Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lo curioso del caso vivido es que tras el incidente que ella protagonizó en su programa a expensas nuestra, al terminar el bloque en el que nos tocó atestiguar su histriónico desempeño, fue la propia ofensora quien se nos acercó a pedir disculpas, y en señal de concordia acabamos tomándonos una foto todos juntos para dar por finalizado el mal rato que ella generó.

Si bien no fue la voluntad de ella darle popularidad a la obra que venimos a presentar al Perú (“El libro negro de la nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural”), mucho le agradecemos su bulliciosa intervención, puesto que la misma masificó el interés del lector peruano en la obra que ella paradojalmente pretendió acallar.