ABEJA:

Lunes, 18 de Febrero 2019


Frase Cabecera 245px

Vinaora Nivo Slider

ferrera

Escribe: Fernando Salgado.- Estamos a la mitad de la Feria que podemos ver gracias a la magia de la televisión por cable. Es la segunda prueba en este inicio de temporada en plaza de primera. En esta primera semana se ha visto de todo y aquí se los cuento.

El jueves 27 de Abril se programó un cartel con los jóvenes emergentes José Garrido, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín con toros de Torrestrella bien presentados y de variado juego. Lo bueno que tuvo el encierro es que fueron encastados aunque con disparidad en cuanto a fuerzas.

A Garrido le tocó en primer lugar un toro con pocas fuerzas que no le permitió el lucimiento pero el cuarto fue el mejor del envío y aunque le cortó una oreja debió apretar más para cortar las dos. La faena estuvo lleva de detalles pero poco profundo en el toreo. Se reclama siempre que los jóvenes requieren de los toros que se muevan y den emoción, pues este lo fue y no lo aprovecho del todo. Hay que resaltar de este torero lo bien que maneja el capote, con soltura y naturalidad.

Álvaro Lorenzo hizo una buena faena en el segundo que fue noble pero la espada la manejo realmente mal y perdió una oreja. Con el quinto que tuvo la complicación de acortar sus viajes y derrotar no pudo solucionar el problema por no templarlo.

Mientras Ginés Marín pecho con el peor lote pero tampoco acertó en el planteamiento de sus lidias. Parece que le traicionaron los nervios y las ansias de estar bien. Fue enganchado y desarmado por el tercero tanto con el capote como con la muleta lo cual perjudicó al astado. El sexto tenía buena condición pero se fue a menos muy pronto. Ginés insistió con él alargando el trasteo innecesariamente.

Al día siguiente un cartel de los más rematados del ciclo con Morante de la Pueble, El Juli y Alejandro Talavante que lidiaron ganado de Domingo Hernández y Garcigrande que parece confundió trapío con peso. Tres de ellos pasaron los 600 Kg. Dieron mal juego parándose y sacando mal estilo y hasta guasa.

Morante y Talavante lo intentaron con su lote pero fue imposible el lucimiento. Algo se le vio en su intento por sacar partido a Talavante con el tercero al que aguantó miradas y frenazos. Mientras el toro tuvo algo el extremeño le sacó partido pero se paró pronto.

El Juli dio clase de maestría tanto con el capote que maneja cada día mejor y la muleta poderosa y templada de mano baja. Con el quinto realizó una faena en la logró someter al astado sacándole todo lo que tenía dentro por ambas manos. Aunque tardo el toro se entregó al buen trazo de los muletazos. Realmente fue una faena que casi nadie veía salvo el mismo Julián. Para mi esta faena era de dos orejas si no falla con el descabello. Compacta faena realizo al tercero pero falló con el estoque.

José María Manzanares realizó lo más destacado de la cuarta de abono. Estuvo acompañado por Enrique Ponce en su única comparecencia en la Maestranza este año y López Simón con toros de Juan Pedro Domecq que flojearon sobre todo el lote de Ponce que llegaron a la muleta totalmente agotados y parados. Con ese material el maestro de Chiva nada pudo hacer por mayor suavidad y temple que empleó. Decepción en el diestro y en todos los que fueron a verlo Manzanares tiene un empaque especial y llega a los tendidos rápidamente. Su primero se movía encastado, un toro para apostar.

Anduvo dubitativo al principio hasta que logró faena en series cortas pero de mucho sabor y torería sobre todo por el derecho porque por el izquierdo no se confió luego de una colada. Al quinto le realizó otra faena del mismo corte pero más entregada. A ambos les cortó una oreja luego de matarlos en la suerte de recibir magistralmente. López Simón se empeña en un toreo encimista sin importarle las características de los toros que le tocan en suerte. El tercero era noble pero había que darle su espacio para desarrollar su condición y sacara su fondo. Ligó muletazos por ambas manos engarzándolas con los pases por la espalda y pases de pecho. Cuando ya la faena estaba hecha se puso de rodillas y los aficionados le recriminaron. El toro que más se movió y transmitió de la corrida fue el sexto al que López Simón hizo la misma faena encimista. Bien al principio rápidamente quiere meterse entre los pitones y eso le recriminaron desde los tendidos porque era un toro para estirarse y torear largo, La división de opiniones se escuchó durante el trasteo. Este toro se le fue completo por plantear mal la faena. Tiene otra tarde en el abono, veremos si corrige lo de esta corrida.

Esperábamos la corrida de Victorino Martín luego que el año pasado enviara una corrida memorable con el indulto de “Cobradiezmos”. Pues no defraudo, al contrario, el encierro tuvo de todo en bravo y encastado con una terna que se empleó a fondo para sacar partido a cada uno de los toros. Fueron tres horas de espectáculo en que nadie se aburrió y más bien se respiró ambiente de tensión y admiración.

Antonio Ferrera ha reaparecido luego de dos años apartado de los ruedos por una lesión pero se le ve de lo más fresco, puesto e inteligente con todo el oficio que le da los años delante de los toros. El manejo del capote sobre todo en los quietes fue superior. Con las banderillas excelente sobre todo en un par al quiebro que el toro le vino nadando, aguantó impávido y le marcó la salida en un palmo, angustioso par que salió bordado. Su primero tuvo dificultades y se acabó pronto defendiéndose. Ferrera le plantó cara y le sacó muletazos de mucho mérito a pesar del viento.

Lo mejor vino en el cuarto, un toro encastado que se revolvía rápidamente buscando muleta. Difícil por lo incomodo de la embestida le fue cogiendo el sitio hasta que ganándole un paso le dio dos series de mucho mando y exposición. Toda la faena tuvo un mérito importante por cómo se jugó limpiamente la voltereta. Le dieron la oreja pero visto lo hasta ese momento había ocurrido en la Feria era de dos.

Escribano le tocó el toro con más peligro que hizo de segundo, Pero tuvo al mejor, el quinto al que toreo al ralentí tal como eran las embestidas del cornúpeta. Nada fácil ver pasar esos pitones encastados tan lentamente frente a tus piernas. Perdió trofeo por el descabello.

Ureña es un torero fino, clásico pero valiente y con mucha verdad en su toreo. Realizó una estupenda faena al tercero por naturales y derechazos en redondo cargando la suerte siempre de bello corte cortando una oreja y se jugó la cornada con el incierto sexto. Gran tarde se vivió en Sevilla.

Pronto les contaré lo que sigue de Feria de Abril en Sevilla.

Col arriba
Correccion Disenso
Columna Contra Mundum
Columna PinceladasCol 002
Columna 09
Columna Patrimonium
Columna 11Col Dario Enriquez chico
Col Manifesto
Col morrocotudo
Col Ganzalez
Col A primera vistaCol 001Columna Pepe Ladd
Col El higadoCol Libertad bajo palabraCol Elvis
Col A tempo
Columna 14
Col 02Col B CriolloColumna 16Correccion Sin sendero
Col Aldea VCol 05Col Desde el solar trujillanoColumna 17Col ENTREVISTASCol Varios

EXTRANJEROS TITULO
Extranjeros 01Correccion Pensando en voz altaCol bolivianoEXTRANJEROS LechinCol Cubano 06Correccion Agustin LajeExtranjeros 05
Extranjeros 06
Extranjeros 07Col Venezuela futura
Extranjeros 08
Extranjeros 09Correccion Carlos Sanchez BerzainCol 03 CubanoExtranjeros 10